Solicitar contraseña

×
Política

El Gobierno impulsa la instalación de equipos de energía solar térmica en el marco del "plan solar"

El Ministerio de Industria, Energía y Minería estima que el 37% del consumo de energía eléctrica de los hogares uruguayos está destinado al calentamiento de agua. En este contexto, el Gobierno presentó la semana pasada el "plan solar", un paquete que incluye asesoramiento, subsidios y créditos para que las familias instalen colectores solares en sus casas con el objetivo de reducir el consumo eléctrico que se utiliza para calentar agua. ¿Qué ventajas tiene este plan? ¿Cómo se puede acceder a él? Para contestar a estas y otras preguntas, En Perspectiva entrevistó al director nacional de Energía, Ramón Méndez, quien expresó que "de ese 37% de la cuenta de luz que va parar al calentamiento de agua por el calefón, se estima que entre el 60 y el 70% se podría ahorrar" con la implementación de este plan, por lo que "la reducción neta en la factura de luz sería del orden 20%". Además, explicó que este proyecto se enmarca en una política energética a largo plazo que tiene como uno de sus ejes "la reducción de la importación de petróleo y la apropiación de los recursos naturales existentes en nuestro país, en particular las energías renovables".

El Gobierno impulsa la instalación de equipos de energía solar térmica en el marco del "plan solar"


(emitdo a las 8.40 Hs.)

EMILIANO COTELO:
¿A usted le interesa instalar en su casa un colector solar para el calentamiento del agua? ¿Cuánto podría ahorrar en su factura de UTE? ¿Qué incentivos le ofrece el Estado para que usted dé ese paso?

La semana pasada el Gobierno presentó lo que denominó “plan solar”, un paquete que incluye asesoramiento, subsidios y créditos blandos para que las familiares coloquen en sus casas equipos de energía solar térmica y de esa forma bajen el consumo de electricidad destinada a calefones.

Entre otras cosas, el plan incluye préstamos del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) para la adquisición del colector solar, un subsidio de la factura durante un año y un seguro provisto por el Banco de Seguros del Estado (BSE). Vale la pena profundizar en estos temas y para eso es que vamos a dialogar con el director nacional de Energía, en el Ministerio de Industria, Energía y Minería, Ramón Mendez.

¿Qué es un colector solar? No hay que confundirlo con un panel solar.

RAMÓN MÉNDEZ:
El uso de la energía del sol para generar energía útil para los humanos tiene varias vertientes. El panel solar o las celdas fotovoltaicas, que transforman la energía del sol en electricidad. No es de eso de lo que estamos hablando. Esa tecnología existe en el mundo, es todavía cara, y como en Uruguay la política energética que se ha definido en el 2008 y ha sido avalada por todos los partidos políticos en el 2010, con la mirada en el 2030, lo que hacemos es introducir energías renovables pero sin subsidios, entonces la energía solar fotovoltaica, que precisa subsidios, no la estamos impulsando de manera decisiva. En cambio, el uso directo de la energía del sol para generar agua caliente, eso sí está muy maduro desde el punto de vista tecnológico y de los costos. Reduce costos porque en lugar de usar electricidad para calentar agua con el calefón eléctrico, simplemente colocamos este colector solar con un termotanque en el techo de la casa, el agua se calienta y se mantiene caliente en ese termotanque hasta que decidamos utilizarla.

EC – ¿Cómo funciona el colector solar para calentamiento de agua?

RM – Hay dos tecnologías que son las más usuales. La más tradicional es el principio de la manguera que queda en el fondo del jardín durante el calor del verano, y cuando abro la canilla el agua sale caliente. El agua expuesta al sol se calienta. El principio fundamental es que son dos vidrios; entre esos dos vidrios hay un serpentín de cobre, por ahí circula agua y el agua al circular por ese serpentín se va calentando y luego va a parar a un termotanque de 200 litros donde se mantiene caliente esa agua. Hay otra tecnologías que se llaman de tubos de vacío, que son uno tubos de vidrios que tiene vacío adentro y circula un tubito con agua que se va calentando. La idea es un tubo con agua, ese tubo se expone al sol y el agua se calienta.

EC – Una vez calentada el agua va a parar a un termotanque que esté en la azotea, del cual sale el agua con destino al baño o a la cocina.

