Alerta

Demanda global de miel crece pero faltan abejas

Demanda global de miel crece pero faltan abejas
EFE

    Uno de cada 7 frascos de miel que se abre cada día en el mundo está adulterado. La demanda global crece pero las abejas producen menos miel. Así, los precios aumentan y los "falsificadores" se frotan las manos.

    La Comisión Europea ha clasificado la miel en el sexto puesto de la lista de alimentos que más riesgo corren de ser adulterados, dijo Andrej Kandolf Borovsak, de la Asociación de Apicultores de Eslovenia, en el Foro Económico de Krynica, al sur de Polonia.

    La miel se suele adulterar añadiéndole azúcar, melaza, jarabe de papas o de glucosa, "todo mucho más barato que la miel auténtica y sin que el consumidor pueda distinguir la diferencia”, dice Borovsak.

    Otro método es mezclar distintos tipos de miel y falsear la información sobre el origen del producto.

    "Hasta un 14% de las miles de muestras recogidas resultó ser de miel falsa,” afirmó Borovsak, refiriéndose a los estudios que ha recopilado el Centro Común Europeo de Investigación, con motivo de un informe del Parlamento Europeo sobre alimentos adulterados.

    Los investigadores han analizado 2.264 muestras de miel de todos los Estados miembros de la Unión Europea (además de Noruega y Suiza) a lo largo de toda la cadena de suministro. El resultado fue que solo aproximadamente un 20% de la miel era una mezcla de mieles de la UE o miel pura. Cabe preguntarse pues, qué ocurre con el 80% restante.


    Una plaga en nuestros hogares

    Los expertos advierten que la adulteración no es el único problema. "La contaminación de la miel con pesticidas empleados en la agricultura se ha convertido en una auténtica plaga”, continuó Borovsak.

    El estudio muestra, según Borovsak, que el 75% de las muestras de miel contienen trazas de, al menos, un pesticida del grupo de los neonicotinoides.

    "Por fortuna, aún no se han excedido en absoluto los estándares de seguridad,” dijo Borovsak. "Pero las abejas están cada vez más expuestas a un cóctel de varias sustancias químicas que se esparcen en los campos y que impregnan la miel y la cera. Además, los neonicotinoides contribuyen a la extinción de las abejas.”

    Estos insectos ayudan a que los cultivos crezcan hasta un 50% gracias a la polinización. Peter Kozmus, vicepresidente de la Asociación de Apicultores de Eslovenia, dijo que probablemente, las abejas son el ser vivo más infravalorado.

    "En la mayoría de los casos, estos insectos solo viven 6 semanas durante las que alimentan el mundo polinizando cerca de un tercio de todos los cultivos alimenticios del planeta,” mencionó Kozmus.

    "La erradicación de las abejas melíferas desencadenaría la pérdida de cosechas, hambruna y una catástrofe humanitaria sin precedentes,” añadió.


    El ejemplo de la miel australiana

    Australia es un ejemplo ilustrativo, ya que constituye uno de los mayores mercados apícolas del mundo. Desde 2005 hasta 2015, el número de colmenas y apicultores se redujo en un 25 por ciento, ya que la actividad dejó de ser rentable con la venta de miel importada a un tercio o a la mitad del precio de la miel autóctona.

    El organismo australiano de vigilancia de la competencia ha iniciado una investigación sobre la industria de la miel en Australia y menciona que las denuncias sobre la miel falsa son "muy preocupantes.”

    El programa 7:30 de la cadena ABC y la empresa de medios de comunicación Fairfax lanzaron una investigación conjunta que ha revelado que casi un 50% de las muestras de miel estaban adulteradas y esta se vendió inconscientemente como miel "pura”. En esta investigación se empleó tecnología de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) en el laboratorio alemán QSI para analizar el producto.

    QSI examinó 28 frascos de miel de varios supermercados de Australia y en 12 ocasiones, esta estaba adulterada.


    China, siempre presente

    Europa consume más miel de la que produce, añade Kozmus. "A menudo recurre a China para importar el 50% de su miel,” afirma. Los mayores importadores son Reino Unido, Bélgica y España.

    China se ha convertido así en el mayor productor mundial de este oro líquido con 473.600 toneladas en 2014, frente a las 161.031 de la UE.

    Según los datos de la FAO, China ha incrementado su producción de miel entre el 2000 y el 2014 en un 88% debido al crecimiento de la demanda exterior. Sin embargo, el número de colmenas solo aumentó en China un 21% en el mismo periodo debido al descenso de la población de abejas por la intoxicación con pesticidas, la contaminación y la eliminación de hábitats apícolas en pro de la urbanización. La miel china a bajo precio puede incentivar a algunos países europeos a importarla para luego volver a exportarla como si fuera miel local.DW