Columna de Alfonso Lessa

La solución “menos mala”: En el FA crece el aislamiento de Sendic

La solución “menos mala”: En el FA crece el aislamiento de Sendic
AdHoc Fotos

El senador suplente Carlos Baraibar, dirigente de vasta experiencia que fue secretario político del general Líber Seregni, dijo el viernes en La Mañana de El Espectador que con el caso Sendic, el Frente Amplio vive una de las mayores crisis de su historia, sólo comparable con la ruptura de 1989 cuando la lista 99 y el PDC dejaron la coalición.

Se puede estar de acuerdo o no con la comparación pero en todo caso muestra la dimensión de la crisis en el oficialismo y el modo en el que la están viviendo y procesando los dirigentes de la coalición, tanto en lo interno, como en la discusión pública.

Por lo pronto el caso siguió siendo uno de los principales focos de la agenda política y seguramente lo seguirá siendo mientras no se resuelva, lo que aumentará el desgaste para el Frente Amplio. Este es el principal temor de muchos de los dirigentes y varios de los sectores de la coalición: la exposición a un costo político que ya trasciende por completo al vicepresidente y lo que va quedando de su sector, la lista 711.

 

MENSAJES CLAROS

La semana, otra vez, fue abundante en gestos políticos que exhibieron un creciente aislamiento del vicepresidente, esta vez con pronunciamientos muy sugestivos del presidente Tabaré Vázquez y del ex presidente José Mujica. E incluso la aparición de un grupo de referentes la generación de 1983, creadora entre otras cosas de ASCEEP, que solicitó a Javier Miranda la publicación del fallo del Tribunal de Conducta Política sobre Sendic. El reclamo recoge firmas de apoyo de manera incesante en Internet.

El presidente Vázquez cada vez que ha hablado del tema, más allá de la defensa ante el presunto “bullying”, ha sido contundente, casi demoledor. Esta vez, en una entrevista con el semanario Búsqueda, recordó que él mismo compareció en 1996 ante el Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, que aprobó un fallo a su favor, y dijo que si no hubiera sido así, hubiera renunciado. “Si, si no, yo me hubiera ido”, dijo de manera concluyente. Ante la situación que vive Sendic, el paralelismo resultó muy claro.

Vázquez definió la situación como “delicada, institucionalmente hablando” e insistió en que habrá que esperar el fallo del Tribunal de Conducta Política y la actuación de la Justicia. Como contrapartida, no refirió a la necesidad de esperar una decisión del Plenario, que parece ser la estrategia de Sendic.

El mencionado Baraibar expresó una postura similar: dijo que lo mejor sería evitar que el tema se definiera en el Plenario, y que después de conocerse el fallo del Tribunal de Conducta Política, si fuera contrario a Sendic, este diera un paso al costado. Esa sería, explicó el dirigente de Asamblea Uruguay, la solución “menos mala”.

 

¿”EXTREMAUNCIÓN”?

El jueves fue un día agitado, de reuniones entre dirigentes del más alto nivel que procuraron una salida para el tema. Y Mujica, que participó de esas conversaciones y reveló que conoce el fallo, pareció darle la “extremaunción” a Sendic.

Preguntado acerca de si apoyaba al vicepresidente, sostuvo: “yo apoyo al Frente Amplio”. Y añadió que "no se muere nadie. Habrá alguna lágrima y a empezar de nuevo", Otra figura clave del MPP y del gobierno, el ministro del Interior Eduardo Bonomi, avanzó en la misma línea, asegurando que si el Tribunal fallara que en su contra también dejaría el cargo. "Tendría que ver cómo es, pero creo que en principio sí”.

 

RESISTENCIA

En un camino absolutamente distinto, desde la lista 711 se hizo saber que Sendic seguirá en su cargo hasta que se pronuncie la Justicia. E incluso hubo advertencias hacia el interior del oficialismo acerca de los tres diputados y dos senadores que tiene el sector, lo que generó gran malestar entre dirigentes de otros grupos. El mensaje fue obvio: si tocan a Sendic tocan a todos.

“Acá no son cuestiones individuales. Estamos hablando de cuestiones colectivas. Nosotros respaldamos al compañero, y de la vicepresidencia no va a renunciar. Aparte no somos un sectorcito. Somos de los más votados, tenemos una bancada parlamentaria fuerte” sostuvo el diputado Felipe Carballo.

El diputado frentista de Maldonado Darío Pérez, calificó la postura como un chantaje.

En medio de esta crisis, se agregó otro dato: las periodistas Patricia Madrid y Viviana Ruggiero informaron que el senador Leonardo De León de la 711, realizó gastos por $ 858.658 y US$ 31.000 con tarjetas de Alur durante mayo de 2011 y junio de 2015, mientras estuvo al frente de la subsidiaria de Ancap.

Tanto en el Frente como fuera de la coalición, se especula con que Sendic quiere mantener sí o sí la inmunidad parlamentaria, ante las investigaciones que lo involucran por sus gestión en ANCAP. Durante la semana, precisamente, faltó por segunda vez a una citación de la Comisión Investigadora por la Regasificadora.

Las posiciones están claras: por una parte crece en el Frente Amplio la idea de preservar a la coalición aún al costo de la renuncia de Sendic, mientras este y su lista apuestan al Plenario y a estirar los plazos hasta que se conozcan los fallos de la Justicia.

Registro

Suscripciones:
×