EE.UU

Madre de soldado caído confirma que Trump le faltó al respeto a la familia

Madre de soldado caído confirma que Trump le faltó al respeto a la familia
efe

La madre del sargento La David Johnson, uno de los cuatro soldados de EE.UU. muertos este mes en Níger, confirmó que el presidente del país, Donald Trump, fue irrespetuoso cuando llamó a la familia para dar sus condolencias, tal y como denunció la congresista demócrata Frederica Wilson.

"Les faltó al respeto a mi hijo y a mi hija, y también a mi marido y a mí", afirmó Cowanda Jones-Johnson al diario The Washington Post, al ser preguntada por la polémica surgida a raíz de las declaraciones de Wilson, quien ha llegado a acusar al mandatario de hacer llorar a la viuda del militar.

Wilson, que este martes se encontraba junto a la familia en el momento en que se produjo la llamada, comentó en una entrevista a la cadena CNN que el mandatario había dicho "básicamente" que el boina verde "sabía en lo que se había metido, aunque aún así duele".

A primera hora de esta mañana, el presidente utilizó, como es habitual, su cuenta personal de Twitter para contestar a estas críticas y acusó a la congresista de haber fabricado "totalmente" lo que le dijo a "la mujer de un soldado que murió en acción", y aseguró tener pruebas de ello.

A lo largo del día, Trump ha insistido en que mantuvo "una conversación muy agradable con la mujer, quien parecía ser una mujer encantadora", y pidió a la congresista que emitiera un comunicado retractándose de sus palabras.

Esta declaración contrasta con la hecha por Wilson, quién ha señalado que la viuda "estuvo llorando todo el tiempo" y que, cuando colgó el teléfono, le dijo que el multimillonario "ni siquiera recordaba" el nombre del sargento.

De acuerdo con la congresista del estado de Florida, ese fue el detalle "más hiriente" de todos.

Johnson es uno de los cuatro soldados fallecidos el pasado 4 de octubre a unos 190 kilómetros al norte de la capital de Níger, Niamey, durante una emboscada sufrida cuando acompañaban a tropas locales en una patrulla rutinaria.

Desde el primer momento, la muerte de los cuatro miembros de las Fuerzas Especiales ha estado envuelta en un cierto misterio, debido a la escasa información sobre la presencia de militares en la región y agravada por el silencio guardado por el presidente durante más de diez días.

Sin embargo, el misterio se convirtió en controversia este martes cuando, durante una rueda de prensa improvisada frente a la Casa Blanca, un periodista preguntó directamente al mandatario por el asunto.

Lejos de aclarar el porqué no había hablado públicamente sobre la muerte de los cuatro militares, Trump dijo que había escrito cartas de condolencia a los familiares y que además, a diferencia de lo que solían hacer sus predecesores, él tenía la intención de llamarles personalmente.

"Si miran al presidente Obama y otros presidentes, la mayoría de ellos no hicieron llamadas, muchos de ellos no hicieron llamadas", dijo Trump, una afirmación que provocó estupor entre los presentes y que desató una oleada de críticas por todo el país.

Más tarde, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, tuvo que salir a defender a su jefe, quien, según comentó, "no estaba criticando a sus predecesores" sino señalando "un hecho", ya que quien piense que los expresidentes "llamaron a todas las familias de caídos están equivocados".

Los restos mortales del sargento Johnson llegaron este martes al Aeropuerto Internacional de Miami, donde fueron recibidos con honores su viuda, familiares y autoridades.

Estas son las primeras víctimas estadounidenses en la misión de capacitación y asistencia de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos a las Fuerzas Armadas nigerinas, a quienes también respaldan en inteligencia, vigilancia y reconocimiento. EFE

Registro

Suscripciones:
×