Medio Ambiente

Recuerdos del futuro reciente

Si no cambiamos la conducta en 30 años, la temperatura en verano será de más de 40º, el nivel del mar estará 50 centímetros más alto, perderemos playas, estaremos expuestos a enfermedades tropicales, según el analista en temas ambientales Eduardo Gudynas.

Gudynas dijo que la decisión de tipificar penalmente los delitos ambientales es positivo pero teme que no se avance mucho. Según el experto ya existen formas de sancionar y penar atentados contra el ambiente. Dijo, de todas formas que hoy hay multas aplicadas a productores que todavía no se han hecho efectivas. Según Gudynas desde el traslado del Fiscarl Enrique Viana no hay ninguno especializado en la materia y tampoco se han presentado casos nuevos. "Vamos a adiestrar fiscales ambientales para que sigan esos casos. El doctor Viana se dedicaba a esos temas y lo sacaron de ese lugar. El argumento del gobierno era que técnicamente muchas de las demandas del fiscal adolecían de defectos, ¿Pero dónde estñan los fiscales técnicamente preparados?", se preguntó ante la ausencia de denuncias.

Gudynas explicó que en la constitución de nuestro país, "el medio ambiente es un asunto de 'interés general', no está comprendido entre los derechos. En Argentina sí" y explicó que en el país vecino se dice explíocitamente que los ciuadadnos tienen derecho na la vida en un medio ambiente sano.

Advirtió que "la tasa actual de extinción de especies es mil veces más alta que la tasa de extinción por los avances evolutivos naturales". "Para el 2047, entre el 30% y 40% de las especies van a haber desaparecido", agregó.

Otro de los problemas más grandes que el mundo va a tener es el crecimiento de la altura de los mares. "Para mediados de este siglo, el mar va a crecer 50 centímetros. En el caso del Río de la Plata, aumentarán las sudestadas y tormentas. Por lo tanto, por el proceso de afectación de toda la franja costera, se removerá arena y desaparecerán playas. En nuestro país habrá muchos problemas serios en las bocas de las lagunas y arroyos", señaló.

En el mundo existen miles de zonas, sobre todo0 en el Mar Báltico y El Mar de Chinadonde la sobreabundancia de fósforo generó un crecimiento indiscriminado de formaciones de algas que consumieron el oxígeno. Las partes más comprometidas del planeta están en estados Unidos y Europa. Gudynas advirtió que Uruguay y Argentina están entrando en zona de riesgo sobre todo Colonia y el Delta del Tigre, en Buenos Aires, de no remediarse la situación habrá llamadas "zonas muertas". 

Para Gudynas en 30 años estaremos enfrentándonos a la malaria como hoy lo hacemos con el Zika, De3ngue y Chikungya. Pronosticó que "en 2020 habrá 15 millones de afectados en la zona".

Trump y su anti-medioambientalismo

El sitio web de la Casa Blanca eliminó todas las menciones con referencia al cambio climático y a la comunidad LGBT que se habían producido durante el mandato del expresidente estadounidense Barack Obama. 

A las 11:59, la página oficial de la Casa Blanca tenía información sobre el cambio climático y los pasos que el gobierno federal había tomado para luchar contra él. En el instante en que Donald Trump asumió como nuevo jefe de Estado, la página cambió y con esto se fueron todas las menciones sobre el calentamiento global . "El nuevo gobierno de Trump bloqueó la información sobre medio ambiente. Se borraron los archivos sobre cambio climático", insistió Gudynas.

El experto dijo que el discurso de Trump fue contradictorio. "Yo soy un gran ambientalista, pero como soy un gran ambientalista me di cuenta que los ambientalistas están exagerados y hay que detenerlos. Sus propuestas detienen el crecimiento del empleo". Esto llevará a que mermen los controles y "este discurso va a ser aprovechado por muchos que tienen aspiraciones similares", indicó.

A modo de ejemplo, señaló los casos de Bolivia donde "la última frontera que hay para la explotación de petróleo es en parques nacionales, áreas protegidas o lugares donde viven indígenas". En Ecuador, en tanto, dijo que "hay un serio conflicto entre comunidades indígenas, que se resisten a la empresa minera china que quiere extraer cobre".

"La situación del cambio climático genera evidencias visibles en nuestra vida. La situación es coercitiva y tenemos opciones tecnológicas para afrontarlo, como cambio de la matriz energética. Asimismo, tenemos instrumentos que castiguen a los que contaminan, y opciones que ayuden a un cambio en el estilo de vida, porque esto ya no es vida", finalizó Gudynas.

Registro

Suscripciones:
×