Propuesta de TV digital comunitaria del PIT-CNT difundirá contenidos que apuesten a la cultura y a los "valores solidarios"

Propuesta de TV digital comunitaria del PIT-CNT difundirá contenidos que apuesten a la cultura y a los "valores solidarios"

    Ayer venció el plazo del llamado a propuestas para operar los dos canales de televisión digital comunitaria en Montevideo, y uno de los proyectos que se presentaron fue el del PIT-CNT. Para conocer qué fines persigue la central sindical con esto, En Perspectiva conversó con uno de sus coordinadores, Fernando Pereira, quien explicó que el objetivo es "construir una alternativa cultural a los medios de comunicación televisivos que hay en Uruguay", los cuales, según dijo, "tienen una oferta que no es del nivel que queremos". Aclaró que la injerencia que tendrá el Secretariado Ejecutivo en la definición de los contenidos será "mínima" y que trabajarán con un grupo de profesionales vinculados a los medios para desarrollar contenidos que destaquen la cultura y "los valores que el movimiento sindical intenta impulsar". "Nunca lo pensamos como un canal 24 horas informando noticias sindicales, siempre lo pensamos como un aporte a la cultura y al conocimiento", aseguró Pereira.


    (emitido a las 7.48 Hs.)

    EMILIANO COTELO:
    Sigue avanzando el proceso de adjudicación de permisos para operar en el nuevo sistema de televisión digital, abierta, por aire.

    Están analizándose en este momento las propuestas que se presentaron para el capítulo televisión comercial en Montevideo. Por otro lado, está prevista una serie de canales destinados a la televisión pública. Y, por último, otro grupo de permisos para televisión comunitaria (o sea, sin fines de lucro).

    Justamente, ayer venció el plazo para la presentación de las propuestas para operar los dos cantales de televisión digital comunitaria que el Poder Ejecutivo habilitará en el departamento de Montevideo. Hubo finalmente tres proyectos: uno del PIT-CNT, que se presentó con el nombre de Instituto Cuesta Duarte; otro impulsado por tres cámaras empresariales: la Cámara de Industrias, la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, y la Asociación Rural del Uruguay; y el tercero se identificó como “Comunicación Cristiana”, pero en realidad todo indica que no corre, porque se presentó una hora después del vencimiento del plazo, según dijeron a En Perspectiva fuentes de la Ursec [Unidad Reguladora de los Servicios en Comunicaciones].

    En el caso del PIT-CNT hace más de un año había hecho pública la posibilidad de participar del llamado para contar con sus propias señales de televisión abierta digital. Sin embargo, en las últimas semanas se tejió algún manto de duda sobre si terminaría concretando su oferta, tanto que sobre la fecha del vencimiento del plazo original, la central de trabajadores solicitó una prórroga que fue contemplada por las autoridades. El plazo que venció ayer en realidad era fruto de esa prórroga.

    ¿Qué quiere hacer el PIT-CNT en materia de comunicación?, ¿qué fines persigue con esta iniciativa? Vamos a conversarlo con uno de los coordinadores de la central sindical, estamos con Fernando Pereira.

    ROMINA ANDRIOLI:
    ¿Por qué decidieron presentarse para la adjudicación de un canal de televisión digital?

    FERNANDO PEREIRA:
    Hace seis o siete años, a iniciativa del Secretariado Ejecutivo, se conformó un grupo de trabajo que lo integraron varios miembros de la publicidad, la comunicación, periodistas, dirigentes sindicales, con la intención de que el PIT-CNT pudiera tener su propio canal de televisión; por aquel momento se pensaba en un canal, el canal 8, que finalmente nunca fue cedido. Pero la intención en ese momento de tener un canal era claramente construir una alternativa cultural a los medios de comunicación televisivos que hay en Uruguay que creemos que tienen una oferta no del nivel que queremos. Y por otro lado para tener una disputa ideológica con lo que creemos que es un pensamiento dominante y agregar a la grilla televisiva valores como la solidaridad, la cultura del trabajo, la cultura en general, la música, el teatro, en fin. El “hacé la nuestra” por el “hacé la tuya” nos parecía que era un cambio cualitativo importante. Nunca lo pensamos como un canal 24 horas informando noticias sindicales, siempre lo pensamos como un aporte a la cultura y al conocimiento de los uruguayos, y sigue siendo así. La idea del PIT-CNT es que en el tema de los contenidos –que en todo caso es lo que la dirección sindical va a opinar, porque otras cosas son temas técnicos y de asesoramiento– estamos convencidos de que hay que ir en la dirección de conformar grupos de reflexión e incluso de consulta con expertos uruguayos y extranjeros para ver qué contenidos puede tener una televisión comunitaria que en verdad sean de interés para la sociedad pero que al mismo tiempo le aporten a la cultura, a la educación, a los valores que el movimiento sindical intenta impulsar, una cuota importante en la sociedad uruguaya.

