Fusión de colores y sonidos del artista Taddei llegan desde Suiza a Uruguay

Fusión de colores y sonidos del artista Taddei llegan desde Suiza a Uruguay

    El artista uruguayo radicado en Suiza Claudio Taddei buscará fusionar en su país de origen sonidos y colores mediante conciertos y obras pictóricas realizadas en vivo, que se sumarán a una muestra de sus trabajos previos a través de la exposición "Chromosónica", que se inauguró hoy en Montevideo.

    Así lo expresó el músico y pintor en una entrevista con Efe en el marco de la presentación de la exhibición, que reúne en el Museo Torres García sus trabajos realizados en Suiza desde 2013 hasta la actualidad, que mezcla sonidos con trazos en lienzo.

    Durante la inauguración, que contó con la presencia de la ministra de Educación y Cultura de Uruguay, María Julia Muñoz, y el embajador de Suiza en el país, Martin Strub, Taddei hizo una performance en vivo para sumar al acervo de la exposición.

    Sin embargo, tiene previstas otras presentaciones similares en el marco de la muestra, que se mantendrá hasta marzo de 2018, tanto en la capital montevideana como en otros departamentos del país.

    Pese a haberse presentado con actuaciones como estas, basadas en guitarra, voz, pedales de sonido y percusión en lienzos amplificados en localidades suizas como Locarno y Lugano, Taddei resaltó que hacerlo en Uruguay le resulta "diferente" por diversos motivos.

    "Hay diferencia en los colores. La gente que me acompaña a veces acá y allá me dice que hago los cuadros más coloridos en Uruguay que en Suiza, por ejemplo, y eso creo que es por otra energía", manifestó.

    Taddei, que tiene raíces suizas, contó que la idea de realizar este tipo de actuaciones surgió a partir de ver cómo otros artistas y músicos experimentaban, y desde allí desarrolló una impronta propia.

    "La música y la pintura me acompañaron siempre desde chico. Mi padre era pintor y la música (vino) por el lado de mi madre, pero siempre fueron dos cosas separadas", explicó el artista, que se dedica a fusionar las dos formas de arte desde hace unos años.

    "Cuando comencé a ver que otros músicos invitaban a artistas a tocar, empecé a investigar un poco con el sonido en los lienzos, para sacarlo y mezclar esto en el escenario; y pasé a hacer conciertos donde pinto y utilizo los lienzos como instrumentos", añadió.

    En ese sentido, el artista que reside en Suiza desde 2002 destacó que también es compositor y que "el hecho de ser músico" hace que cuando dibuje "el sonido tenga un valor" más allá del "ruido de un lápiz al compás".

    Por otro lado, en cuanto al contenido de las obras, el artista destacó que varía constantemente, de acuerdo a su humor, el entorno y la forma en que se inspira para hacerlo.

    "(Es) lo que acontece en el momento, esa energía que aparece, que te hace ir a pintar pero no sabes que vas a hacer. Es como un mundo inconsciente, intuitivo, que vos sabes que estás haciendo algo pero no sabes qué. Intervienen todos, el lienzo, el color, la música y la energía del lugar. Todo influye", concluyó el artista. EFE