Informe Rompkbzas

El nombre de tu socio

El músico brasileño Cazuza en su canción “Brasil” de 1988 decía “Brasil, muestra tu cara, quiero ver quién paga para que la gente siga así. Brasil, ¿Cuál es tu negocio? El nombre de tu socio, confía en mí”. Escrita para tres décadas atrás parece reflejar la realidad actual del país norteño. Un informe de la Agencia de "Fact-checking" Lupa, revela que a abril de este año, de los 513 diputados, 299 tenían causas judiciales mientras que 76 habían sido condenados. Por otro lado, de los 80 miembros del Senado, a mayo de este año 47 tenían causas judiciales y 15 habían sido condenados.

Hace una semana la Cámara baja de Brasil despojó de su escaño a Eduardo Cunha, expresidente de ese órgano legislativo, acusado de corrupción y quien dio el primer paso para el proceso que llevó a la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff.

La decisión fue adoptada por el pleno de la Cámara de Diputados, que se pronunció por retirarle el mandato a Cunha por 450 votos a favor, 10 en contra y 9 abstenciones.

Cunha renunció en julio pasado a la presidencia de la Cámara baja luego de que el Supremo Tribunal Federal lo suspendiera en sus funciones y fue quien, en diciembre pasado, aceptó dar trámite a las denuncias de irregularidades presupuestarias que finalmente le costaron el cargo a Rousseff.

Michel Temer asumió como presidente de Brasil luego de que el Senado votara a favor de la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff. Durante el acto, Temer estuvo acompañado por el presidente del Senado, Renan Calheiros del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB); el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Ricardo Lewandowski; y el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia del partido DEM (Demócratas), además de los diputados Waldir Maranhão Partido Progresista (Partido Progresista), Beto Mansur del Partido Republicano Brasileiro (PRB) y Mara Gabrilli del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y el senador Romero Jucá (Partido del Movimiento Democrático Brasileño).

Mara Gabrilli es la única de los seis parlamentarios que acompañaron a Temer que no tiene casos judiciales, según un informe de la agencia de fact-checking brasileña Lupa. Los cinco restantes suman 76 causas, de las cuales 54 pertenecen a Beto Mansur, quien tiene una causa por mano de obra esclava, entre otras.

Tres de ellos -Renan Calheiros, Romero Jucá y Waldir Maranhão- tienen causas relacionadas con la operación Lava Jato. Rodrigo Maia, quien asumió por algunos días la Presidencia interina de Brasil por el viaje de Temer a China para participar de la Cumbre del G-20, tiene una causa judicial por irregularidades en el Fondo Partidario o fondo de asistencia financiera a los partidos políticos.

Luego de la explosión que significó el caso Lava Jato, se conocieron muchas causas judiciales que involucran a políticos brasileños. Una de las que causó más revuelo fue la del expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, que renunció a su cargo luego de ser apartado por un procesamiento por corrupción.

Cruzando datos, el número de diputados de cada partido en el pleno Cámara con "instancias judiciales", indica que 17 partidos tienen al 50% o más de sus parlamentarios con algún tipo de registro en el tribunal y/o Tribunales de Cuentas. Sólo PMB (Partido de la Mujer Brasilera), que tienen un solo representante, no tiene causas pendientes.

Los tres partidos con mayor índice de "casos judiciales" son el Partido Ecológico Nacional, el PEN, con una tasa del 100%, ya que sus dos representantes en la lista de diputados tienen "causas", Partido Progresista con el 80% de sus 45 diputados y Partido Laborista Brasileño con un 70% de sus 20 representantes.

En cifras absolutas, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, partido hoy mayoritario, es el que reúne a más miembros con "causas" en la corte y / o Tribunales de Cuentas. Del total, 67 integrantes del Partido del Movimiento Democrático Brasileño, 43 tienen causas a su nombre.

Hasta la fecha, 13 senadores son objeto de investigaciones en el Tribunal Supremo en la Operación lava-Jato. Ellos son: Aécio Neves, Renan Calheiros, Romero Juca, Valdir Raupp, Edison Lobão del Partido del Movimiento Democrático Brasileño. También Fernando Bezerra Coelho del Partido de la Social Democracia Brasileño, Benedito de Lira, Ciro Nogueira, Gladson Cameli del Partido Progresista, Fernando Collor del Partido Laborista Cristiano , Gleisi Hoffmann, Humberto Costa y Lindberg Farias del Partido de los Trabajadores.