RM – En general sí. Incluso calefacción. Una de las tecnologías se puede llegar a calentar suficiente el agua y se puede utilizar en los edificios que tienen loza radiante con agua circulando, y esa agua se puede calentar con gas, con leña, con gasoil o energía solar.

EC – Quien instala un colector solar en la azotea no por ello elimina el calefón.

RM – No es la idea. Lo que se hace es bajar el consumo del calefón. El agua calentada por el colector solar entra al calefón, si ya está caliente el calefón no se prende, y si no está suficientemente caliente se prende y se usa un poco de electricidad. Lo que se hace es reducir el uso de elctricidad en el calefón.

EC – El calefón tiene menos trabajo porque el agua le entra con una cierta temperatura.

RM – Exactamente.

EC – ¿Cuánto se puede ahorrar promedio teniendo un colector en la casa?

RM – De acuerdo a un estudio que llevó varios años, en el cual tenemos un panorama de todos los usos de energía en todos los sectores de la actividad, uno de los datos interesantes es que alrededor de un 37% del consumo de energía en un hogar uruguayo medio lo destina al calefón.

EC – Obviamente, la hipótesis es que en esa casa el agua caliente venga de un calefón eléctrico, porque hay otras formas, que venga de una caldereta a gas.

RM – Son muy pocos los hogares uruguayos, es el 1%, que usa caldereta a gas, la gran mayoría usamos calefón eléctrico. De ese 37% de la cuenta de luz que va parar al calentamiento de agua por el calefón, se estima que entre el 60 y el 70% se podría ahorrar.

El calefón se va a prender el 30% del tiempo y no el 100% como se prendía antes, con lo cual la reducción neta en la factura de luz sería del orden 20%.

EC – ¿Qué sucede con el colector solar en un día nublado?

RM – En días nublados igual se calienta. Está la radiación solar directa, indirecta, es como cuando te dicen que cuando estás en la playa y hay nubes igual tenés que ponerte el filtro solar porque el sol igual quema, la idea es esa. Aún con baja luminosidad, con nubes y con lluvia hay una cierta energía solar que llega al colector. Es menos eficiente y por eso recomendamos no desconectar el calefón por si tenemos varios días seguidos de lluvia.

EC – ¿Qué sucede con la piscinas climatizadas?

RM – Es extramadamente útil para las piscinas climatizadas, hay otros tipo de colectores solares mucho más sencillos y más baratos, son unos tubos de gomas que elevan la temperatura mucho menos. En la piscina elevarla 10 grados es suficiente, pero también hay un tercer tipo de técnica. Este año, que se cumplen los 100 años de UTE, la empresa ha decidido donar calefacción solar para una piscina pública de cada departamento, que es algo venimos trabajando con las intendencias como para impulsar ese tipo de tecnología.

EC- ¿Un colector solar destinado al calentamiento de agua de una piscina, también queda incluído en este plan?

RM – Sí, está incluído también. Acá están incluído todo lo que tiene que ver con vivienda unifamiliares. Cualquier propietario de una vivienda unifamiliar puede solicitar la instalación con todo lo previsto en este decreto.

EC - ¿Y qué pasa con los edificios? ¿Qué pasa si una familia utiliza calefón eléctrico pero vive en un edificio de apartamentos?

RM – No hay ningún problema. Ahora es para viviendas unifamiliares. Cada propietario o cada habitante de cada uno de los apartamentos tiene que hace su pedido independiente. Se instala el colector en la azotea del edificio, luego el caño baja por el ducto de aire del edificio o por algún lugar que pueda bajar sin tener que picar nada más que la entrada directamente al apartamento específico.

EC – Eso se puede hacer. Se puede bajar desde la azotea con un sistema individual de calentamiento de agua por el sol. ¿Puede pasar que ese edificio de 20 apartamentos termine teniendo arriba en la azotea 20 colectores, con 20 caños que después bajan a cada uno?

RM – No es lo más eficiente. Instalamos unos planes piloto, porque el Estado tiene que dar el ejemplo en estas transformaciones culturales. En dos edificios, resuelto por la política de vivienda del Estado, instalamos este tipo de equipos. Uno es de un complejo que se llama Flamarión, que queda en Montevideo, en el cual son cuatro edificios iguales, en dos ellos se instalaron colectores solares de dos tecnologías diferentes y en los otros dos no. Integrados para todo el edificio, con medidores en cada uno de los apartamentos para ver cómo funciona y para comparar qué le pasa a la gente, porque también hay un impacto social de usos.