    RA – Pero en la propuesta que presentaron ayer, ¿qué detallaron respecto a su programación, a lo que prevén?

    FP – Ayer no estaba previsto plantear la programación en particular. Pero no hay nada para ocultar, nosotros tenemos un grupo trabajando que lo están integrando el secretario de propaganda como delegado político, Daniel Estévez, [Pablo] Khalil, Rody Olivera, Edison Raffaele, [Eduardo] Curuchet, y algunos otros compañeros de la publicidad y la prensa a los efectos de ir construyendo una serie de programas, insisto, vinculados básicamente a la cultura. Esto implica música, cine, teatro, construcciones populares, conocimiento de las organizaciones, cosas que se hacen en el interior del país y que sería muy interesante conocerlas en Montevideo. Alguno de los temas por supuesto que los canales abiertos o incluso la televisión pública los pueden estar emitiendo, pero nosotros queremos darles prioridad a esos valores y queremos ver si además de esa calidad podemos construir un formato que además sea querido por la gente, es decir, que la gente cuando lo mire no cambie de canal. Esto es todo un desafío que tenemos, no es el tema de nuestra especialidad, que está vinculada a los temas del trabajo y de la defensa de intereses y de propuestas sobre diferentes temas de la realidad nacional. Pero es un tema que nos entusiasma, de alguna manera es una utopía, pero que tiene bases reales en que es posible que sea rentable, me refiero a que no dé pérdidas, que sea confiable, que sea un medio capaz de transmitir valores solidarios y que al mismo tiempo no esté condicionado por los avatares de la dirección sindical.

    EC – ¿Esa propuesta incluye que haya informativos, por ejemplo?

    FP – Sí, pero no sindicales, nadie está pensando…

    EC – Pero estamos hablando de informativos que cubrirían la actualidad de nuestro país, la del mundo.

    FP – Sí, cómo no. Pero insisto, no informativos de la realidad sindical exclusivamente, porque eso para mi gusto no es el objetivo que estamos persiguiendo, sino de las cosas que pasan en la sociedad cuáles son aquellas que no tienen voz, por diferentes motivos, y el PIT-CNT se las puede dar. Esto además pensamos no hacerlo solos, pensamos que deben participar organizaciones de la sociedad que tienen mucho peso como la FEUU (Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay), la Onajpu (Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay), en fin, otras organizaciones vinculadas a vivienda o a políticas sociales. Nos parece que hay que abrir el panorama, aunque el PIT-CNT sea el responsable principal hay que abrir la cancha para que otros jugadores que tienen las voces más apagadas en la sociedad uruguaya por fin las puedan tener prendidas. Esto no quiere decir que sea fácil.

    RA – ¿Quiénes estarán al frente del canal?, ¿qué injerencia tendrá el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT en la definición de los contenidos?

    FP – Mínima, cuando digo mínima digo que ningún contenido puede violentar los principios del movimiento sindical, pero mínimas. Me refiero a que se va a construir una dirección propia del canal que tenga contacto con la dirección política del movimiento sindical y que discuta en todo caso cómo va la programación, si está dando los resultados esperados, si se pudo comulgar con los televidentes para ver qué es lo que están esperando de nuestro canal, si es posible tener contacto permanente para saber qué están esperando de nuestro canal. Pero no va a ser la dirección sindical la que fije la programación. En primer lugar porque nos falta el obvio conocimiento que tienen los trabajadores de los medios de comunicación, me refiero a que no estamos formados para eso.

    EC – Desde la audiencia viene más de un mensaje y elijo este de Pablo del Cerrito, que tiene un poco de filo, dice: “Supongo que los futuros empleados van a ganar sueldos buenos”, esto a su vez puede relacionarse con otra pregunta que yo quería plantearle de cómo se financiaría un canal de televisión perteneciente al PIT-CNT, porque estamos en el terreno de la televisión comunitaria.

    FP – Yo desearía que la mayor parte de las empresas del Uruguay pagaran los salarios del PIT-CNT. Es un deseo.

    EC – ¿Cuántos empleados tiene hoy el PIT-CNT?

    FP – Entre el Cuesta Duarte y el PIT-CNT unos 35, me gustaría que ese promedio de salarios que tiene el PIT-CNT fuera el nacional.

    EC – ¿Cuál es el promedio?

    FP – Más de media canasta, 25.000 pesos, cuando el objetivo es más de media canasta. No son datos que a mí me gustaría dar públicamente, porque en todo caso no estoy hablando de mi salario, estoy hablado del de los trabajadores del PIT-CNT, pero como fue filosa la pregunta, respondo con números reales y Emiliano, cuando usted quiera se los muestro porque no es una información reservada, en todo caso la reserva la tienen los trabajadores, no la tengo yo.

    EC – Pero vayamos al otro aspecto, el del financiamiento, ¿cómo bancarían ustedes el presupuesto de un canal de televisión, que no es barato?

