El partido gobernante en Sudáfrica elige a su nuevo líder

El partido gobernante en Sudáfrica elige a su nuevo líder

    El partido gobernante en Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano (CNA), se reúne en su 54ª Conferencia Anual, donde se elegirá a su próximo líder y candidato presidencial para 2019, con el vicepresidente Cyril Ramaphosa como favorito, seguido por Nkosazana Dlamini-Zuma.

    Aunque el arranque estaba previsto esta mañana, la inauguración oficial de la conferencia se retrasó hasta la tarde, anunció el secretario general del partido Gwede Mantashe, en una comparecencia de prensa de prensa.

    Mientras, una multitud de militantes del partido se congregaba en el centro de conferencias Nasrec de Johannesburgo, con camisetas, gorras y banderas de colores amarillo, verde y negro, los del partido.

    Se espera que el nuevo "número uno" del CNA se conozca este domingo por la tarde, tras las votaciones secretas de los delegados.

    Dado que el antiguo movimiento de liberación ha ganado todos los comicios presidenciales celebrados en democracia (desde 1994) con más del 60 % de los votos, el ganador en la conferencia se colocará, en la práctica, a la cabeza de la carrera por convertirse en el próximo jefe de Estado.

    El plato fuerte de la jornada de hoy será la intervención del actual presidente Jacob Zuma, quien se despedirá del liderazgo del CNA con un discurso en el que repasará su legado político.

    Zuma concluirá su segundo y último mandato permitido en 2019 y su imagen atraviesa horas bajas, golpeada por múltiples escándalos de corrupción y una economía debilitada.

    Justo antes del inicio de la conferencia, el mandatario aprovechó para dar un golpe de efecto al anunciar que los estudiantes procedentes de las clases trabajadoras -la gran mayoría- tendrán acceso gratuito a educación superior, una reclamación que en los últimos tiempos ha causado fuertes protestas y movilizaciones de los estudiantes sudafricanos.

    "El Gobierno incrementará los subsidios a las universidades desde el 0,68 % del PIB al 1 % en los próximos cinco años", transmitió la Presidencia en un comunicado.

    "Esto se hará para empezar una revolución de capacitación en busca de un programa de transformación socioeconómica radical", precisaron las fuentes.

    El oficialismo aborda este encuentro -su cita más importante del año- con fuertes divisiones internas, especialmente entre los partidarios de los dos aspirantes con más posibilidades.

    Ramaphosa, antiguo sindicalista convertido en exitoso hombre de negocios, arranca como ligero favorito tras haber recibido la nominación de la mayoría de las ramas provinciales del partido.

    Visto como moderado dentro del partido y preferido por los empresarios, el vicepresidente se ha mostrado crítico en varias ocasiones con las decisiones del actual jefe de Estado.

    Dlamini-Zuma, exesposa del presidente y expresidenta de la Unión Africana, le sigue en las quinielas.

    De obtener la victoria en esta conferencia, aspiraría a convertirse en la primera mujer al mando de Sudáfrica.

    La también exministra es vista como candidata de continuidad y cuenta con el respaldo de Zuma y sus aliados, así como de las ligas de las mujeres y las juventudes del CNA. EFE