La Tertulia

En Ruanda, el presidente, Paul Kagame, culpó ayer a la colonización europea del odio étnico que desencadenó el episodio más trágico de la historia de ese pequeño país africano: el exterminio de 800.000 personas por motivos étnicos, un genocidio del que se cumplen veinte años

La matanza de tutsis y hutus moderados a manos de hutus extremistas se desencadenó a partir de la noche del 6 de abril de 1994, cuando el avión en el que viajaba el entonces presidente fue alcanzado por dos misiles que acabaron con su vida y que desataron los viejos odios tribales en ese país.

Registro

Suscripciones:
×