Solicitar contraseña

×
Internacionales

Brasil: Ejército impedirá acceso de "exaltados" a misa papal

Brasil: Ejército impedirá acceso de "exaltados" a misa papal

El Ejército brasileño impedirá el acceso de enmascarados y de personas exaltadas al descampado en las afueras de Río de Janeiro donde el papa Francisco presidirá la misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud la próxima semana, informaron este jueves fuentes oficiales.


"Se impedirá entrar a los enmascarados. No habrá espacio en Guaratiba para elementos con actitud hostil. No vamos a permitir que eso ocurra", afirmó el comandante de la Primera División del Ejército brasileño y responsable por todo el plan de seguridad para la visita del Papa, el general José Alberto da Costa Abreu.

El oficial dio a conocer en una rueda de prensa el esquema de seguridad para la visita que el Papa hará a Brasil del 22 al 28 de julio, que prevé la movilización de cerca de 20.200 policías y militares, 14.200 de los cuales miembros de las Fuerzas Armadas.

La seguridad durante la misa campal del Pontífice será garantizada exclusivamente por 7.000 militares.

Las preocupaciones por la seguridad aumentaron tras las masivas protestas en reclamo de mejores servicios públicos que millones de brasileños protagonizaron en centenares de ciudades en junio pasado, algunas de las cuales terminaron en incidentes con la policía.

Ya han sido anunciadas algunas manifestaciones en Río durante la visita de Francisco, entre las cuales una de un grupo de ateos, otra de una organización de feministas y otra que se dirigirá al lugar en que el Papa se encontrará con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Abreu dijo que el Ejército no montará retenes para revisar a las personas que se dirijan a Guaratiba, el lugar donde se oficiará la misa campal y en el que se esperan hasta 1,5 millones de personas, pero aclaró que estará atento a posibles grupos de manifestantes.

Las declaraciones fueron hechas ante las insistentes preguntas de los periodistas brasileños sobre si el Ejército reprimirá las protestas previstas durante la visita del Papa y evitará que se repitan ataques vandálicos como el protagonizado el miércoles por la noche en dos exclusivos barrios de Río de Janeiro por un pequeño grupo de manifestantes.

"No se permitirá a grupos de manifestantes organizados en Guaratiba. No requisaremos a los asistentes pero estaremos vigilando los sospechosos, los exaltados y los que porten objetos peligrosos o que constituyan una amenaza", afirmó.

El oficial aclaró que los militares que estarán dentro del Campus Fidei, como fue bautizado el descampado en que se celebrará la misa, no portarán armas letales para no poner en riesgo la seguridad.

Los únicos que serán registrados son los que accedan al palco próximo al altar, en donde la seguridad será responsabilidad de 700 militares de civil y desarmados.

Abreu también manifestó su preocupación por la decisión del Pontífice de utilizar papamóviles sin cabina blindada para sus desplazamientos en Brasil, lo que exigirá una "mayor atención".

"Claro que sería mejor y estaríamos más tranquilos si fuese blindado, pero eso fue una decisión personal del Papa. Tenemos que preocuparnos no necesariamente por un atentado sino por si alguien quiere arrojarle algo", dijo.

Agregó que las autoridades brasileñas comunicaron al Vaticano que sería mejor el vehículo blindado pero que el Papa, por su personalidad, prefiere estar más próximo a la población.

Fuente y foto: EFE.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×