Solicitar contraseña

×
Internacionales

Israel y Palestina vuelven al diálogo con discreción absoluta

La corresponsal de En Perspectiva en Jerusalén, Ana Jerozolimski, fue consultada este miércoles por Emiliano Cotelo sobre el encuentro secreto que mantuvieron el martes los equipos negociadores israelíes y palestinos en Jerusalén. Explicó que las partes se han comprometido a una "discreción absoluta", por lo cual es poco lo que se sabe de la reunión. Jerozolimski se manifestó "escéptica" de que esta vez haya un acuerdo en el horizonte, pero consideró, no obstante, que la discreción "es una buena señal, porque si la guerra está ante los micrófonos realmente no se llega a nada".


(emitido a las 8.33 Hs.)

EMILIANO COTELO:
“Los equipos negociadores israelíes y palestinos se reunieron ayer en forma secreta en Jerusalén, según informó la agencia palestina de noticias Maan, que citaba como fuente a un alto funcionario del gobierno palestino.”

“Este encuentro habría sido el tercero entre las partes desde que se relanzó el proceso de paz bajo el auspicio de Estados Unidos. Había tenido su instancia previa el miércoles 14 en Jerusalén, en un marco de estricta discreción, sin comunicados de ninguna índole. Una de las pocas excepciones al tono actual que están teniendo los diálogos directos entre las partes lo marcó la ministra de Justicia de Israel, Tzipi Livni, una de las principales integrantes del equipo negociador designado por el primer ministro, Benjamin Netanyahu, que declaró ayer que su país deberá tomar ‘drásticas decisiones’ para llegar a una solución al conflicto. Según lo informado por Reuters, Livni asoció su previsión con el reconocimiento de que al menos uno de los socios de la coalición de derecha que conforma el gobierno se opone al objetivo establecido por Estados Unidos que es el de crear un Estado palestino junto a un seguro estado de Israel.”

A partir de este breve resumen que publica el matutino La Diaria, que como ustedes ven cita distintas fuentes, vamos a consultar a nuestra corresponsal en la zona, vamos a dialogar con Ana Jerozolimski.

¿Cómo están transcurriendo estas negociaciones?, porque la nota es la discreción, se filtra poco o directamente nada.

ANA JEROZOLIMSKI:
Sí, nada, te diría que casi secreto total, inclusive respecto al lugar y la hora, hasta los días de las citas; yo lo he constatado personalmente cuando traté de recabar testimonios, comentarios de expertos de ambas partes.

Por ejemplo, hace unas dos semanas, cuando estaban por comenzar los encuentros directos aquí en Jerusalén después de esos encuentros preparatorios en Washington, llamé a quien era hasta hace algunos meses era la jefa del gabinete palestino. Yo ya había hablado con ella, la llamé pensando que estaba todavía en su cargo, en el ínterin cambió, pero me dijo: “Ana, perdona, pero de todos modos no puedo hablar porque las partes nos hemos comprometido a discreción absoluta”. O sea que a nivel de un contacto personal, directo, fuera de cámaras y micrófonos en ese momento aún, confirmé que se está tratando de mantener esa discreción. Y es una buena señal, porque si la guerra está ante los micrófonos, realmente no se llega a nada.

EC – ¿Es posible que esta vez se llegue a algo concreto, que haya en el horizonte un acuerdo?

AJ – Temo ser escéptica, lamentablemente. Por un lado quizás el elemento que debería hacer pensar que sí, que esta vez puede ser algo diferente, es que si uno analiza objetivamente los hechos en ambas partes debería haber una sensación de urgencia respecto a la necesidad de llegar a un acuerdo. Por otro lado la pregunta es si realmente el máximo que puede dar el primer ministro de Israel –y te diré que inclusive declarados adversarios políticos de Netanyahu dicen que él sí que ha cambiado su postura y que está a favor de un Estado palestino, que es auténtico cuando habla de dos estados para dos pueblos– se acerca al mínimo que exigen, al menos públicamente, los palestinos. Porque para Israel es esencial, imprescindible, que el Estado palestino esté desmilitarizado, que reconozca oficialmente a Israel como Estado judío, que lo que los palestinos llaman el derecho de retorno de los refugiados no se concrete hacia el territorio soberano de Israel sino como dicen los israelíes, es lo más lógico, hacia el territorio de lo que será el Estado palestino independiente. Al menos públicamente por ahora los palestinos rechazan todas estas posiciones, pero no se puede perder de vista el hecho de que cuando se sientan a negociar, y si realmente tiene la intención de lograr algo, las partes van acercando su postura.