La semana pasada se inauguró la vivienda número 25.000 de la historia de Mevir, en un complejo de 38 viviendas en Castellano, en Canelones, y allí esas 38 viviendas tienen un colector solar, en viviendas individuales. Sobre todo me refería al otro caso del Flamarión, que son edificios de seis pisos cada uno, donde está integrado el sistema para todo el edificio.

EC – ¿Por qué el Gobierno está interesado en promover la instalación de colectores solares a nivel de los hogares?

RM – Esta no es una medida aislada. Esto forma parte de lo que llamamos la política energética Uruguay 2030, que fue aprobada por el consejo de ministros del Gobierno pasado, fue ratificada por este Gobierno. Lo más interesante, en la transición del Gobierno anterior al actual, el entones presidente electo José Mujica propuso a todos los partidos del Parlamento la creación de cuatro comisiones para generar políticas de Estado. Uno de ellas fue el tema energético, acerca del cual los cuatro partidos políticos nos pusimos de acuerdo en un 95% en la política para llevar adelante en los siguientes 20 años del país. Hoy tenemos una política a largo plazo respaldada por los cuatro partidos políticos del Parlamento. La política tiene cuatro grandes ejes estratégicos, metas de corto de mediano y largo plazo, 2015, 2020, 2030, y varias decenas de líneas de acción, en ese contexto uno de los ejes estratégicos es la reducción de la importación de petróleo y la apropiación de los recursos naturales existentes en nuestro país en particular las energías renovables. Ese es un eje. Desde ese punto de vista nuestra vedette sigue siendo la incorporación de energía eólica, que está teniendo un impacto muy significativo y que va a permitir reducir hasta un 30% los costos de generación del sector eléctrico de nuestro país. Hay otras medidas con la biomasa, con la microgeneración hidraúlica, con los biocombustibles, pero una de ellas es en particular el uso de la energía del sol.

El otro contexto tiene que ver con lo que llamamos el uso eficiente de la energía, que es otro de los ejes estratégicos de la política, con lo cual la meta que tenemos hacia el año 2030 es reducir al menos unos 9.000 millones de dólares en energía no gastada. Reducir la cuenta país acumulada desde ahora el año 2030 en 9.000 millones de dólares en energía no gastada.

En relación a las energías renovables, la meta es alcanzar el 50% de energía renovable en nuestra matriz energética en el año 2015, con lo cual seríamos el primer país en el mundo en lograr ese objetivo.

Cuando hablo de la matriz es la matriz global de nuestro país, no solamente del sector eléctrico, donde vamos a superar el 90% de energía renovable.

No queremos llegar a ese número del 50% y ser el país del mundo en lograr ese objetivo simplemente para lograr con energía lo que no logramos en el campeonato del mundo. El objetivo de alcanzar ese número es porque es lo más conveniente para nuestro país. Nos genera independencia energética, dependemos de nuestras propias decisiones, no tenemos que exportar divisas para importar energéticos como petróleo que no tenemos. Se generan además puestos de trabajo, porque muchas de estas cosas se pueden hacer en nuestro país. El plan solar, en particular, hay todo un incentivo para la fabricación nacional de colectores solares, donde hay una serie de incentivos fiscales para que esto sea posible y el impulso a los fabricantes nacionales de estos dispositivos. Forman parte de un gran plan que llamamos política energética del Uruguay 2030.

***

EC – ¿Por qué el Gobierno impulsa este plan solar? En resumen, lo que se logra es aprovechar una energía renovable, que hoy no estamos teniendo en cuenta; el país ahorra inversiones en usinas generadoras de usinas eléctricas; la familia ahorra en su cuenta de UTE una vez que descuenta el costo del aparato; y además se promueve la industria nacional de paneles solares.

RM – Efectivamente, se generan muchos puestos de trabajo.

EC – ¿Cómo es el plan? Veamos en detalle cada uno de los incentivos y asesoramientos que están previstos.

