Solicitar contraseña

×
Política

A partir de abril regirá el Certificado Único Municipal

Los contribuyentes deberán estar al día con los impuestos en la intendencia para poder realizar otros trámites, como vender o comprar un inmueble o vehículo o pedir un préstamo. Las comunas emitirán a partir de abril un documento, denominado Certificado Único Municipal, en el cual va a constar si el ciudadano tiene deudas o no las tiene. A través de esta nueva reglamentación, las intendencias buscan combatir su alta morosidad y ponerse en pie de igualdad con otros organismos recaudadores, como el BPS y la DGI, que utilizan estas herramientas para reducir sus pasivos.

De la misma forma que hoy un ciudadano debe demostrar que está al día con el BPS y la DGI, a partir de abril para realizar algunas transacciones el contribuyente deberá demostrar que no tiene deudas con la intendencia.

El gobierno incluyó el Certificado Único Municipal en la Ley de Presupuesto que aprobó en el Parlamento en 2005, pero faltaba la reglamentación del Poder Ejecutivo a través de un decreto.

Finalmente el presidente, Tabaré Vázquez, firmó el decreto a fines de diciembre del año pasado y las nuevas disposiciones empezarán aplicarse a partir de abril.

La nueva normativa -que había estado vigente hasta 1994- establece que será obligatorio presentar el Certificado Único Municipal para realizar una serie de trámites. Por ejemplo, sacar o renovar un préstamo mayor a 30.000 pesos, vender o comprar un bien inmueble o un vehículo, hipotecar una casa o que sea pasible del Impuesto a la Renta de Industria y Comercio (IRIC), del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) o del Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (IMEBA). El documento certificará que el contribuyente no tiene deudas y está habilitado para hacer otras transacciones.

El intendente de Lavalleja, Herman Vergara, que participó en la comisión del Congreso de Intendentes que trabajó el tema, explicó a En Perspectiva que el contribuyente deberá estar al día "con todas las intendencias donde tenga bienes". Esto significa que deberá obtener el certificado en cada una de esas comunas.

Previamente, el contribuyente deberá hacer una declaración jurada de bienes. "Los contribuyentes van a tener que hacer una declaración jurada de bienes. Entonces, en ese caso, en tiempo real, cada intendencia les estará expidiendo un certificado que acredita que mantienen al día el tributo o de lo contrario que tienen algún convenio y se encuentra vigente en cuanto a su cumplimiento. Si tienes bienes en más de dos intendencias, o en dos departamentos más bien, tendrás que obtener un certificado en cada una de ellas. Son casos muy puntuales quienes tienen bienes en más de un departamento", subrayó Vergara.

La normativa establece que los certificados se van a entregar en "tiempo real", es decir, en el día. Vergara aseguró que no habrá trabas burocráticas y que las 19 intendencias departamentales están en condiciones de poder hacerlo. El certificado va a tener un costo mínimo similar al de otros trámites municipales (100 pesos, un poco más).

Por otra parte, precisó que esta nueva reglamentación atiende un reclamo histórico de las intendencias: estar "en pie de igualdad" con otros organismos recaudadores como el BPS y la DGI que utilizan este tipo de herramientas para combatir su morosidad.

"Yo creo que en ese sentido estamos en condiciones de hacerlo. Puede suceder que haya algún pueblito muy metido en el interior que quizás pueda tener algún tipo de dificultad pero te vuelvo a reiterar, de la misma manera que un ciudadano tiene que obtener los certificados de BPS y DGI lo va a tener que hacer en los municipios. Es decir, no es concebible que un país con un sistema de gobierno unitario tenga organismos de recaudación en los cuales unos cuentan con una herramienta y otros cuentan con otra circunstancia diferente. Lo que se ha hecho ahora es poner a todos en pie de igualdad, que me parece que es lo correcto", consideró Vergara.

EL jefe comunal de Lavalleja explicó que esta normativa hará que los contribuyentes dejen de "elegir" ponerse al día con la DGI y el BPS y tomen en cuenta su morosidad con las intendencias.

"Es un viejo reclamo del Congreso Nacional de Intendentes porque sucede habitualmente, sobre todo en épocas de crisis, que cuando alguien tiene que elegir dónde va a pagar sus tributos generalmente elige BPS y DGI porque allí tiene la obligación luego de obtener un certificado y la morosidad sigue aumentando a nivel de los municipios porque teníamos un régimen diferente, por lo menos lo vamos a seguir manteniendo hasta el 1º de abril", señaló Vergara.

En cuanto al Certificado Único Municipal y su instrumentación en las diferentes comunas, Vergara adelantó que probablemente en el futuro el documento se pueda obtener vía internet.

A través de este nuevo mecanismo se busca combatir la morosidad que tienen todas las comunas del país. Vergara dijo que el índice de morosidad en la mayoría de las intendencias continúa "siendo muy alto" y puso como ejemplo la situación de Lavalleja, donde la morosidad se disparó en unos años.

"Entre los años 90 y 2000 la morosidad en el nuestro andaba en el entorno del 5, 6, 7%. Cuando yo asumí el 13 de julio de 2000 ya había trepado al 45% y luego en plena crisis superaba el 50% y en algunos municipios llegó a tener un 70%. Esa situación no es la que se da con otros organismos centrales porque lógicamente al tener esta herramienta de la necesidad por parte del contribuyente de estar al día -porque de lo contrario no puede realizar otros trámites- nos ponía en una situación terriblemente desventajosa. Hoy incluso nosotros seguimos manteniendo una morosidad muy alta que debe andar en el entorno del 25%. Si bien mejoró, de cualquier manera estamos a años luz de lo que fue entre el 90 y el 2000", explicó Vergara.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×