Medio Oriente

Arabia Saudí volverá a islam moderado y abierto dice heredero

Arabia Saudí volverá a islam moderado y abierto dice heredero
efe

El príncipe heredero quiere además construir una ciudad futurista donde habrá "más robots que personas".

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, aseguró este martes (24.10.2017) que su país ha comenzado un proceso para volver a un "islam moderado y abierto al mundo y a las religiones".

En una alocución en el marco de una conferencia económica en la que unos 2.500 inversores -entre ellos extranjeros- están reunidos este martes en Riad, el príncipe prometió también acabar con el extremismo y mostró su deseo de convivir con el mundo.

"No vamos a perder otros 30 años en tratar las ideas extremistas. Queremos convivir con el mundo y acabar con los restos del extremismo", adujo.

El joven príncipe, de 32 años, hizo alusión al asalto que grupos extremistas cometieron en la Gran Mezquita de La Meca, en 1979, ya que desde esa fecha Arabia Saudí abandonó el islam "moderado" por el aumento de corrientes religiosas.

"Estamos volviendo a lo que éramos antes, un país de islam moderado que está abierto a todas las religiones y al mundo”, añadió.

Desde la designación el pasado 21 de junio del nuevo príncipe heredero, Arabia Saudí ha tomado algunas medidas para intentar romper con el arcaísmo en su sociedad, como la orden que emitió el rey Salman bin Abdelaziz de permitir a las mujeres conducir, cosa que hasta ahora tenían rigurosamente prohibida.

Este país árabe, sin embargo, sigue siendo uno de los estados del mundo más criticados por las organizaciones de derechos humanos, que llevan años criticando la aplicación en la monarquía saudí de la pena de muerte, la represión de la disidencia política, la discriminación de la mujer en prácticamente todos los ámbitos de la vida pública y privada, la violencia social e institucional contra las personas LGBTI o la persecución de las minorías religiosas, entre otros muchos aspectos.

Una ciudad con más robots que personas

Asimismo, Bin Salman habló del lanzamiento del megaproyecto para la construcción de una ciudad junto a las fronteras de Egipto y Jordania, bautizado como NEOM, que contará con una financiación de 500.000 millones de dólares. "Vamos a construir algo más grande que la Gran Muralla China, pero con placas solares. Va a haber más robots que personas", afirmó.

NEOM se extenderá en un área de 26.500 kilómetros cuadrados, junto al mar Rojo y al golfo de Áqaba y será el punto desde donde parta el futuro puente Rey Salman, que tiene previsto unir Arabia Saudí con la península egipcia del Sinaí.

Registro

Suscripciones:
×