La DGI, el BPS y el Ministerio de Trabajo fiscalizaron comercios del “bagashoping”

La DGI, el BPS y el Ministerio de Trabajo fiscalizaron comercios del “bagashoping”

    El operativo tuvo como objetivo fiscalizar el cumplimiento de las diferentes normativas laborales y tributarias de los comercios que forman parte del paseo de compras de Salto.

    La DGI pretendía "controlar el cumplimiento tributario de los comerciantes", se recabó "información que permitirá conocer su situación a los efectos de determinar los impuestos que correspondan", informó el director de Rentas, Joaquín Serra.

    Mencionó que "en la mayoría de los casos" había irregularidades entre los negocios instalados allí, y agregó que "en cada caso habrá que documentar la real dimensión económica de los distintos comercios" para luego reliquidar impuestos si corresponde.

    Serra también adelantó que si se detectan "incumplimientos de normas formales de documentación se procederá a la clausura" de los locales.

    Sobre las irregularidades posibles, manifestó que hay "informalismo o inscripción en DGI en una categoría que no corresponde", por ejemplo empresas monotributistas "que tienen una volumen de ventas mayor, o no cumplen otros requisitos como que el área comercial no puede exceder los 15 metros cuadrados".