Perú

Ministro peruano renunció al cargo, tras intento de destitución de Kuczynski

Ministro peruano renunció al cargo, tras intento de destitución de Kuczynski
EFE

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, renunció hoy a su cargo, un día después del frustrado intento de destitución del mandatario de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, por presuntos vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

El titular del Interior había presentado su carta de renuncia la semana pasada, tras conocerse el pedido de destitución de Kuczynski en el Congreso, pero el mandatario no la había aceptado entonces y dijo que intentaría convencerlo de que se quede en el gabinete.

Basombrío informó, a través de su cuenta en Twitter, que Kuczynski aceptó su renuncia y que "se hará efectiva después de fiestas para tener una transición ordenada".

"No voy a responder a especulaciones por falsas o ciertas que sean sobre el motivo de mi renuncia y sobre lo sucedido en los últimos días", escribió Basombrío.

El renunciante ministro agregó que desea "lo mejor para mi país" y que "nuestros problemas se enfrenten en el marco de la ley y con pleno respeto a las instituciones".

Kuczynski se presentó ayer ante el pleno del Congreso para defenderse de la moción de vacancia que pedía su destitución por incapacidad moral permanente, pero al final de la jornada la solicitud no obtuvo el mínimo de votos requeridos para su aprobación.

Un sector del partido Fuerza Popular, de la lider opositora Keiko Fujimori, votó por la abstención, encabezados por el hijo menor del exmandatario Alberto Fujimori, Kenji Fujimori, lo cual ha sido interpretado por analistas como el resultado de un ofrecimiento de indulto para el expresidente preso.

El jefe de Estado fue cuestionado por el Parlamento por el contrato de asesoría financiera que firmó su empresa Westfield Capital con la constructora brasileña Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando era ministro en el gobierno de Alejandro Toledo entre los años 2001 y 2006.

Kuczynski afirmó que desconocía de ese contrato porque en esos años su empresa estaba gestionada por su exsocio Gerardo Sepúlveda, pero cobró dividendos por esos servicios.

El gobernante negó haber hecho algo ilegal e incluso ha ofrecido responder en todas las investigaciones que se hagan sobre ese caso.EFE

Registro

Suscripciones:
×