Solicitar contraseña

×
Informes Especiales

El 8,2 % de la población en Uruguay es diabética

De ellos, un 20% desconoce que padece esta enfermedad. Existe además otro 8% de la población que tiene grandes probabilidades de ser diabético, según el Ministerio de Salud Pública.


Desde la cartera afirman que se reforzarán las tareas de prevención a nivel de todo el país.

La diabetes es una afección crónica que surge cuando el páncreas no produce la suficiente insulina, o cuando el organismo no es capaz de utilizar de manera eficaz la insulina que produce.

La diabetes causa diversas complicaciones, dañando frecuentemente a ojos, riñones, nervios y vasos sanguíneos.

La Organización Mundial de la Salud reconoce tres formas de diabetes mellitus: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (ocurre durante el embarazo).

Cada uno de estos tipos,  con diferentes causas y con distinta incidencia.

La forma más frecuente de diabetes es la tipo 2, con el 90 % de enfermos  diagnosticados en Uruguay. La diabetes tipo II, o diabetes del adulto, suele aparecer en personas mayores de 40 años y aparece lentamente.

Muchas veces no produce síntomas y el diagnóstico se realiza en un análisis de sangre u orina.

Es un tipo de diabetes es casi exclusiva de adultos, si bien  podemos verla cada día más en niños y adolescentes.

La Diabetes Mellitus Tipo 2 es una enfermedad grave, que en los últimos años incrementó su incidencia de manera importante, afectando a más de 135 millones de personas en el mundo.

El porcentaje de la población a quienes se diagnostica aumenta cada año de manera estable, en parte por su relación con el sobrepeso.

La diabetes tipo 1, por su parte, es característica de personas jóvenes.

En Uruguay, el 10% de los diabéticos diagnosticados pertenecen a esta categoría, de los cuales la décima parte aproximadamente son niños.

Uno de los principales síntomas es orinar varias veces al día. Esto se origina como consecuencia de la gran cantidad de glucosa en la sangre, que para eliminarse necesita de grandes cantidades de agua.

Como contrapartida se tiene además mucha sed.

Otra de las características es tener bastante apetito. Al no poder utilizar la glucosa, las células reclaman energía y el cuerpo trata de compensarlo aumentando la cantidad de alimento.

A diferencia de una persona sana, el comer más no repercute en la acumulación de grasa, sino todo lo contrario, ya que en el diabético se produce pérdida de peso.

Si bien  se come más, la glucosa no llega a las células y se adelgaza. El cuadro de síntomas puede estar acompañado de fatiga, irritabilidad y visión borrosa.

La situación en el mundo.

La proporción de diabéticos en la región se encuentra entre el 6 y el 8 % del total de la población.


Se pronostica que en unos 25 años el número de diabéticos prácticamente se duplicará en América Latina, en un incremento mayor al esperado para Europa y  Estados Unidos.


Ese importante crecimiento de incidencia, se relaciona con los cambios de hábitos de vida.

En la mayoría de los  países latinoamericanos, se sigue produciendo el  desplazamiento de pobladores de regiones rurales,  hacia centros urbanos, provocando cambios drásticos en las  costumbres de alimentación y de sedentarismo favorecedoras de la enfermedad.

¿Cómo tratar a la diabetes?

Hay que realizar una dieta adecuada, actividad física, controlarse la glucosa en sangre y estar atento a la administración de insulina de ser necesario.

En Uruguay existe un decreto que dispone medicación en forma gratuita y tirillas para el control de la enfermedad, en todas las instituciones de asistencia médica colectiva.

Hay que destacar que la diabetes, como cualquier otra enfermedad crónica de la infancia, no debe ser un obstáculo para la integración del niño a la vida social.

Dieta balanceada, y actividad física son por la clave para vivir mejor, más allá de la medicación que sea necesaria en cada uno de los casos.

Registro

Seleccionar Newsletters:
×