Garino (PC): "Almagro tendría que dar la versión real y sincera" de los posibles hechos de corrupción en la CARP

Garino (PC): "Almagro tendría que dar la versión real y sincera" de los posibles hechos de corrupción en la CARP

    El embajador itinerante Julio Baraibar renunció ayer a su cargo luego de haber manifestado en una entrevista radial que la cancillería conocía desde hace dos años la existencia de intentos de soborno dentro de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP). El diputado colorado Juan Manuel Garino, quien fue aludido por Baraibar en sus declaraciones por haber denunciado el posible hecho de corrupción a la prensa, dijo a En Perspectiva que no entiende por qué no se hizo la denuncia del caso. Garino fue enfático en su pretensión de que el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, haga pública "la versión real y sincera del tema". "Me gustaría saber correctamente cuáles fueron los hechos aquí que conoce Almagro y que parece que está ocultando", manifestó el diputado. Garino agregó que Almagro está citado para el 13 de junio a la Comisión de Asuntos Internacionales del Parlamento para ser interrogado sobre estos temas.


    (emitido a las 7.45 Hs.)

    EMILIANO COTELO:
    El embajador itinerante y ex ministro de Trabajo Julio Baraibar renunció ayer a su cargo luego de haber manifestado públicamente, en una entrevista radial, que la cancillería conocía desde hace dos años la existencia de intentos de soborno dentro de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP).

    Consultado por el semanario Búsqueda a propósito de esta dimisión de Baraibar, el presidente José Mujica dijo estar “muy afectado humanamente”. “Es muy doloroso, él generó un episodio bien complicado por algo que había escuchado y luego se dio cuenta y renunció. Quiero estar muy descansado, sereno y tranquilo para estudiar qué voy a hacer”, siguió diciendo Mujica.

    Ubiquemos como fueron los hechos. Ayer de mañana Baraibar fue consultado en radio Uruguay por su opinión respecto a la carta que el canciller argentino Héctor Timerman envió este lunes a su par uruguayo Luis Almagro, solicitando se llevara a cabo una auditoría conjunta inmediata en la CARP ante las graves denuncias por supuestos hechos de corrupción en el mantenimiento del canal Martín García que habían circulado en la prensa uruguaya y repicado del otro lado, en Buenos Aires.

    Baraibar respondió que no corresponde detener el proceso que se venía llevando a cabo para adjudicar las obras de profundización del dragado, porque la denuncia a la que aludía el canciller argentino no vino de autoridades uruguayas, “ni siquiera hubo una expresión oficial de un partido de la oposición”, dijo, y allí fue que introdujo las frases que provocaron la tormenta.

    (Audio Julio Baraibar.)

    “Por allí apareció un diputado que no sé ni cómo se llama, es un diputado joven me parece, y sale poniendo arriba de la mesa un tema viejo donde realmente todo el conocimiento que se tiene es de cuando las personas involucradas denunciaron que hubo un intento de soborno, hace dos años atrás, y, por supuesto, denunciado ante el ministro Almagro en su momento. Yo personalmente recibí un acto de confianza de este embajador que vino y me contó exactamente en detalles como había sido toda la situación. Y Uruguay la denunció, y eso era historia. ¿Y por qué este diputado lo pone arriba de la mesa y lo publica en una revista, y eso es aceptado por el Gobierno argentino, por el canciller argentino? Realmente no lo comprendemos, no creemos que sea correcta la actitud en ese sentido y lo lamentamos mucho”.

    (Fin del audio.)

    Algunas horas más tarde, el sitio web de la Presidencia difundió la carta en la que Baraibar presenta su renuncia. En el texto explica: “Vengo a expresar que mis dichos relacionados a un intento de cohecho vinculados a un episodio que habría involucrado a un representante de una empresa privada y a un funcionario del Gobierno uruguayo ocurridos hace unos años se basaron en comentarios que llegaron a mis oídos. Estos dichos obedecen a un error atribuible solamente al suscripto. En consecuencia, el mencionado episodio no involucra en forma alguna al gobierno de la República Oriental del Uruguay ni al de la República Argentina”, sigue diciendo.