El mapeo realizado por Lupa también identificó 76 diputados con asuntos en la Justicia - ya sea en los tribunales, en los tribunales de cuentas o la Corte Electoral. Estas causas, al menos 36 fueron por faltas administrativas.

Además, 34 parlamentarios están bajo investigación por los delitos contra la Ley de Contratación Pública.

Hay 51 miembros que son acusados en el Tribunal Supremo. En conjunto, representan un total de 70 casos criminales.

En total, entre ambas cámaras, los cinco miembros del Parlamento con el mayor número de "causas" son, en este orden: Beto Mansur (Partido Republicano Brasileiro -São Paulo) con 47 registros; Veneziano Vital do Rego (Partido del Movimiento Democrático Brasileño -PB), 35; Washington Reis (Partido del Movimiento Democrático Brasileño -Río de Janeiro), con 30 y Marco Tebaldi (Partido de la Social Democracia Brasileña-Santa Catarina ), con 27 causas.

El periodista brasileño Juremir Machado, explicó que un tercio de los senadores que votaron la destitución de Dilma del poder, están investigados o directamente acusados de distintos delitos relacionados con corrupción, al tiempo que dijo que esto, fue un golpe.

El "objeto" de investigación más común es el delito de "lavado u ocultación de bienes, derechos o valores", con 27 investigaciones y procedimientos penales. En segundo lugar, aparece el delito de cohecho con un total de 25 investigaciones en curso.

Machado dijo que los aliados de Dilma tampoco son santos, que estaban siendo investigados, y algunos de ellos condenados, pero que la presidenta no, pero que igual fue quitada de su cargo.

El grupo de 25 diputados es el "objetivo de la investigación Lava Jato de la Policía Federal". Entre ellos se encuentra el ex Presidente de la Cámara y ex diputado Eduardo Cunha (Partido del Movimiento Democrático Brasileño -Río de Janeiro).

El parlamentario ha tenido una denuncia de la Fiscalía General de la Suprema acepta. En las investigaciones que pasan en el Tribunal Supremo en nombre de la lava Jato, el Partido Progresista es el partido con el mayor número de investigados:

"El impeachment es impensable, generaría una crisis institucional", escribió Michel Temer en su cuenta de Twitter como vicepresidente brasileño en marzo de 2015. "No tiene base jurídica ni política", recuerda BBC.

El nuevo presidente brasileño disfruta de una tímida aprobación en el exterior pero sufre protestas y abucheos continuos en su país, según analiza El País de Madrid.

Esta tendría que haber sido una semana razonablemente buena para el nuevo presidente de Brasil, Michel Temer, vistos los importantes aliados que le han brindado su apoyo.

El vicepresidente de EE UU, Joe Biden, aseguró que su llegada al poder, tras la polémica destitución de Dilma Rousseff, “siguió la Constitución” y que por tanto, la primera potencia mundial “seguirá trabajando” con él. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, le dio su apoyo explícito en el G20.

Sin embargo, las manifestaciones en su contra se suceden por todo el país desde el mismo día de su investidura y empañaron su primer gran acto oficial: el desfile del Día de la Independencia.

Según el diario Folha de S. Paulo, su equipo de comunicación admitía esta semana que ya es tarde para cambiar la imagen que buena parte de la población tiene de él como un golpista que no merece estar en el poder.

Michel Temer no es un presidente popular. Tenía un 14% de aprobación el miércoles 31 de agosto cuando fue investido sin pasar por las urnas. Lo que su equipo no imaginaba, y está descubriendo ahora, es hasta qué punto resulta impopular. Las calles de São Paulo viven protestas desde el mismo día de su investidura.

Las intentó desestimar como algo puntual: “Esas 40 personas que rompen coches”, dijo el viernes día 2. Dos días después, una multitud de 100.000 personas colapsó la Avenida Paulista, arteria central de la ciudad, con el grito que unifica a todos sus críticos: “Fora Temer” (Fuera Temer).

