Rompkbzas

UPM II, agua podrida y la victoria de las bacterias

UPM II, agua podrida y la victoria de las bacterias

UPM sería sancionada por excederse en los niveles de fósforo vertidos en el río Uruguay por haber superado en más del 10% los niveles permitidos según Luis Aubriot, doctor en Ciencias Biológicas del Departamento de Limnología de la Facultad de Ciencias. Dijo que no es aconsejable instalar una segunda planta de celulosa en el Río Negro. Denunció que la situación actual del río es casi irreversible e ideal para el crecimiento de cianobacterias. Instalar una planta en ese cauce sería "agravar" la situación.

El río Negro contaminó al 60% de los animales que bebieron de él y el 43% de los productores de la zona dice haber sufrido muertes de vacas y ovejas. Según una tesis del departamento de Limnología de la Facultad de Ciencias, es la manifestación más extrema del exceso de fósforo en la cuenca, que desde 2007 está en valores "muy por encima" de los permitidos. La ministra de Medio Ambiente, Eneida De León, ya reconoció el problema.

La planta actual de UPM sobre el río Uruguay tiene permitido verter 74 kilos de fósforo por día. Llevado al río Negro, donde el caudal es más pequeño y, por tanto el agua tiende a "estancarse" más, el nutriente podría crecer entre 70 y 100 microgramos por litro de agua.

Luis Aubriot, doctor en Ciencias Biológicas dijo en Rompkbzas que la situación en el río Santa Lucía "es peor, pero lo que ocurre en el Río Negro es que se dan mejores condiciones para la reproducción de las cianobacterias".

El científico explicó que las cianobacterias recorren el caudal del río superando las represas y embalses logrando llegar, con la temperatura adecuada, a las costas de Montevideo.

El director del Departamento de Limnología dijo que a través de algunos estudios realizados en la zona "se ha visto que las cianobacterias que están en esos embalses, responden a la aplicación de nutrientes. No les alcanza con lo que está en el agua. Lo que se le sume va a empeorar la situación. Incluir otra fuente en estos embalses va a empeorar la situación".

Aubriot señaló que la instalación de una nueva planta de celulosa sería significativo porque el Río Negro tienen 10 veces menos caudal que el río Uruguay, con represas "que amplifican el efecto y grandes variaciones del caudal. Muchas veces el caudal es muy bajo y las represas cierran. Hay un caudal ecológico mínimo. De niveles aceptables del 5% aumentamos hasta el 50% en verano. Podríamos tener efectos importantes en períodos de tiempo, como una semana, tendríamos efectos acumulativos importantes", explicó.

La nueva planta de UPM aportará una carga de fósforo de entre 2% y 3% a los niveles actuales que tiene el Río Negro según la Dirección Nacional de Medio Ambiente. “Aubriot dijo que estas cifras son promedio y no contemplan las variaciones del caudal. Según el experto va a haber momentos en los que no se note pero en años con sequía, "habrá efectos importantes".

Señaló que la planta original de UPM en Fray Bentos superó los niveles permitidos, lanza al agua unos 60 kilos de fósforo diarios, con días de 70 y picos de hasta 100 kilos. "Superaron los niveles y están en vías de ser sancionados", dijo el científico.

"A mi entender eso quiere decir que la experiencia está en el límite de lo que puede absorber el agua, esta planta va a producir el doble. No tenemos información de que vaya a aplicarse una nueva tecnología. Falta información. Nos basamos en varios supuestos", aclaró.

Asimismo que será en el entorno de la represa de Baygorria a 20 kilómetros de Paso de los Toros. "Lo que hicimos fue manejar la información disponible", aclaró. En opinión del experto, habría que hacer un plan de manejo para la reducción de nutrientes. "Ahora tenemos un nuevo factor que va en contra de un plan de reducción".

Tenemos que actuar "ahora" advirtió. "Hay varios factores ya preocupantes desde hace más de una década", agregó.

En opinión personal Aubriot "no aconsejaría la instalación de una planta en esas condiciones”, dijo. "No somos tomadores de decisiones, solo asesoramos, decimos lo que puede ocurrir", agregó.

Instalar una segunda planta de UPM "sería agravar" la situación. Aubriot dijo que incluso si se aplica un plan de remediación sería muy difícil reducir las cianobacterias a que trata de organismos con millones de años de adaptación y responsables de la creación de la atmósfera. Contó que están trabajando de forma coordinada y global con científicos de todo el mundo para tratar de moderar el crecimiento de estos organismos.

Comparativamente a nivel de calidad de agua son muchos más elevados en la cuenca del santa Lucía pero la presencia de cianobacterias no es tan importante como en el Río Negro.

Registro

Suscripciones:
×