PWC en La Mañana

Con intervención, se recuperan las reservas del Banco Central

Con intervención, se recuperan las reservas del Banco Central
BCU

El siguiente informe de PWC analiza cómo ha sido la variación de los activos de reserva del Banco Central.

En momentos de la crisis financiera del 2002, los activos llegaron a reducirse a unos USD 600 millones, lo que representaba un 4% del tamaño de la economía, y en ese momento hubo una devaluación de la moneda y también una reprogramación de la deuda pública.

Con el crecimiento del país desde entonces, las reservas crecieron y llegaron a superar los USD 18.000 millones en el año 2015, lo que representaba más de un 30% del PIB. A una parte de estos recursos se puede recurrir en momentos puntuales. 

Más relevante que mirar las reservas totales, es mirar las reservas que podemos decir son de libre disponibilidad del BCU, los activos que no tienen contrapartida, porque parte de las reservas totales están conformadas por depósitos de encajes que tienen los bancos.

Estas reservas del BCU llegaron a estar en USD 8.000 millones a mediados de 2015, y llegaron a reducirse en menos de un año a unos USD 3.500 millones.

En los últimos meses de 2015 y primeros de 2016 fue que, frente a un repunte importante del dólar, el Banco Central estuvo recomprando deuda en pesos y pagándola con dólares. Esto fue lo que explicó la caída principalmente.

Ahora estamos en la tendencia opuesta. Desde los últimos meses de 2016 y en particular en estos primeros meses de 2017, las reservas del BCU se han venido recuperando.

¿Qué tan importante es esta recuperación?

Casi 2.000 millones de dólares han crecido en menos de un año. Según el último dato del BCU, las reservas se ubican en 5.350 millones, casi un 60% de aumento en los últimos nueve meses, y esto está explicado básicamente porque el BCU viene aceptando desde el año pasado que los inversores le paguen letras en pesos con dólares, en medio de un proceso de cambio de portafolio que se ha venido dando localmente.

Desde noviembre del año pasado hasta estos días, el BCU ha aceptado más de USD 1.400 millones por parte de inversores que quieren comprar títulos en pesos.

Si tomamos enero-abril, las compraventas de dólares en BEVSA (el mercado mayorista donde operan todos los bancos, las Afaps) suman unos USD 2.220 millones, y en el mismo período el BCU ha recibido USD 1.025 millones de inversores que quieren pasarse a pesos. Es la mitad de lo operado en el mercado cambiario, lo que muestra la relevancia de este fenómeno.

La presión a la baja del tipo de cambio es tan importante, que llevó a que el Banco Central tuviera que salir a comprar directamente. Desde el 26 de abril hasta el viernes de la semana pasada, en 8 jornadas de operativa, el BCU compró directamente 240 millones de dólares, a lo que se suman USD 65 millones que aceptó en pago por letras en pesos, y esto no evitó la caída en la cotización.

Registro

Suscripciones:
×