RM – Nosotros observábamos que si bien es una tecnología que está madura, que va a reducir costos y que tiene todos esos beneficios ambientales y para el bolsillo de cada uno, había varias barreras. Fundamentalmente dos. La primera era información, confiar en que eso funcionaba, que era adecuado, que iba a tener la calidad y que no iba a tener otros problemas, y la segunda era el acceso a una financiación para poder hacer esta transformación tecnológica en el hogar.

En relación a la primera barrera, en primera instancia definimos cuál es la calidad mínima que tiene que tener un colector para formar parte de este plan. Trabajamos extensamente, llevó tiempo, trabajamos con los propios fabricantes importadores para ponernos de acuerdo en que había una calidad mínima y que no todos cumplían esa calidad mínima. Tiene que ver con la seguridad, con el nivel de prestaciones, con la eficiencia del equipamiento. Un segundo elemento es el instalador: ¿quién va a venirme a decirme lo que tengo que instalar en el techo de mi casa? No es como comprar una heladera. Alguien tiene que venir a hacerme una instalación, hacerme un diseño del dispositivo. Establecimos dos listas, una de los colectores que forman parte del plan. No todos los que se venden en Uruguay forman parte de este plan, y segundo la lista de instaladores certificados como para poder participar de ese plan. Eso tiene que ver con la información, con garantía a la gente de que esto es adecuado. En lo que se refiere también al tema de la garantía, los equipos se venden con cinco años de garantía, que tiene una vida útil de 15 años, y el BSE forma parte de este plan, y por un seguro menor, del orden de 20 pesos por mes, el hogar que instala esto tiene un seguro de todo tipo, durante al menos cinco años, después lo puede renovar.

EC – ¿Un seguro que atiende qué tipos de consecuencias que pueda tener?

RM – Desde granizo, una turbonada que se lleve el equipo, un seguro contra terceros, porque si se llega a volar y lastima a alguien está cubierto también. Contra robos, vandalismos, está cubierto contra todo tipo de inclemencias naturales o humanas. En lo que se refiere a la financiación, lo que se propone son dos cosas; en primer lugar la financiación del equipo, ahora vemos como es el mecanismo. Como va a haber una reducción neta del costo de la electricidad, de la cuenta de UTE de todos los meses, esa reducción de la cuenta va a parar al repago del préstamo que hace el BHU para poder instalar el colector. Si el colector cuesta 30.000 pesos, el BHU pone el dinero para comprar el colector y para pagarle al instalador, y luego a lo largo de cinco años, en 60 cuotas, con el ahorro de la cuenta de luz, va al BHU para pagar el préstamo ese que le hizo el BHU a cada uno de los hogares.

EC – ¿Hay una estimación previa de cuánto va a ahorrar ese hogar al instalar ese colector de 30.000 pesos, y en función de esa estimación se determina la cuota que va a pagar mes a mes?

RM – Exactamente, con un máximo de 60 cuotas. La tasa, que es una de las tasas más baja que se consigue en plaza para estos tipos de préstamos, está pensada para que sea la misma cantidad de plata que está ahorrando en la cuenta de luz.

EC – A pesar de que ustedes sostienen que en cinco años, con el ahorro en la cuenta de UTE se pagan esas cuotas, ¿además existe un subsidio explícito en plata que suministra UTE?

RM – Por encima de este crédito blando, que es un crédito simplemente para la financiación de la transformación, además hay un subsidio directo, que es más o menos el 20% del costo del equipo. A todo hogar que instala o instaló un equipo de este tipo, pase o no pase por el BHU. Aunque yo no quiera pedir porque no quiero pasar por el bhu y lo pongo yo, de todas formas tiene acceso a esta financiación, a este subsidio de UTE que son 350 pesos por mes en la reducción neta de la cuenta, por encima de la reducción por la disminución del consumo durante los primeros 12 meses.

EC – ¿Ese subsidio es fijo, independientemente del tamaño de la familia, del costo del aparato que se termina colocando?

RM – Sí, absolutamente. Quisimos hacer eso, porque si hacíamos un porcentaje, terminaba recibiendo un subsidio mayor el que instalaba un equipo de mayor calidad. Nos pareció más democrático poner un subsidio que fuera parejo para todos y que tuviera un mayor impacto en los hogares de menores recursos que pueden instalar equipos más baratos.

EC – Entonces ese subsidio de UTE es de 350 pesos por mes en la factura de UTE durante un año.

