MEF

Gobierno considera que Rendición de Cuentas es "austera" y coherente

Gobierno considera que Rendición de Cuentas es "austera" y coherente
EFE

    El Gobierno considera que la Rendición de Cuentas, ley que reasignará el presupuesto del Estado para lo que queda del período, es "austera", coherente y apunta a alcanzar el objetivo del país de "reducir su desequilibrio fiscal".

    Así lo dijo a la prensa el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, luego de presentarse ante la Comisión de Presupuesto del Parlamento uruguayo, donde los legisladores escucharon la justificación de la Rendición y plantearon sus inquietudes. 

    En este sentido, Astori afirmó que la Rendición de Cuentas articula las restricciones fiscales del país con "la necesidad de cautelosos avances" en las áreas prioritarias para el Gobierno como la Salud, la Educación, la Vivienda y la Seguridad Pública. 

    "Es la Rendición de Cuentas, de un año preelectoral, más austera que yo conozco, con la excepción de una sola que fue la del año 2003 en una circunstancia en la que el país estaba atravesando una situación difícil. Esta es la más prudente que recuerde desde que tengo memoria estadística", acotó. 

    Asimismo, destacó que el Gobierno no realizó "ningún tipo de medida" que comprometa las posibilidades macroeconómicas de Uruguay por tener algún beneficio electoral, sino todo lo contrario. 

    "Me parece que es una característica que hay que destacar porque le hace bien al Uruguay. Por eso, entendemos que esta Rendición de Cuentas está absolutamente en línea y apoyando este esfuerzo que está haciendo el país por reducir su desequilibrio fiscal", subrayó. 

    Según explicó Astori, la Rendición tiene un incremento del gasto público de 0,25 % y ello está "enteramente financiado" por recursos genuinos, por lo tanto, el impacto fiscal "es igual a cero".

    El ministro concluyó que la meta para 2018 es alcanzar un déficit de 3,3 % y llegar en 2020 al 2,5 %, algo que se esperaba que sucediera en 2019, pero que no pudo ser debido a algunos "factores no previstos" como no disponer de un impuesto a las pasividades militares. EFE