Primera Gira

Trump en Riad: lucha contra el terrorismo y venta de armas

Trump en Riad: lucha contra el terrorismo y venta de armas
efe

El presidente de EEUU comienza su primer viaje al extranjero en Arabia Saudita. Quiera dar un discurso contra el islamismo radical y firmar acuerdos comerciales lejos de los problemas de casa.

Sus asesores ya hablan de un viaje histórico. Donald Trump es el primer presidente desde Jimmy Carter que no realiza su viaje inaugural a Canadá o México, sino a Arabia Saudita, lejos de los problemas cada vez más urgentes en su país.

"El itinerario es notable", comenta Elliott Abrams, del influyente Consejo de Relaciones Exteriores. "Durante su campaña, Donald Trump dijo que EE. UU. iba a retirarse de todos los conflictos en Medio Oriente. Y ahora su primer viaje al extranjero lo lleva precisamente al Medio Oriente".

Discurso contra el islamismo radical

El presidente viaja a Arabia Saudita para "unir el mundo musulmán contra los enemigos comunes", dice la Casa Blanca. Se reunirá con el rey Salmán bin Abdulaziz y otros miembros de la familia real. Además asistirá a una reunión de los Estados del Golfo. También está previsto un discurso contra el islamismo político ante los jefes de estado de alrededor de 50 países árabes y musulmanes. Ellos fueron especialmente invitados a Riad para reunirse con el presidente de EE. UU.

Donald Trump se muestra –como siempre– muy seguro de sí mismo. "En Arabia Saudita voy a hablar con los líderes musulmanes e instarlos a luchar contra el odio y el extremismo y a mostrar un camino hacia un futuro pacifico en la región", anunció el presidente. En Riad seguramente se alegrarán de escuchar su mensaje, añadió.

Marcha atrás de la política de Obama

"Con Trump veremos una retorno a una política exterior de EE. UU. más tradicional en el Medio Oriente", dice Nile Gardiner, de la conservadora fundación Heritage, que asesora al gobierno de Estados Unidos en cuestiones de política exterior y doméstica.

Obama descuidó a importantes aliados de Estados Unidos en la región y su política hacia Irán dañó las relaciones con Arabia Saudita, critica Gardiner. El predecesor de Trump había criticado repetidamente al reino por su promoción del Islam fundamentalista y debido a numerosas violaciones de los derechos humanos.

¿En el interés de Estados Unidos?

"El objetivo del viaje es renovar la alianza con Arabia Saudita y asegurarles que EE. UU. luchará agresivamente contra la influencia desestabilizadora de Irán en la región", dice Gardiner. Según el experto, los sauditas están deseosos de cooperar con los estadounidenses y ven a EE. UU. como un garante de la seguridad en la región.

"Las relaciones de Trump con Arabia Saudita serán más relajadas que con Obama. Pero eso no es necesariamente bueno para la política exterior de Estados Unidos", critica Emma Ashford, del liberal Instituto Cato. El gobierno de Obama consideraba que era importante defender a las mujeres, los derechos humanos en general y la sociedad civil. Según Ashford, Trump deja claro que esto ya no tiene prioridad.

Lejos de los escándalos

Se espera que durante el viaje de Trump se cierren acuerdos sobre la venta de armas por un valor de unos 100 mil millones de dólares con Arabia Saudita. El viaje demuestra que la política del "America First" es compatible con el liderazgo de Estados Unidos en el mundo, resume uno de los asesores de Trump.

Elliot Abrams, del Consejo de Relaciones Exteriores, señala que el viaje debe ser un cambio bienvenido para Trump. En Washington todo gira en torno a la investigación sobre Rusia, el FBI y sus tuits. "En Arabia Saudita le siguen viendo como un presidente con el que a todos les gustaría ser fotografiados", dice Abrams.

Registro

Suscripciones:
×