El cambio climático espera acciones de Estados Unidos

    La inacción en cuanto al calentamiento global de la principal potencia mundial prende alarmas en la cumbre sobre cambio climático en Barcelona. “Llevamos nueve meses esperando protagonismo de Estados Unidos”, dijo el observador Oxfam, Antonio Hill, en entrevista con El Espectador.


    Desde que era candidato a la Presidencia por Estados Unidos, Barack Obama viene afirmando su compromiso con el cambio climático, pero en la práctica las promesas se las lleva el viento. “Prometieron en marzo que íbamos a ver una respuesta urgente, porque decían que veían la urgencia de este problema, pero hasta al momento nos preocupa muchísimo porque no la vemos (la respuesta)”, resaltó a El Espectador Antonio Hill, en el marco la cumbre que se está llevando a cabo en Barcelona de cara a Copenhague, Dinamarca, en diciembre próximo.

    El observador de la agencia internacional de desarrollo Oxfam añadió que “tenemos que ver un liderazgo que emerja por parte de Obama, porque si no, no hay manera de que Estados Unidos presente una posición que permita lograr un acuerdo” en la ciudad danesa, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

    El objetivo es que la temperatura de la Tierra no rebase los dos grados Celsius y para esto es prácticamente obligatorio que los países desarrollados reduzcan sus emisiones en 30% para 2020, y entre 60 y 80% para 2050, respecto a los niveles de 1990.

    El papel africano.
    El reclamo de la Unión Africana por el que se suspendieron las negociaciones este martes no fue en vano para los países de ese bloque. “Ganaron un poco más de espacio y de respeto, sobre todo de la Unión Europea. Eso también manda una señal para Japón, Canadá y Australia para que se pongan las pilas y cambien algo”, afirmó Hill.
     
    “También ganaron apoyo en el G77. (Demuestran que) están en condiciones de llevar un protagonismo. Es una voz de un grupo de países altamente vulnerable y que ve que este tema, para ellos, es una amenaza existencial”, destacó.

    Los africanos reclaman que los países industrializados pongan sobre la mesa de negociación cifras concretas que reflejen sus compromisos de reducción de emisiones, al tiempo que establezcan los montos de dinero que se van a transferir para mitigar los efectos del cambio climático.

    “Lo importante es que la Unión Africana viene concretando una posición común. Son capaces de levantarse y decir: `Las cosas tienen que cambiar’”, señaló Hill.