Entrevista en La Mañana

Lacalle: “Astori debe llamarse a un piadoso silencio", es el más responsable de estos 12 años

Lacalle: “Astori debe llamarse a un piadoso silencio", es el más responsable de estos 12 años
El Espectador

El ex presidente, Luis Alberto Lacalle, criticó al ministro de Economía, Danilo Astori y dijo que “debe llamarse a un piadoso silencio, porque es el más responsable de todos los dirigentes frentistas de lo que sucedió en estos 12 años. Dice que cuando era vicepresidente no tenía influencia en las empresas públicas, pero hay que tener voluntad también y enfrentar”.

Entrevistado en La Mañana de El Espectador, Lacalle opinó también sobre el presidente Tabaré Vázquez y utilizó una comparación entre su gestión y la tarea de los paseadores de perros.

“En este segundo período de mandato Vázquez se encontró con que las cosas estaban peor de lo que creía, y ya no tiene el poder que tenía en su primer mandato, que era un símil de un paseador de perros, que llevan diez perros y no se pelean. Vázquez llevaba todos los grupos del Frente que hoy en día está muy socavada. Los perros comenzaron a gruñir y a tirar para diferentes lados”, opinó el entrevistado.

También contó que ve muy bien a la oposición ya que “frente al muro de las mayorías absolutas del Parlamento la oposición hacía lo que podía”. En referencia al Partido de la Gente cree que no debilita a la oposición, y alegó que cuantas más opciones electorales haya es mejor.
Lacalle presentó ayer su libro “América Latina, entre Trump y China, el cambio esperado” de la editorial Aguilar, en el cual hace un análisis sobre la situación actual de Latinoamérica, y cómo influyen Donald Trump y China en la región.

El ex presidente dijo que este es el momento para dar por liquidado el Mercosur ya que “Brasil está desbandada y necesita impulsar su economía para ver si sale. La política interior y comercial de Macri no es buena, tiene mucho proteccionismo. Sería el momento ideal para que los países chicos (Paraguay y Uruguay) forzaran o que los cinco hiciéramos arreglos con China o que se nos permitiera negociar”.

El entrevistado opinó que la posición de un país chico debe ser estar dispuesto a negociar con quien sea. “Yo abogo o por su desaparición, que no es fácil, o que haya un cambio interno adecuándolo más a lo que nos interesa. Con los dos vecinos mal no es fácil para el Uruguay. Además, hay que bajar los costos del país, porque podemos abrir el mercado pero no somos competitivos. Si Estados Unidos abre el comercio para lo que nos interesa vamos arriba, si China ofrece invertir en el ferrocarril vamos arriba, pero no hay que creer que alguno de ellos es un filántropo, no nos vienen a regalar nada. Tenemos que tratar de llegar a todos los mercados”.

El libro tiene como hilo conductor tres episodios que cambian la perspectiva de América Latina. Estos son la muerte de Fidel Castro, la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y el avance de China sobre la región.

Lacalle contó cómo surgió el libro. “Nunca se me había ocurrido escribir sobre otra cosa que no sea política. Un día comencé a idear una columna con este tema, pero me entusiasmé y generé mucho más. El libro es un razonamiento de política internacional a partir de los tres acontecimientos señalados en él, que mueven las fichas de todo el tablero.”

Sobre Trump dijo que “no es un fenómeno artificial. Nosotros tenemos la imagen de los Estados Unidos vinculada a la costa este o la costa oeste, pero hay un Estados Unidos profundo que se sintió huérfano ante la globalización. Trump logró convertir eso en un impulso de apoyo. Despertó una mitad de América, pero a la larga Trump fracasa porque la globalización le servía a Estados Unidos”.

También dijo que China ofreció oportunidades a los países latinoamericanos. “China siempre estuvo, cuando se empezó a escribir la historia ya estaba. Es una civilización muy interesante, superior a las demás. No hay recuerdo de un sistema distinto El comunismo de Mao Zedong es un pelo en un conejo”.
Sobre la actualidad de Rusia dijo “sostengo que en la mayoría de países existen los viejos ricos y los nuevos ricos. El nuevo rico es Nigeria, porque no supo manejarlo. Rusia es un país que fue imperio y viene Putin que es otro autócrata, pero se desempeña con una soltura impresionante porque tienen genéticamente un sentido de su importancia, de la política exterior y su influencia. Putin apeló al nacionalismo para lograrlo”.

Registro

Suscripciones:
×