Entrevista en La Mañana

Corallo: para mejorar el empleo hay que ir a una flexibilización

Washington Corallo, presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay. Foto: El Espectador
Washington Corallo, presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay Foto: El Espectador

El presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Washington Corallo reconoció a La Mañana de El Espectador que está preocupado por los índices de desempleo que hay en Uruguay, y apuntó a solucionarlos a través de la flexibilización laboral.

"Se destruyeron unos cuarenta mil puestos de trabajo en la actividad del Uruguay. Crece la economía del país, pero no la demanda laboral. La construcción perdió más de veinte mil empleos", añadió el entrevistado, quien afirmó que la solución para enfrentar los problemas en materia de empleos es trabajar en una mayor flexibilidad laboral, y que desde el sector se trabaja para que no exista desocupación.

Corallo expresó que si se analizan los últimos índices, "en lo que refiere a la estabilidad jurídica, macroeconómica, y capacidad de atraer inversión, Uruguay se encuentra bastante bien. Pero en la parte que refiere a los recursos humanos, sobre 134 países evaluados en distintos puntos como facilidad de contratar, facilidad de sacar condiciones para hacer contratos y estabilidad de mano de obra, Uruguay se encuentra en los últimos puestos del mundo. Esto quiere decir que es un tema recurrente, que Uruguay tiene que aggiornarse y sobre todo pensar lo que es la flexibilidad laboral".

Por otro lado, el entrevistado apuntó a que "en los últimos tres años veníamos con una caída de la actividad industrial cercana al 5%. El 2017 muestra luces blancas en el horizonte, hay repunte en algunos sectores, no se siguió cayendo, que es importante, y la actividad subió algo más del 1%".

El presidente de la CIU consideró que la economía uruguaya sigue siendo "bastante primarizada. Debemos dotar de competitividad, porque cuanto más mano de obra tenemos que aplicar, más caros son los productos nuestros".

Apuntó a que Uruguay "deberíamos ser la Holanda de América" porque es "un país de tres millones y medio de habitantes, donde no debería haber desempleo, sino que debería tener empleo pleno".

"El empresario está visto como un lobo que hay que matar, como una vaca que hay que ordeñar y por unos pocos, como un burro que tira de la carreta. Queremos gente con capacidad de crear e innovar", enfatizó.

Sobre el pronunciamiento de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en referencia a las ocupaciones en centros de trabajo, que enfatizó que en las mismas debe dejarse entrar a los propietarios y a los que desean trabajar, el representante de la CIU expresó que "si bien el diálogo estaba cortado en este último tiempo, nuestra idea siempre es trabajar en equipo porque Uruguay tiene que lograr una armonía en el trabajo que permita el desarrollo del país".

"La OIT dice que para estar bajo el paraguas de la negociación colectiva como la plantea Uruguay, hay que cumplir ciertos requisitos. Estamos a quince años y no logramos solucionar estos temas. La solución pasa por recoger los puntos que la OIT reconoce", agregó.

Por último, apunto a que "uno de los conceptos más importantes que está en el mundo, son los derechos y obligaciones. Aquellos países que respeten estos cometidos, son los que tendrán menos problemas y por ende, los que tendrán mejor empleo y podrán captar las inversiones. Uruguay no puede quedar fuera de eso".

Escuche la entrevista de La Mañana:

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×