    Por supuesto que hemos procurado la posibilidad de entrevistar al propio Julio Baraibar; asimismo, al presidente de la delegación uruguaya en la CARP, Francisco Bustillo; la gestión también se hizo con el canciller Luis Almagro. En todos los casos la respuesta fue “por ahora no haremos comentarios”.

    Vamos a conversar entonces con el diputado Juan Manuel Garino, de Vamos Uruguay, Partido Colorado, a quien alude Baraibar en esas declaraciones del día de ayer.

    ¿Cómo observa esta última derivación de aquellos comentarios, de aquellas declaraciones suyas?

    JUAN MANUEL GARINO:
    Lo que nosotros veníamos sosteniendo hace días –y se nos había tildado de inoportunos, de querer embarrar la cancha, Mujica dijo hasta que se quería el sillón presidencial y no sé qué cosas más de la oposición– es que parece que el señor Baraibar estaba [...].  Nosotros manejábamos fuertes indicios de corrupción, habían habido cuatro prórrogas que beneficiaban directamente a […] había un llamado de precios que se había cancelado, había una empresa que ofreció el mismo […].

    EC –  Sabe que no lo estamos escuchando muy bien, su celular tiene algunas interferencias.

    ¿Usted decía que tenía conocimiento exactamente de qué cosas?

    JMG – De las cuatro prórrogas que habían habido en el ámbito de la CARP, que habían beneficiado a Riovía; hubo un llamado a precios para hacer de alguna forma lícita la actividad de Riovía y después eso se canceló; hubo una empresa que ofreció hacer el mismo trabajo por seis millones de dólares menos; Orduna fue procesado por corrupción, que es el encargado del lado argentino. Y el jueves 3 de mayo la delegación argentina tenía que confirmar los pliegos para hacer la licitación para el dragado y dio nuevamente marcha atrás, beneficiando de vuelta a Riovía.

    EC – Usted dice que beneficia de nuevo a Riovía porque al demorarse el proceso de la licitación para la profundización del dragado continúa entonces este período interino, ya fuera del contrato original, en el que Riovía continúa encargándose del mantenimiento.

    JMG – Período interino que de acuerdo a la información que nosotros estamos manejando data del 2006, ahora nuevamente cuando los presidentes, tanto Mujica como Cristina Fernández, dicen que estaban de acuerdo en hacer el dragado sorprende ahora de vuelta la delegación argentina diciendo que no, o en todo caso ponen trancas y nuevas demoras. Esto me llevó a advertir sobre estos hechos, yo integro la comisión de Asuntos Internacionales y vengo siguiendo día a día la evolución de la relación entre Uruguay y Argentina, en la cual no estamos teniendo ningún buen resultado, absolutamente ninguno. Como miembro de la comisión es mi trabajo seguir este tipo de cosas que importan mucho al país y puse sobre la mesa, y en conocimiento de todos, estos indicios de corrupción.

    Después pasó lo que pasó. El señor Mujica dijo que no había sucedido tal cosa, que la oposición buscaba protagonismo, Almagro desmintió los hechos y ahora el señor Baraibar dice que hasta con lujo de detalles le comunicó el tema a él y a toda la delegación y no hicieron la denuncia correspondiente que había que hacer en el Poder Judicial. A mí me cabe la pregunta ¿por qué no se hizo la denuncia? ¿Qué es lo que opina Almagro, si ahora no les atiende a ustedes el teléfono por los dichos de Baraibar?

    EC – Sí, recuerdo la frase textual del embajador itinerante Julio Baraibar ayer en su declaración. Él dijo “yo personalmente recibí un acto de confianza de este embajador que vino y me contó como había sido toda la situación y Uruguay la denunció y eso era historia”. Después en la carta de renuncia dice que sus dichos responden a comentarios que llegaron a sus oídos, pero en lo que señaló en la radio indicó que él había escuchado directamente del propio embajador Bustillo ese ofrecimiento de un soborno o de una comisión que se le había hecho.

