Juicio

Comienza juicio a Ahed Tamimi, joven palestina que golpeó a soldado

Comienza juicio a Ahed Tamimi, joven palestina que golpeó a soldado

    La activista palestina de 17 años Ahed Tamimi, en prisión preventiva desde el pasado 19 de diciembre por pegar una bofetada a un soldado que fue recogida en un vídeo, comparecerá mañana ante un tribunal militar juvenil israelí acusada de doce cargos, en un juicio que se espera dure meses.


    "Las autoridades israelíes deben liberar de inmediato a la activista adolescente Ahed Tamimi, cuya detención continua es un intento desesperado de intimidar a los niños palestinos que se atreven a resistir la represión de las fuerzas de ocupación", urgió la ONG Amnistía Internacional en un comunicado.

    Mañana también serán juzgadas su madre, Nariman Tamimi, en prisión incondicional y acusada de cinco cargos, entre ellos el de atacar junto a su hija a oficiales y soldados israelíes; y una prima de 21 años, Nour Tamimi, puesta en libertad el 5 de enero bajo fianza de 5.000 shékels (unos 1.300 euros).

    Esta será la primera vez que la joven Tamimi podrá dirigirse a la Corte -ubicada en la prisión israelí de Ófer, en el territorio ocupado de Cisjordania- para justificar sus acciones.

    El vídeo mostraba a la adolescente (de 16 años en el momento de los hechos y conocida por su activismo contra la construcción de un muro israelí en la localidad cisjordana de Nabi Saleh) golpeando a dos soldados israelíes en el patio de su casa en Nabi Saleh.

    Está acusada entre otros cargos de atacar a las fuerzas de seguridad en cinco ocasiones, amenazar, arrojar piedras y participar en manifestaciones violentas; por lo que podría enfrentar una pena de hasta diez años de prisión, pese a ser menor de edad.

    "Como una chica desarmada, Ahed no representaba ninguna amenaza durante el altercado con los dos soldados israelíes,fuertemente armados y con atuendo de protección", declaró hoy la directora general de Amnistía Internacional para Oriente Medio y África, Magdalena Mughrabi.

    "Nada de lo que ha hecho puede justificar su detención continua y las largas y agresivas sesiones de interrogatorio que ha tenido que soportar durante las primeras dos semanas de detención", reclamó.

    Por su parte, la abogada de la defensa, Gaby Lasky, coincide en que Israel está utilizando este caso para "disuadir la resistencia a la ocupación", ya que los Tamimi son una conocida familia de activistas. EFE