Rozman: "los chinos desconfían de la calidad" de sus productos

Rozman: "los chinos desconfían de la calidad" de sus productos

    La semana pasada se llevó a cabo la XI Cumbre China-LAC (Latinoamérica y el Caribe), organizado por el Instituto Uruguay XXI, que reunió a más de 500 empresarios en Punta del Este. Al respecto, el presidente de la Cámara de Comercio Uruguay-China y director de Zona América Uruguay, Gabriel Rozman, dijo a La Mañana de El Espectador que "los chinos se fueron con una muy buena imagen de Uruguay".

    Este encuentro que superó ampliamente al anterior, realizado en 2015 en Guadalajara (México), donde los representantes del gigante asiático habían sido unos 150.En referencia a lo cual el empresario expresó que Uruguay hizo una presentación de "primer mundo", y añadió que "los mexicanos no estuvieron ni cerca de lo que hicimos nosotros".

    "Los chinos no hacen nada por casualidad. Mandaron a uno de los principales que reportan al presidente Xi Jinping. Lo mandaron porque están interesados en tener una relación con Uruguay. Porque estamos bien localizados geográficamente. No sé por qué exactamente. Quizás porque somos un país estable y están cansados de estar en mercados inestables. Pero lo cierto es que por alguna razón nos dan importancia, nos tratan muy bien. Hay que aprovechar este momento bueno que tenemos con China", sostuvo quien también se desempeña como presidente de Zona América China.

    Consultado por los rubros en los que se puede negociar con el país asiático, el entrevistado expresó que la carne es uno de los principales productos, ya que "en octubre, fuimos el primer exportador de carne para China".

    "A los chinos les preocupa la calidad de los productos. Desconfían de la calidad de los productos chinos, entonces prefieren los productos que vienen del exterior. Les gusta entender de dónde vienen los productos que compran y hay que darle la historia junto con el producto", contó el empresario.

    Por otro lado, dijo que "China es el principal socio comercial de Uruguay, por encima de lo que era Brasil. Tenemos que buscar caminos para poder manejar bien nuestras relaciones comerciales. No sé si vamos a llegar a un TLC (Tratado de Libre Comercio), pero podemos llegar a algo intermedio, como acuerdos comerciales bilaterales, enfocados en algunos productos que tenemos. Nosotros somos complementarios con China, no competimos con ellos".

    "El peligro que tenemos es que no seamos lo suficientemente inteligentes para llevar a cabo el acuerdo que tenemos frente a nuestras narices. Debemos despertarnos más temprano que los demás y aprovechar que China está tan ansiosa por reintegrar su poderío mundial", añadió Rozman.

    El entrevistado resaltó que le llamó particularmente la atención que un stand donde se exponían piedras amatistas "estaba lleno de chinos interesados".

    Por otro lado, Rozman expresó que con los representantes chinos se habla "con mucho cuidado" de política debido a la cultura de este país.

    En referencia a Zona América China, su presidente manifestó que es un "proyecto muy audaz" porque es una plataforma para que empresas norteamericanas puedan hacer negocios en China, vendiendo productos nacionales.

    El empresario contó que Zona América China se abrió hace un mes "y ya hay una cinco empresas funcionando".

    Sobre la inauguración del instituto Confucio, Rozman expresó que es importante porque "los chinos le dan mucha importancia a la cultura. Su cultura es diferente, tenemos que aprender cómo negociar con ellos".