Por ahora me parece que no hay algo cualitativamente nuevo en el terreno que diga que esta vez va a funcionar. Ojalá me equivoque.

EC – ¿Cómo observaste ese comentario de ayer de la ministra Tzipi Livni, que aludía al obstáculo que puede significar para estas negociaciones la presencia en la coalición de gobierno del partido Hogar Judío, un partido ultraderechista?

AJ – Yo creo que si bien a nivel político interno tiene razón Livni en mencionarlo, no es un obstáculo en cuanto al logro de un acuerdo de paz en absoluto. Porque Netanyahu tiene garantizado el apoyo de la actual oposición, los que están afuera de la coalición, en caso de que realmente avance hacia un acuerdo de paz con los palestinos. Si este partido, que es realmente de posiciones más nacionalistas, declaradamente opuesto a la creación de un estado palestino, va o a votar en contra o a decidir que se retira de la coalición, automáticamente Netanyahu va a tener el apoyo de todos aquellos partidos que no están hoy dentro del gobierno pero que tienen como uno de los puntos principales en sus respectivas agendas el logro de la paz con los palestinos.

De todos modos ambas partes lidian con los problemas internos. Del lado palestino oficialmente Israel está hablando con su interlocutor, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina Mahmud Abbas, pero de hecho en la práctica Abbas representa solo en el mejor de los casos a los palestinos que están en Cisjordania. Recordemos que hace más de seis años que el grupo integrista islámico Hamás tomó el poder en la franja de Gaza, yo personalmente hablé con uno de sus jefes en Gaza hace unas dos semanas y él en forma muy terminante dijo que Abu Mazen [el nombre que usaba en la clandestinidad el presidente palestino] “no nos representa”. Ellos no están de acuerdo con ningún reconocimiento de Israel, con ningún contacto político de cara a un acuerdo con Israel. En este escenario inclusive si en el mejor de los casos se logra un acuerdo, ¿qué va a haber, entonces, un Estado de Israel y dos palestinos, uno en Cisjordania otro en Gaza? Es muy, muy complicado, y aunque Abu Mazen oficialmente diga lo contrario, yo creo que en la práctica entiende muy bien que lo que él logre en los contactos con Israel no va a poder imponerlo a Hamás.

EC – Para cerrar este análisis, ¿cómo está incidiendo, o no, en ese cuadro de negociaciones que se lleva adelante lo que en estos días se ha instalado como una crisis muy profunda dentro de Egipto, luego del golpe de Estado y con toda la sangre que se ha derramado en estos días al reprimir desde el gobierno de transición a los partidarios del presidente depuesto, a los Hermanos Musulmanes?

AJ – Yo diría que no necesariamente se puede hablar de una incidencia directa del tema egipcio sobre las negociaciones israelo-palestinas, pero sí es un factor que influye en la atmósfera general, en la preocupación general. Por un lado yo siempre fui una convencida de que nunca es buena receta para vivir tranquilos que un vecino, y más que nada pegado a la frontera, viva una situación cruenta e inestable. Esa frase como dicen algunos extremistas “que se maten entre ellos”, cuando los enemigos entre sí están enemistados, yo creo que es terrible y no es inteligente en absoluto.

Pero aparte, la situación interna en Egipto, que cada vez se va agravando más, incide directamente en lo que pasa en la península del Sinaí, donde operan aproximadamente 15 grupos yihadistas, integristas, islámicos, salafistas, algunos de ellos ocupados especialmente en atacar a Israel desde el territorio del Sinaí, que es de Egipto, inclusive han lanzado cohetes hacia la ciudad balnearia de Eilat en el punto sur de Israel. Eso por supuesto es un problema.

Y también incide en la situación directa de los palestinos en la franja de Gaza, porque mientas continúan pasando de Israel al territorio de la franja de Gaza todos los días salvo el sábado, que es el día de descanso según la religión judía, camiones con toneladas y toneladas de mercadería, en el otro lado de la frontera de Gaza, concretamente del lado de Egipto, está todo bloqueado y ahora los palestinos de Hamás dicen que Egipto ha convertido a Gaza en una prisión.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×