    FP – Hay una primera instancia que es que sindicatos importantes del Uruguay han mostrado voluntad de dar un apoyo inicial. Una segunda que es una campaña financiera que el movimiento sindical va a iniciar que se denominaría algo así como “tu canal es un boleto”, y cada trabajador podría poner unos 20 pesos. No se olvide que la afiliación al movimiento sindical actual anda en el entorno de los 350.000 afiliados. Convenios de cooperación con afiliaciones internacionales, en su momento –digo en estos siete años– se tuvo contacto con organizaciones y sindicatos europeos, con organizaciones no gubernamentales del primer mundo, también con canales comunitarios de otras partes. Es decir, va a haber como un conjunto de cooperaciones, después yo creo que el canal va a ser autosustentable producto del autofinanciamiento y de la posibilidad de la publicidad que se nos da. Quiero decir con esto que los primeros años seguramente van a ser duros, es decir, no nos estamos metiendo en un negocio fácil, nos estamos metiendo en un negocio complicado, pero convencidos de que vale la pena, de que la disputa cultural contra cierta hegemonía televisiva la podemos dar desde un medio comunitario. ¿Quiere decir esto que el canal del PIT-CNT va a tener el 100% de la audiencia? No, quiere decir que va a haber un agujerito por donde se pueda entrar a lo que opine la cultura nacional de diversos temas. Y por supuesto deberá haber muchos puntos de vista, porque no va a haber un solo punto de vista de la cultura.

    EC – En emisoras de radio, incluso en canales de televisión, hay sindicatos que tienen espacios contratados, eso ya existe, pero hay algo más avanzado todavía en el caso del Sunca [Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos], el sindicato de la construcción, que está en negociaciones para adquirir una radio, directamente. Ese proyecto del Sunca, ¿cómo se coordina con este del PIT-CNT en conjunto?

    FP – Estamos conversando con el Sunca, estamos conversando con todos los sindicatos que tienen un porte que puede significar el puntapié inicial. De todas maneras estamos convencidos de que esa campaña “un boleto es tu canal” de televisión va a dar recursos sindicales muy importantes. Otras campañas similares han significado recursos para los referéndum o para otras actividades de porte tan grande como esta, porque cuando nos metimos con el plebiscito de las empresas públicas en el año 1992 todo eso fue costeado con apoyo solidario de los trabajadores afiliados a la central sindical, no había ningún apoyo externo más que ese. Estamos confiados en que si a los trabajadores les mostramos y somos capaces de explicarles que este modelo de comunicación puede traer aportes culturales a la nación y a los trabajadores en particular seguramente van a colaborar.

    Independientemente de esto está claro que nosotros estamos en una disputa porque los medios de comunicación sean más plurales, haya más voces, se conozcan más cuestiones, haya mayor programación nacional, se descubran talentos, volvamos a tener determinados programas que en su momento fueron éxitos, vinculados a la música nacional… En fin, estamos convencidos que hay una serie de valores que la sociedad uruguaya conserva, que los tiene, y que están en disputa con otros valores que yo creo que han sido equivocados. Insisto, tal vez estoy tomando un atajo, pero también es cierto que buena parte de la programación televisiva en los canales abiertos para mi gusto es de mala calidad, es de poco aporte a la cultura nacional y desconoce los potenciales, por ejemplo, de los actores uruguayos, de los músicos uruguayos, o de otras artes del Uruguay, que bien podrían ser emitidas por señales abiertas de televisión y este canal comunitario seguramente será una oportunidad.

    EC – Lo último, ¿cuándo estaría al aire este canal?, ¿ustedes ya tienen fecha?

    FP – No, en primer lugar porque no nos han otorgado el canal…

    EC – Pero tienen que tener un proyecto, supongo, se tiene que tener calculado aproximadamente cuánto tiempo lleva arrancar.

    FP – Aproximadamente ocho meses. Esto sería ver con qué medios vamos a transmitir, cómo adquirimos los medios tecnológicos, el financiamiento sí ya está presentado y tiene sustento real, y ojalá logremos ser viables, porque, como todo, esto tiene sus riesgos. Nosotros vamos a salir al aire si efectivamente mirando los productos que se han construido, la producción, comprendemos que es de alta calidad y que puede contribuir a la cultura nacional. Si esto no lo lográramos, si no fuéramos capaces de lograr esto, claramente renunciaríamos a la apuesta, porque no se trata de hacer cualquier cosa.

    EC – ¿Y cómo observan el hecho de que van a tener que competir con un canal de cámaras empresariales?

    FP – Bueno, nos sorprendió un poco, porque convivimos en muchos medios, nosotros hace siete años, tú te acordarás, lo hicimos público en el Cabildo de Montevideo incluso con la presencia de Rubén Yáñez y con otros nombres de la cultura. Es decir, era un objetivo público del PIT-CNT, nunca nos habían comunicado las cámaras empresariales. Pero partamos de esta base: tienen derecho, y si tienen derecho no voy a opinar sobre los derechos.

    ***

    Foto: archivo