RM – Exacto. Pongamos un ejemplo. Yo en mi casa pago 1500 pesos de luz. Al colocar el colector, en lugar de pagar 1500 pesos me ahorro 400, y entonces debería pagar 1100. Esa es mi cuenta, esos 400 no me los ahorro porque tengo que guardarlos para pagar al BHU durante los cinco primeros años. Pero por encima de eso mi cuenta no va ser una cuenta de 1100, sino que va a ser una cuenta de 750 pesos, porque la UTE me descuenta neto 350 pesos durante los primeros doce meses. Esa familia reduciría a la mitad su cuenta de luz de 1550 a 750, pero tiene que reservarse 400 para pagar la cuenta del BHU.

EC – ¿Por qué se le obliga a UTE a sacrificar eso 350 pesos por mes en la cuenta de esa familia?

RM – Porque para UTE es un muy buen negocio también. UTE y Ancap están haciendo inversiones históricas en este período de Gobierno. Quinientos millones de dólares por año de inversión cada una de las dos empresas por retrasos de inversiones que existían y por lograr la transformación de la matriz energética del país que estamos llevando adelante. Estas inversiones cuantiosas que tiene que hacer UTE todos los años, si la demanda siguiera creciendo al ritmo que crece, tiene que hacer mayores inversiones. Retrasar crecimiento de demanda o quitarle demanda implica retraso en inversiones. Y el subsidio directo que está colocando UTE es menor que lo que le costaría si no estuviera este plan y tuviera que invertir más para poder satisfacer la creciente demanda eléctrica del país.

EC – Ese subsidio de 350 pesos por mes durante un año en la cuenta de UTE, vale para el que de ahora en adelante instale el colector solar concreto del BHU, o pagándolo uno mismo, ¿o el que ya invirtió y ya colocó en su casa un colector de estos también tiene derecho al subsidio?

RM – Sí, en Uruguay tenemos esa costumbre de que si algo empieza bien y hay pioneros, y como empieza bien, a los que vienen después les damos los premios y los incentivos, y los que dieron los primeros pasos los dejamos de lado. Los pioneros se quedan molestos. No, esto no es así. Vamos a darle las mismas posibilidades de los que empiezan a partir de ahora.

EC – ¿El plan también comprende incentivos para la fabricación de equipos solares en acá en el país?

RM – Sí. Esto no forma parte del plan, esto forma parte de un decreto un poco más viejo que es la reglamentación de la ley solar. Efectivamente, poner en marcha todo esto no es soplar y hacer botellas, no es levantarse un día y tener una idea, sino que fue una construcción de todo un equipo durante mucho tiempo. De normas técnicas, de generación, de muchas discusiones, se logra en base a acuerdos, en base a diálogos, a sinergias que se generan. Y uno de los elementos importantes es la fabricación nacional de equipamientos, que se trata de promover con toda la política energética. Toda la política energética en Uruguay es una política que no solo busca satisfacer las necesidades energéticas del país a buen costo, sino también es un instrumento para generar desarrollo productivo. La energía mueve 5 mil millones de dólares al año en Uruguay, y es un poderoso instrumento si se aplica adecuadamente para generar transformaciones en el país.

EC – En el plan solar que se acaba de anunciar, la familia puede comprar tanto un equipo importado como uno nacional, las condiciones son las mismas.

RM – Exactamente, para la persona es indiferente.

EC – Pero por otro lado, están corriendo incentivos a la industria nacional de colectores.

RM – Efectivamente. Si yo soy un fabricante o quiero ser un fabricante nacional de colectores solares, tengo que garantizar un mercado. Se va a genera un mercado que no existía, al generarse todo este tipo de impulsos y de instrumentos. Pero además el fabricante tiene ventajas netas. Por ejemplo, todo lo que es compra en plaza de equipamientos, insumos, materia prima, se hace libre de IVA. Lo que es la importación de insumos, de maquinaria, de materia prima, lo que precisa, mientras que no sea competitivo con la industria nacional, es también libre de impuestos a la importación. Y además el equipo se vende libre de IVA. Hay una serie de beneficios, que lo que es interesante es que nos hemos planteado una mirada a 15 años. Durante los primeros cinco años, por el sólo hecho de ser nacional, tiene el cien por ciento de los incentivos. A partir del año seis ya los incentivos empiezan a pesar, no solo por el origen, sino también por el nivel de eficiencia que haya logrado. Se va reduciendo el subsidio por el solo hecho de ser nacional y va creciendo la exigencia de un nivel de eficiencia para poder tener todos los subsidios, hasta llegar al año 16, cuando caen todos estos subsidios. Lo que busca es no proteger sino más bien generar condiciones para que se pueda generar una industria eficiente en el país.

