Solicitar contraseña

×
Internacionales

Presunto terrorista quería hacer más daño que Breivik

El presunto terrorista detenido en Polonia, donde pretendía atentar contra el Parlamento con cuatro toneladas de explosivos, admiraba a Anders Breivik, autor de la masacre de Utoya, aunque quería evitar los errores del noruego para "ser mejor" y más destructivo", revela hoy la investigación.

Presunto terrorista quería hacer más daño que Breivik

De hecho Brunon K., nombre del polaco arrestado (el apellido no puede publicarse según la legislación de Polonia), no sólo admiraba a Breivik sino que de hecho mantuvo contactos con el terrorista noruego, con el que compartía ideología xenófoba, antisemita y ultranacionalista.

Fuentes relacionadas con el caso aseguraban hoy en la cadena TVN24 que Brunon K. comenzó a llamar la atención de la policía después de dar una conferencia en una universidad del noreste de Polonia, donde defendió tesis antisemitas y denunció que potencias extranjeras controlan los intereses polacos.

"Los estudiantes se alarmaron cuando habló de la necesidad de reemplazar a las autoridades del Estado y tomar medidas. La información sobre este hecho pasó a manos de la Agencia de Seguridad Interior (ABW)", explicó a la cadena uno de los agentes parte de la investigación, cuya identidad permaneció anónima.

Brunon K., de 45 años, químico, miembro del equipo docente de una escuela superior de Cracovia, se proponía emplear un coche cargado con cuatro toneladas de explosivos para atentar contra el Parlamento cuando se encontrasen en el edificio el presidente, el primer ministro y los diputados.

El presunto terrorista, detenido el pasado 9 de noviembre aunque fue ayer cuando se hizo público su arresto, llevaba muchos meses preparando el atentado.

Durante ese tiempo realizó varias detonaciones en descampados ensayando con bombas de fabricación casera y ensayó también equipos control remoto en las cercanías de la sede del Parlamento.

La ABW empezó a seguirle la pista hace aproximadamente un año, alertada además tras ser informada de que Brunon K. había mantenido algún contacto con Breivik.

En casa del detenido se encontraron trinitrotolueno y otros materiales explosivos, además de detonadores contactados con los teléfonos móviles, armas de fuego, un chaleco antibalas y placas para vehículos.

Según informó la fiscalía el presunto terrorista habría intentado reclutar más partidarios para formarles y sumarlos a su causa.

De hecho junto a él fueron arrestadas otras dos personas acusadas de posesión ilegal de armas y de materiales explosivos EFE

Registro

Seleccionar Newsletters:
×