Solicitar contraseña

×
Informes Especiales

¿Cuáles son los números de pasajeros y de las frecuencias de conectividad aérea luego del cierre de Pluna?

Informe de En Perspectiva


Desde el 5 de julio, cuando el Gobierno resolvió el cierre de Pluna SA, los uruguayos empezamos a hablar cada vez con más frecuencia de los problemas que esta decisión nos traería en cuanto a la conectividad aérea del país, y más ahora en momentos previos a la temporada turística.

Ayer, el ministro de Transporte, Enrique Pintado, anunció que se ha resuelto trabajar en dirección a una poítica de cielos abiertos. En rigor, lo que se hará no es una declaración unilateral de cielos abiertos sino que se promoverá la firma de acuerdos bilaterales con otros países para que aquellas compañías que quieran volar a Uruguay puedan hacerlo sin mayores trámites.

¿Cuál es el problema que se procura solucionar?

¿Cómo está hoy la conectividad aérea del Uruguay? ¿Qué agujeros quedaron en comparación con la época en la que funcionaba Pluna SA? ¿Qué destinos dejamos de tener para llegar de forma directa y para que desde ellos arriben también turistas?  
Pocos días después del cierre de Pluna, aquí EN PERSPECTIVA realizamos un informe dando cuenta de algunos de estos aspectos.

Comencemos analizando algunos números de pasajeros. ¿Cuántas personas circulaban por mes por el Aeropuerto de Carrasco habitualmente antes del cierre de Pluna?

Si consideramos los datos de 2011 que nos proporcionaron en Puerta del Sur –la concesionaria del Aeropuerto- en promedio el año pasado circularon unas 158 mil personas por mes.

Y si comparamos con las cifras de hoy, ¿cuánto ha caído la cantidad de pasajeros desde el cierre de Pluna concretamente?

El movimiento bajó considerablemente. En el primer mes afectado, julio, pasaron por el aeropuerto de Carrasco apenas 113 mil pasajeros, lo que significa 27% menos que en el mismo mes de 2011. En agosto la caída fue mayor: se movieron unos 106 mil pasajeros, 29% menos que en agosto del año pasado. Y en setiembre la caída fue similar (29% en relación a setiembre de 2011), aunque la cantidad de pasajeros fue mayor que el mes anterior: unos 118 mil. De todas formas, un número muy lejano del promedio de pasajeros por mes que circuló en 2011, que, como decía, fue de 158 mil.

Para verlo de otra manera, ¿cuánto significa eso por día?

El promedio de pasajeros por día en setiembre de 2011 fue de 5.600, mientras que en setiembre de este año circularon por día 3.900 pasajeros. Es decir que tras el cierre de Pluna se están moviendo  1.700 personas menos por día por el aeropuerto.

¿Y qué ha pasado en cuanto a la conectividad?

Si analizamos el movimiento aéreo al día de hoy, encontramos que  perdimos conectividad con Córdoba, Río de Janeiro, Curitiba, Belo Horizonte, Campiñas, Brasilia y Florianópolis. En total estamos hablando de siete destinos que se perdieron. Y es claro que el mayor impacto negativo se dio en la conexión con ciudades brasileñas.

Pero el empeoramiento de la conectividad no se limita a la pérdida de destinos. También ocurre que a algunas ciudades importantes seguimos conectados, pero con menos servicios. El ejemplo más comentado es Buenos Aires.
¿Qué dicen los números en ese caso?

Si miramos primero los vuelo a Aeroparque, antes del cierre de Pluna había 84 vuelos semanales que salían desde acá con destino a Aeroparque. Ahora hay sólo 70, a pesar de que en el interín Aerolíneas Argentinas pasó de hacer 20 vuelos semanales desde Montevideo a 49 y Sol pasó de 3 a 21.

¿Y en el caso de Ezeiza?

Antes teníamos 24 vuelos semanales y ahora son apenas siete, porque en ese caso se perdieron los vuelos de Pluna pero Aerolíneas no aumentó sus servicios.

Buenos Aires no es el único destino importante con el que seguimos conectados pero con una merma significativa en la cantidad de vuelos.

Sí, por ejemplo es relevante el caso de San Pablo, donde pasamos de tener 59 vuelos por semana a tener apenas 21. Y en el caso de Santiago de Chile también hubo una caida fuerte: pasamos de tener 41 vuelos semanales a apenas 14.  

De todos modos, hay que agregar que algunas aerolíneas están anunciando nuevas frecuencias o destinos.

Sí. Por ejemplo Lan y Tam, que se han unido en los últimos meses como LATAM, anuncian a partir del 15 de noviembre una frecuencia diaria a Río de Janeiro, un destino que –como decíamos– se había perdido y ahora recuperaríamos. Además, desde hoy LATAM está incrementando frecuenccias a destinos que se mantenían pero habían perdido vuelos; concretamente, incorpora un vuelo diario a San Pablo y desde el 1º de diciembre agregan uno por día a Santiago; por lo tanto por ese lado la conectividad mejora.
Por último, está el caso de Florianópolis, otro destino que habíamos perdido, y que recuperaremos el 1º de diciembre con servicio de BQB.

***

Registro

Seleccionar Newsletters:
×