EC – Hay muchas preguntas de los oyentes queriendo saber cómo se hace, cuál es el trámite que tiene que seguir el que está interesado de instalar un colector solar.

RM – El mecanismo es el siguiente, primero buscar información. Esto lo encuentra de tres maneras diferentes. Primero, vía internet en la página www.energiasolar.gub.uy, ahí hay información especifica del plan, pero también encuentra información en la página web de UTE o el Banco Hipotecario. También en el 1930 de UTE o en el *1930 por celular, o también en la oficinas comerciales de UTE o del Banco Hipotecario. Una vez que se informó, elige. Ahí está la lista de instaladores, elige el instalador y lo llama, y le dice “vengan a hacerme un diseño de la instalación que yo preciso para mi casa”. Primero a ver si es posible. No dijimos que esto no es para todos, eso no lo dije.

EC – ¿Cómo es esto?

RM – Si yo tengo una casa rodeada de edificios y tengo muy poco sol en mi azotea, no va a ser eficiente. Si yo vivo solo y voy a bañarme al club, no voy a reparar en una inversión de 30.000 pesos si casi no uso el agua caliente, porque la reducción de la cuenta de luz va ser mínima. Hay que ver el tipo de funcionamiento del hogar y cómo está ubicada, cuanto sol le llega. Suponiendo que viene el instalador, me hace un diseño, me dice cuesta ‘tanto’ y ahí tengo dos opciones; o bien lo compro yo, tomo la responsabilidad y luego voy a la UTE para que hagan el descuento. O bien me dirijo al Banco Hipotecario, a cualquier oficina, y en el futuro próximo va a poder ser en la oficina del Correo [Uruguayo] y le dice, “este el equipo que quiero instalar, forma parte del plan, forma parte de la lista, este es el instalador, este el costo, Uds. se hacen cargo de todo”. Firmo un contrato con el Banco Hipotecario…

EC – ¿Ese trámite es complicado? ¿Qué papeles tiene que presentar la persona o la familia?

RM – Es un trámite sencillo. Toda la información está disponible allí. Hay un elemento para decir que es que quien va tiene que pagar 500 pesos, que son para que después no venga cualquiera y el Banco tenga que hacer un esfuerzo y que después la persona y diga que no le interesa. Si la persona dice que sí, los 500 pesos se devuelven. No es un costo neto, sino un seguro para que el Banco no haga un esfuerzo innecesario.

Es un trámite sencillo. Para un ahorrista es un poquito más barato que para un no ahorrista y se descuenta directamente, o del salario, o de la jubilación o la pensión. La persona que vaya a pedir esto tiene que ser un asalariado, o bien un jubilado o un pensionista, para que descuente directamente de su salario. Una vez que se estableció se firmó ese contrato, se instala el equipamiento. La persona empieza a recibir el descuento todos los meses. El último paso es ir a la UTE para solicitar ese bono de descuento de 350 pesos por mes. Automáticamente, ya viene el seguro del Banco de Seguros y en ese sentido no tiene que hacer nada.

El último elemento para agregar, que si bien no tiene que hacer nada la persona, es que tenemos un organismo en Uruguay, que es la Ursea, que garantiza que todos los temas energéticos se lleven adelante en las condiciones de calidad y seguridad adecuada. La Ursea supervisa todo esto, y en el caso de que haya un instalador que funcione mal, o un equipo que funcione mal, es la garantía de que esto se cambie.

EC – Hay 500 preguntas de los oyentes, no vamos a poder plantear todas. Pero algunas bastante sencillas que se están repitiendo. ¿El plan vale también para el interior del país?

RM – Sí, para todo el territorio nacional. Por eso la oficina de Correo, para que no tenga que desplazarse y el que viva en un pueblito, que no tiene una agencia del Banco Hipotecario, que pueda rápidamente por el correo simplemente llegar.
 