    JMG – Él y todo el Gobierno, porque dice que el Gobierno estaba al tanto de todo esto. Cuando dice el Gobierno es Almagro y Mujica.

    EC – Hoy veía en el semanario Búsqueda que el intento de soborno, que ocurrió efectivamente, según supo el semanario de fuentes políticas, quedó estampado en un documento que Bustillo presentó a Almagro. Mujica fue informado por su canciller sobre ese intento de coima.

    JMG – A mi entender Almagro tendría que dar la versión real y sincera del tema y mostrar ese documento o en todo caso Bustillo, porque está en juego la honorabilidad de Bustillo…

    EC - Ahora, estamos hablando de algo que ocurrió en el año 2010, al poco tiempo después de asumida la nueva delegación uruguaya en la CARP, ¿eso usted lo había puntualizado, que no estábamos hablando de un hecho nuevo, de un hecho de ahora de estos meses?

    JMG – Sobre los trascendidos de ese ofrecimiento de un millón de dólares para beneficiar a Riovía, a mí me constaba que había sido el año pasado. Pero si fue hace dos años, si Baraibar lo aclaró que fue en el 2010 bienvenida sea la luz en todos estos temas. Insisto, a mi me gustaría saber correctamente cuáles fueron los hechos aquí que conoce Almagro y que parece que está ocultando. Almagro tiene que comunicarlo.

    Y aparte hay un tema no menor, que los funcionarios públicos tienen una obligación expresa en el Código Penal ante un delito comunicar al Poder Judicial los hechos delictivos, lo que pueden ser hechos de corrupción en este caso.

    Estamos esperando que Almagro aclare, que de las explicaciones del caso. Lo tenemos citado a Almagro en el Parlamento en la Comisión de Asuntos Internacionales para el 13 de junio, si quiere comparecer antes lo puede hacer, porque obviamente que los integrantes nos vamos a mover por este tema, no tenemos problemas de agenda. Pero nosotros queremos la versión sincera de Almagro sobre este punto.

    EC – Lo cierto es que a partir de estas denuncias que circularon en Uruguay, algunas de las cuales usted expresó públicamente, termina ocurriendo que la cancillería argentina solicita a la cancillería uruguaya la formación de esta auditoría en la CARP, que congela, pone otra postergación más, al proceso para licitar las nuevas obras de profundización del dragado del canal Martín García, algo que a Uruguay le interesa mucho. Y hoy veía en Búsqueda que fuentes del Gobierno dijeron que consideran que se produjo entonces lo que el presidente Mujica temía cuando hizo aquellas declaraciones quejándose de todo el ruido que se había instalado entorno a esta cuestión. “El presidente dijo que no había que darle pasto a las fieras, Mujica tiene claro que hay presiones, gente que no quiere nada y que sigue en la lucha de puertos y canales, tiene claro que en Argentina hay gente que no quiere ningún acuerdo”, agregó uno de los informantes. ¿Qué dice usted? O sea, lo que se está indicando es que como consecuencia de este tipo de denuncias y de planteos públicos ocurrió lo que más perjudica a Uruguay.

    JMG – Sí, pero tenemos que analizar de forma objetiva determinados hechos y no por eso podemos dejar de advertirlos. El que más pasto a las fieras ha dado, y el que más categórico ha sido, ha sido el propio embajador itinerante, que tiene una oficina en la Torre Ejecutiva y es una persona de plena confianza para el señor presidente, el señor Baraibar. Ahora el que tiene que aclarar, el que tiene que decir y dar una versión honesta, sincera, que todos la estamos esperando, es o Almagro o el señor presidente Mujica.

    ***

    Foto: Perfil de Facebook del diputado Juan Manuel Garido