SUENA TREMENDO

Teoría de Juegos

Teoría de Juegos

Germán Deagosto dedicó su columna esta contribución de la matemática que revolucionó el campo de la economía.

Formalmente, la teoría de juegos es la modelización matemática de la interacción estratégica entre dos o más agentes. Su aporte radica en cuestionar la lógica del comportamiento individual y egoísta como camino hacia el óptimo. En otras palabras, la teoría de juegos indaga sobre las raíces del comportamiento racional del individuo (o del grupo) enfrentado a procesos de decisión en los que el conflicto se encuentra latente.

En efecto, los juegos son representaciones de interacciones estratégicas, es decir, situaciones en las que las consecuencias de las acciones de los individuos dependen de las acciones de otros; y esta interdependencia es reconocida por los involucrados y afecta las acciones que realizarán.

A partir de su definición, es fácil imaginar un sinfín de aplicaciones, que no se limitan únicamente al mundo de la economía. En efecto, la teoría de juegos es una herramienta útil para decidir cómo patear/atajar un penal, como jugar al Poker o al truco, pero también es útil para modelar la escalada de tensión actual entre Corea del Norte y Estados Unidos, la salida del Reino Unido de la Unión Europea, o la negociación de la deuda griega. 

En su origen, la teoría de juegos fue una herramienta para la guerra, importante en la segunda guerra mundial y determinante para el curso de la guerra fría. Sin embargo, con el paso del tiempo fue perdiendo su identidad bélica para servir un montón de otras áreas y problemáticas. Por ejemplo, para diseñar mecanismos que eviten la “tragedia de los comunes, o sea, que eviten que el uso individual de un recurso colectivo termine destruyendo el recurso, algo que terminaría afectando negativamente a todos.

Probablemente a muchos el tema les resulte familiar por la película "Una mente brillante", que trata sobre la vida del matemático Jonh Nash (interpretado por Russell Crowe). John Nash fue una de las estrechas de rock para la Teoría de Juegos, y de hecho terminó ganando el premio Nobel de Economía en el año 1994 (junto a otros dos colegas).  La escena más famosa, desde el punto de vista de su contribución científica está enmarcada en un bar. Nash está con sus amigos, y hay un grupo de mujeres donde una destaca ampliamente sobre las otras. Esta situación permite ilustrar un resultado fundamental: si todos actuamos guiados únicamente por nuestro interés y beneficio personal, el resultado que emerge es peor del que resultaría de la cooperación. Formalmente, esta idea queda ilustrada en uno de los problemas más populares de la teoría de juegos, “el dilema del prisionero”.  

Si bien Nash fue un personaje central en el desarrollo de la teoría de Juegos, John Von Neumann es considerado el padre de esta rama aplicada de la matemática. Su trabajo seminal, “Teoría de Juegos y Comportamiento Económico”, escrito junto a Oskar Morgenstern, es el que dio pie al desarrollo y florecimiento de la teoría de juegos. Después de la Segunda Guerra Mundial, Von Neumann y otros intelectuales fueron fichados por la Corporación RAND, una suerte de centro de estudios y desarrollo científico que trabajaba para las Fuerzas Armadas de EE.UU. En este mismo organismo trabajó también Tom Schelling, que terminaría siendo un personaje clave durante la guerra fría. Schelling es considerado uno de los estrategas más influyentes del siglo XX, y sus trabajos resultaron fundamentales para el desarrollo conceptual  que orientó las estrategias de negociación de EE UU en la guerra fría. En 2005, Tom Schelling fue galardonado con el Nobel de Economía (el segundo para la teoría de juegos), que compartió junto a Robert Aumann.

Recomendación: the evolution of trust- Es una forma interactiva y divertida de entender la epidemia de desconfianza actual a la luz de la teoría de juegos.

 

 

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×