La Policía disolvió la manifestación con bombas de humo y su ministro de Economía admitió: “Es un número considerable de gente”. En los días siguientes, São Paulo ha vivido dos manifestaciones más. No tan grandes, pero ninguna de ellas bajaba de varios miles de personas.

Descrito públicamente como "súper encantador" pero también como "un mayordomo de película de terror", Temer era la principal ficha del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño en la coalición que llevó a Rousseff a la presidencia en 2010 y 2014, cuenta BBC.

Consultado nuestro colega sobre si Temer obtendría un apoyo necesario en futuras elecciones para renovar su cargo como presidente, el periodista Juremir Machado dijo que las encuestas "le dan un 2% de apoyo".

Esto se debe a las reformas que está por implementar, como quitar leyes que ampara a los trabajadores y aumentar la edad de jubilación a 65 años en las mujeres y 70 en los hombres. Además, dijo, que algunos trabajadores llegan a los 60 años, pierden su trabajo por la edad, y es imposible conseguir otro.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño es, por número de diputados y senadores, el partido más grande de Brasil.

Pese a ello, no ha tenido candidato propio a la presidencia desde 1994, lo que no ha evitado que sea el partido que más presencia ha tenido en el gobierno federal desde el regreso de la democracia a Brasil hace 30 años.

Y, fiel a su estilo, solamente se retiró de la coalición del gobierno liderado por el izquierdista Partido de los Trabajadores el pasado 29 de marzo, sin que por ello Temer se sintiera obligado a renunciar al cargo de vicepresidente.

En una carta enviada a Rousseff seis días después de la apertura del proceso de juicio político, sin embargo, Temer se quejó de no haber sido más que un "vicepresidente decorativo" y una víctima de la "desconfianza" y "menosprecio" del gobierno.

Y el tono sentimental de la misiva, que lo colocó en abierto curso de colisión con la presidenta, también terminó obligando a una revaloración de la reputación de político "ponderado", "conciliador", "cerebral" y "tranquilo" cosechada por Temer.

Estudios de la encuestadora Datafolha previos a la suspensión de Rousseff en mayo pasado, señalaban que solamente el 2% de la población votaría por Temer en una elección presidencial, mientras que el 60% pedía su renuncia.

Y un 58% opinó que el vicepresidente también debería ser sometido a un juicio político.

Nuestro colega, Juremir Machado dijo que está a favor de elecciones anticipadas, porque eso haría que la población elija a un gobierno ya que, a su entender, el actual no ganaría nunca las elecciones, pero que eso es imposible porque a los medios y al poder económico del Brasil le sirve que esté Temer al Poder por las reformas que está implementando el nuevo presidente brasileño.

Los fiscales federales de Brasil presentaron este miércoles cargos de corrupción contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien ha ejercido una enorme influencia en el país y en toda América Latina durante décadas.

Los cargos contra Lula, que fue presidente desde 2003 hasta 2010 y tiene 70 años, lo vinculan con el colosal escándalo de corrupción alrededor de la empresa estatal de petróleo, Petrobras.

Los fiscales dijeron que Lula y su esposa, Marisa Letícia da Silva —quien fue acusada en el mismo caso—, se beneficiaron ilegalmente por una suma de alrededor de 750.000 dólares en mejoras de un apartamento frente a la playa, que fueron pagados por una empresa de construcción en busca de contratos públicos.

Los cargos son un duro golpe para Lula, y se suman a una lista creciente de problemas legales que han complicado su ambición de volver a la presidencia.

Los fiscales de Sao Paulo ya habían presentado cargos de corrupción a nivel estatal contra Lula en marzo por el mismo apartamento, con el argumento de que había tratado de ocultar la propiedad del inmueble.

Y, según sentenció un juez federal el mes pasado, el expresidente también será sometido a juicio por cargos de obstrucción a la investigación sobre la trama de corrupción en Petrobras.

Fuentes para el Informe: Agência Lupa, AFP, The New York Times, EFE, Folha de São Paulo, Estadão, El País (Madrid)

 

Registro

Suscripciones:
×