Análisis en La Mañana

Gobierno y oposición empiezan a ponerse de acuerdo en Venezuela

Gobierno y oposición empiezan a ponerse de acuerdo en Venezuela
EFE

Las noticias que llegan de Venezuela dan cuenta de unos primeros acuerdos entre el Gobierno y la oposición. Contacto con Humberto Márquez, corresponsal de La Mañana de El Espectador.

¿Ya hay allí humo blanco, Humberto?

Más bien humo gris, porque hay acuerdos iniciales y parciales sobre algunos temas, pero todavía en una zona gris. Es decir: Gobierno y oposición adoptan unos primeros acuerdos, sobre temas como activistas políticos que están presos, respeto entre los poderes públicos que están confrontados, renovación del Consejo Nacional Electoral y aceptar ayuda internacional en medicinas, ofrecida a instituciones caritativas del país.

Pero de esos acuerdos, alcanzados el pasado fin de semana entre representantes del presidente Nicolás Maduro y de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática, todavía no se conocen ni las primeras medidas, ni cómo se van a ejecutar, ni en cuáles plazos o bajo cuáles condiciones.

Y, sobre todo, la principal exigencia opositora, por la que hubo grandes movilizaciones y marchas en los últimos meses, que es el reclamo de que se haga un referendo revocatorio sobre el mandato del presidente Nicolás Maduro, o que se adelante la elección presidencial prevista para el lejano Diciembre de 2018, quedó fuera de los acuerdos iniciales.

Entonces ¿se cancela o queda abierta la posibilidad de una consulta electoral?

El camino electoral sigue abierto, pero en los siguientes términos:

Primero, la posibilidad de un referendo revocatorio del mandato de Maduro antes del 10 de Enero prácticamente desaparece, ya no hay tiempo para recoger los cuatro millones de firmas y huellas digitales que exige la Constitución para activar el proceso antes de esa fecha que obligaría a nuevas elecciones. Revocar a Maduro después de Enero dejará el mismo Gobierno, dirigido por el vicepresidente que él designe.

Segundo, se va a renovar el poder electoral, hacerlo más equilibrado, porque el actual se inclina hacia el oficialismo. Pero el trabajo que deberá abordar en las próximas semanas o meses será elegir cuatro diputados en el Sur indígena del país, que fueron descalificados por el Tribunal Supremo de Justicia. Tres son opositores y dan a la oposición mayoría calificada de dos tercios en la Asamblea Nacional.

En tercer lugar, el Consejo Electoral prevé realizar a mediados de 2017 la elección de gobernadores en los 23 estados del país, en principio prevista para este Diciembre de 2016. Mientras, la oposición quiere insistir en pedir una elección adelantada del Gobierno central, algo que de momento luce difícil pero la Mesa Democrática ha declarado que insistirá en sus luchas hasta lograr una salida electoral que permita un Gobierno que supere la crisis.

¿Hay acuerdo para eso entre los grupos de la oposición?

No, porque ni siquiera para sentarse a dialogar con el Gobierno hubo acuerdo entre todos los grupos, partidos y dirigentes de la Mesa opositora. Y ahora hay críticas, acusaciones, hasta un reparto de culpas porque lo alcanzado es poco según algunos, no está claro el compromiso del Gobierno según otros y porque incluso se adoptó el lenguaje del oficialismo.
El Gobierno consiguió además el reconocimiento de que el país padece acciones de boicot financiero, sabotaje a la producción o guerra económica. Se entiende que es una concesión de la oposición, que siempre ha sostenido que la crisis es culpa de las malas políticas y prácticas del Gobierno.
Porque en Venezuela, mientras se verifican el diálogo y la lucha política, se vive una crisis económica con una inflación que puede ser de 500 por ciento y continúa la escasez de alimentos y medicinas. En las últimas semanas han ingresado lotes de alimentos importados, pero a precios muy elevados para el venezolano común.

¿Y la comunidad internacional? Porque ha intervenido en el diálogo ¿no?

Sí, el diálogo se dio porque la oposición accedió a sentarse después que el Vaticano se sumó a la mediación o facilitación que realizaban varios ex presidentes de la región invitados por Maduro. El Vaticano influyó para acompañar los primeros acuerdos, todavía difusos, con una declaración genérica de buena voluntad y tolerancia entre las partes.

Parece quedar claro que para la comunidad internacional algo de primera importancia, y en lo que pone el énfasis, es en que haya paz, estabilidad y que Venezuela no llegue a un estado de calamidad que pueda desatar las violencias.

 

Escuche el audio aquí:

Registro

Suscripciones:
×