EC – En esta etapa, ¿comprende también a las personas que viven en edificios de apartamentos?

RM – Sí. No en edificios común todos, eso va a venir una segunda etapa. Pero sí cada uno, individualmente, para su unidad puede instalar un equipo.

EC – ¿Qué pasa con comercios, qué pasa con empresas?

RM – Hay planes específicos. La ley solar que se votó hace un año y medio prevé justamente toda serie de planes y de financiaciones para la industria. Esto no es para esto, esto específicamente un plan residencial.

EC – Aclaremos que ya está corriendo a partir de esa legislación, una normativa con distintas fechas para la incorporación de colectores solares en clubes deportivos, hoteles, sanatorios, etcétera.

RM – Exactamente. Donde el Estado se autoobliga después de cinco años a instalar esos equipamientos. Para los privados también hay plazos, que son diferentes. Y para las industrias hay la obligación -si es una industria que necesita calor- de mostrar que sino instala el colector solar para precalentamiento de agua es porque ineficiente. Sino lo tiene que hacer.

EC – Los oyentes siguen agregando preguntas. Por ejemplo: ¿Qué sucede con el equipo si la familia se muda?

RM – Eso es un problema. Y sobretodo si es una persona que alquila. Es como sucede como cuando me roban e instalo una reja en mi casa, pero es una casa alquilada. Esa reja que instalo le genera más valor al propietario. Ahí hay negociaciones: si lo paga el propietario o me lo descuenta del alquiler, o lo que sea. Esto va a ser lo mismo.

EC – Usted ya aclaró que la vida útil de estos colectores de 15 años. Y se supone que en unos cinco años queda pagado con el ahorro de la cuenta de UTE.
 
RM – Exactamente. Es reducción neta de la cuenta.

EC – Hay oyentes que preguntan por qué no se utiliza un plan de este tipo para incentivar la generación familiar de energía eléctrica de origen eólico

RM – Es lo que decíamos. En Uruguay tenemos buenas energías renovables y vamos a poder llegar gracias a esto, a 50% por ciento de energías renovables en la matriz energética uruguaya. Pero no todas las energías son sustentables, no todas reducen costos, algunas son más caras. La microgeneración es la posibilidad que en cada hogar se instale, o un panel fotovoltaico o un micro molino eólico en el techo de la casa para generar su propia electricidad. Y lo que le sobre se lo vende a la UTE.

EC – Eso está habilitado, hoy.

RM – Totalmente habilitado, desde hace casi dos años. Y el objetivo de esto, al igual que lo del plan solar, es generar conciencia en la gente de lo que significa la energía. Promover el uso eficiente de la energía, en definitiva. Pero también en la microgenaración a nivel del hogar, implica la posibilidad de desarrollar capacidades nacionales de producción de este tipo de equipamientos. No es tan barato como esto, instalar un mini molino de viento en el hogar -son como 10 mil dólares. Estamos hablando de números completamente diferentes. Esto va a llegar, pero creo que todavía no está maduro el mercado. La apertura del sistema está abierto. Ahora vamos a hacer un concurso para impulsar prototipos para la fabricación nacional de mini molinos de viento. Pero es algo que tiene que madurar mucho más.

EC – Los oyentes tienen mucho más preguntas, pero usted ya dijo donde pueden aclararlas.

RM – Sí: www.energiasolar.gub.uy; 1930 UTE, *1930; la página web de la Dirección de Energía; los teléfonos de la Dirección de Energía que están disponibles en las guías telefónicas.

EC – ¿Ustedes tienen una estimación de cuántos hogares podrían adherir a este plan?

RM – En toda la política energética lo serio es fijarse metas, ya sea para el corto plazo, para el largo plazo, y de hecho la política energética está llena de metas. Pero las metas se fijan después de una curva de aprendizaje mínima. Acá vamos a ver en unos meses cómo empieza funcionando esto, si hay que hacer correcciones, cosas que pensamos funcionaban de una manera y no funcionan. Y después de esa primera etapa de aprendizaje, posiblemente sobre el final de este año, nos vamos a fijar metas. Yo ya he dicho que si se llegan a instalar 50 mil colectores solares en las casas de los uruguayos, salgo a tirar cohetes en 18 de Julio.

***

Contenidos relacionados:

Video de la entrevista

Registro

Seleccionar Newsletters:
×