Música

Sabina cree que contribuyó a "dignificar" letras de ciertas canciones en español

Sabina cree que contribuyó a "dignificar" letras de ciertas canciones en español

El cantautor español Joaquín Sabina consideró que, con su estilo, intentó contribuir con "un granito de arena" a "dignificar" las letras de ciertas canciones del pop, pop rock y baladas en español.

Así lo aseguró en un coloquio con la prensa en Quito donde, el próximo miércoles ofrecerá un concierto dentro de la gira "Lo niego todo", que ha presentado ya en México, España, Francia e Inglaterra, entre otros países.

"Creo que no he creado ninguna escuela. En lo único que siento que puse un granito fue en dignificar las letras del pop y del pop rock y de las baladas en español que eran muy malas y muy tristes", indicó.

Aunque señaló que no sabe si lo logró, confesó que quiso que las canciones en español puedan "tener una calidad poética suficiente".

Con siete músicos en escena (cinco hombres y dos mujeres), el cantautor español, que presenta su decimoctavo álbum de estudio, dijo que le "alegra muchísimo" que los jóvenes acudan cada vez más a sus conciertos.

"Me temo que vienen porque la gente de su generación no les está dando lo que ellos necesitan. Es decir, creo que ellos no tienen un Bob Dylan, ni un John Lennon (...) ni un Charlie García", dijo al comentar que le "entristece mucho" que la juventud no encuentre referentes de su propia generación.

Sabina, cuya presentación prevista para principios de año en Quito se reprogramó debido a la intervención quirúrgica de una hernia ventral en abril, señaló que en la primera parte de su concierto ofrecerá unas siete y ocho canciones del nuevo disco, "y luego será lo que dios quiera".

Detalló que el espectáculo contará con proyecciones de varios de sus dibujos y, aunque no es pintor ni dibujante, aseguró que llegó a ese arte a raíz de la necesidad en los últimos años de permanecer callado durante 24 ó 48 horas para poder tener voz el día del concierto, "y callado me subo por las paredes", confesó.

Al presentar su nuevo disco siete años después del lanzamiento de "Vinagre y rosas", señaló que a su más reciente producción quería darle "otro clima" y rodearse de gente "un poquito más joven".

Cantautor y poeta, Sabina es una figura de la música en español de las tres últimas décadas, en las que ha desarrollado una prolífica carrera que incluye trabajos como "19 días y 500 noches", que alcanzó 17 discos de platino.

En total ha publicado 17 álbumes de estudio, cinco en directo y tres recopilatorios, que suman ventas superiores a los 10 millones de discos.

Este español que ha publicado varios libros de poemas así como alguna colección de letras de sus canciones, está ahora nominado a los Premios Grammy como "Mejor Álbum Pop-Rock" con el álbum "Lo niego todo".

"El Grammy me da exactamente igual, ni para bien ni para mal, ni me da una alegría estupenda ni alimenta mi escasa vanidad", señaló en el coloquio con la prensa en el que lució un sombrero hecho de paja toquilla, típico del país andino.

El artista dijo sentirse alegre de haber llegado a los 68 años sobre los escenarios, de haber hecho siempre la música que ha querido y no haber recibido imposiciones de ninguna multinacional.

"No he tenido presiones muy gordas y si las he tenido las he resistido", anotó este padre de dos hijas y una esposa peruana.

El cantautor también se pronunció sobre política regional y en concreto, sobre los dirigentes venezolanos manifestó que el difunto presidente Hugo Chávez le parecía "que estaba haciendo algunas cosas bien", pero reconoció que le molestaban "su payasería, su histrionismo", pero del actual, Nicolás Maduro, señaló: "me molesta todo".

Y sobre el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, aseguró que fue "amigo, compartí, pasé horas" y "no opinaré porque ya se ha ido", y continuó: "Del que está ahora...me gusta que se llame Lenín", dijo al apuntar que lo conoce poco.

Por último subrayó que en Latinoamérica, y en particular en la zona de Perú y Ecuador, "hay mucha hambre de cultura, más que en España", que siente el "calor" de sus gentes y consideró "un lujo" encontrar "a cómplices y amigos que hablan la misma lengua y se emocionan con las mismas cosas". EFE

Registro

Suscripciones:
×