Comercio exterior

Rusia, cada vez más cerca de Corea del Norte

Rusia, cada vez más cerca de Corea del Norte
efe

A pesar de las sanciones internacionales contra el régimen juche norcoreano, Rusia aumenta las exportaciones de combustible a Pyongyang.

A pesar de los esfuerzos de Naciones Unidas para imponer sanciones a Corea del Norte en respuesta al continuo desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos intercontinentales, el comercio entre Rusia y Corea del Norte aumentó más de un 85 por ciento en los primeros cuatro meses de este año.

Citando datos estadísticos rusos, la emisora Voz de América informó que el comercio bilateral subió a 31,8 millones de dólares (29 millones de euros) en el primer trimestre. En su mayoría Rusia exporta productos energéticos a Corea del Norte.

Esto incluye carbón por un valor de 22 millones de dólares, lignito por alrededor de 4,7 millones de dólares y petróleo por un estimado de 1,2 millones de dólares. A cambio, las exportaciones de Corea del Norte a Rusia se estimaron en 420.000 dólares. Las más significativas fueron productos químicos y –curiosamente– instrumentos de viento.

Juegos geopolíticos

La revelación de estas cifras detalladas coincide con la declaración del presidente Vladimir Putin el lunes 15 de mayo, cuando sostuvo que el lanzamiento de misiles más reciente por parte de Pyongyang era "peligroso", pero añadió: "Debemos dejar de intimidar a Corea del Norte y encontrar una solución pacífica a este problema".

James Brown, profesor asociado de relaciones internacionales de la Universidad de Tokio, cree que parte del comercio entre ambos países se puede deber a un simple "oportunismo económico", pero la principal motivación debe ser geopolítica.

"Rusia está muy preocupada por el aislamiento de Corea del Norte y cree que la situación se hace más peligrosa, ya que Estados Unidos está tomando un enfoque de confrontación", dijo a DW. "Moscú opina que la presión sobre Corea del Norte no ha funcionado y, de hecho, ha provocado que Pyongyang reaccione porque se siente amenazada", agregó el experto. "Así que en lugar de aislar, Rusia propone cooperar".

Preocupaciones de seguridad en Moscú

Además, Putin también se preocupa por razones de seguridad en el lejano oriente ruso, dijo Brown. "Moscú siempre sospechó que los sistemas de misiles defensivos que Estados Unidos desplegó en la región –como el sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur– no se dirigen contra Corea del Norte, sino contra Rusia.

Daniel Pinkston, profesor de relaciones internacionales de la Universidad Troy en Alabama, opina que Putin –quien se encuentra en desacuerdo con la comunidad internacional sobre el conflicto de Ucrania y por haber, posiblemente, intervenido en las elecciones en EE.UU. y Francia– pueda estar forjando lazos más estrechos con Pyongyang para sembrar aún más desacuerdo entre los que percibe como enemigos. 

Política de tierra quemada

"Corea del Norte se ajusta perfectamente a esta agenda, porque causa problemas a Washington, mantiene a Estados Unidos ocupado, drena sus recursos y causa fricción con los aliados en la región", dijo Pinkston. 

Esta táctica norcoreana de usar tensiones internacionales a su favor fue más fácil lograr en la Guerra Fría, según Pinkston, "pero parece que están tratando de capitalizar sus relaciones con Rusia ahora que China se ha vuelta más distante", subraya el experto, quien dice estar seguro "de que Corea del Norte intentará todo lo que pueda par obtener apoyo político, militar, diplomático, así como recursos".

Registro

Suscripciones:
×