Adriana Salvo: “Este tipo de manifestaciones que están sucediendo nos tiene que dejar una enseñanza como sociedad”

Adriana Salvo: “Este tipo de manifestaciones que están sucediendo nos tiene que dejar una enseñanza como sociedad”

La psicóloga forense Adriana Salvo fue entrevistada en La Tarde D10 y brindó su punto de vista como especialista y profesional sobre diversos casos de violencia psicológica y física ante niños en los últimos tiempos en Uruguay.

“La psicología forense no es CSI Las Vegas, ni trabajamos como psicólogos con los muertos. Proviene de la palabra foro, ya que los primeros peritos forenses era griegos trabajaban en un foro o en un agora abierta, donde ellos estudiaban casos con las características de los que nos están golpeando a nosotros hoy y ahora. Desde esa época se consideraba que era importante el evaluar y trabajaban en un espacio abierto con técnicos especializados que estudiaban todo para ver que era lo mejor desde lo legal, lo médico, psicológico y demás”, explicó la invitada en el comienzo de la entrevista.

 

Salvo explicó que el área en que ella se desempeña es “una de las más complejas, y tiene que ver con la victimología infantil forense”. La invitada, que tiene la especialidad en temas de abuso sexual infantil e intervención de familias, dijo que hay que trabajar muy humildemente en equipo y de forma interdisciplinaria con intervenciones multifocalizadas. “Requiere mucho compromiso desde lo técnico, pero principalmente desde lo humano. Primero hay que tratar de ser una persona justa, lo más honesta y coherente que puede. Estos temas tocan fibras muy intimas, en lo ético y moral lo profesional que exceden muchas veces la formación. Es importante poder poner el cuerpo desde un lugar lo más objetivo posible, y al mismo tiempo sin perder la humanidad”, afirmó.

 

En relación a cifras, tras ser consultada, Salvo explicó que según los últimos datos desde el Observatorio -correspondientes a fines de 2016-, los datos son alarmantes ya que en un raid de uno a cuatro niños, entre dos y tres niños ya sufrían algún tipo de violencia psicológica y/o física o sexual., La especialista dijo que generalmente, la violencia psicológica va de la mano de la violencia física. Aclaró también que de acuerdo a su experiencia, cuando trabaja en diferentes casos, visualiza que el nivel de violencia aumenta y no desciende, ya que puede comenzar como violencia psicológica y puede seguir como violencia física, y que no hay un límite frente a la violencia.

 

La profesional explicó también que el niño que sufre algún tipo de violencia psicológica o física, lo demuestra a través de algún malestar, los cuales se pueden manifestar a través de cuadros de timidez, mientras que si el caso es muy avanzado se puede expresar a través del control de esfínteres, malestares de orden estomacal u otros. Hizo mención además a lo que llamó “el mito de que el niño miente”. Al respecto dijo: “la mentira concebida como mentira, como elucubración, en la mente infantil, es inexistente como construcción. No la podemos pensar. El niño no puede elocubrar sobre circunstancias que no conoce”.

 

Consultada sobre las opciones que actualmente se analizan a nivel social y político para castigar a las personas que cometen ciertos delitos sobre niños, ya sea castración química, cadena perpetua, aumento de las penas u otras opciones, Salvo consideró que esto es un tema que netamente tiene que ver con los derechos humanos. “Cuando hablamos de violación y abuso son derechos humanos son derechos que se degradan flagrantemente y se hace perder la dignidad de niños y adolescentes”, expresó.

 

En relación al registro único del cual habló el presidente Tabaré Vázquez, la invitada dijo que está de acuerdo con el mismo, y que ella lo planteó en su momento en el pasado, pero que no llegó a sancionarse. “El registro tendría que ser único pero también bastante amplio, tanto violador, abusador como también las personas que tienen intentos de violación, raptos con fines sexuales y otro tipo de variaciones que hay que incluirlas dentro de ese espectro para que nos podamos cubrir y podamos abrir el paraguas de una manera más amplia”.

 

“Este tipo de manifestaciones que están sucediendo hoy como sociedad, nos tiene que dejar una enseñanza a nosotros como sociedad. Si queremos avanzar y sofisticar los sistemas jurídicos para controlar más a este tipo de sujetos, también tenemos que socialmente mejorar nosotros. En respuesta como comunidad. Nosotros nos tenemos que sacar de la cabeza finalmente que la Justicia o el sistema punitorio está para devolver respuesta social diríamos frente a la situación. No quiero que se malinterprete. El sistema punitorio principalmente está para proteger a la persona que comete el delito de que no sea linchada. Aunque se lo merezca. El sistema punitivo es un sistema del orden social, y de mantener la civilización dentro de lo posible en la sociedad”, señaló Salvo.

 

La psicóloga agregó que lo sucedido en los últimos casos de abuso y homicidio de niñas debe estar en la agenda siempre sobre los escritorios -siendo tratado todo el tiempo, y que la sociedad civil debe aprender a canalizar el dolor y que se puedan promover proyectos y acciones policial, jurídico o del lugar que corresponda se sancionen determinados casos.