Informe de Rompkbzas a 15 años del 2002

Sistema Financiero: entre la inclusión y el blanqueo

La rentabilidad de los bancos y la permanencia de las instituciones extranjeras en nuestro país son los signos de preocupación más importantes que ven los especialistas en el sistema financiero a 15 años de la crisis de 2002. Si bien los argentinos están achicando su participación en la plaza bancaria, la solidez de la normativa despeja preocupaciones.

Informe Completo

El Sistema Financiero uruguayo tiene unos 40 mil millones de dólares en sus cuentas de los que casi 34 mil millones son de residentes. En el exterior hay unos 7 mil millones de dólares de uruguayos depositados algo así como la sexta parte del total del dinero.

Los depósitos de ciudadanos argentinos en bancos uruguayos representan el 12% del Producto Interno Bruto, casi 6 mil millones. Sumados al resto de los no residentes, equivalen a toda la plata que tienen los uruguayos en el exterior.

Por temor a la Administración Federal de Ingresos Públicos los argentinos están retirando de Uruguay 5 millones de dólares por hora de la plaza financiera uruguaya. Los depósitos de argentinos en Uruguay son el doble de lo que calculaba el Banco Central del Uruguay, según publica el diario El Cronista de Buenos Aires. Se calculaba unos 3 mil millones y los ahorristas declararon en su país unos 6 mil millones.

Desde junio, los depósitos de no residentes en Uruguay cayeron más de 1000 millones de dólares: de 4552 millones de dólares a 3550 millones.

La aceleración brusca ocurrió hacia fin de año: de 4364 millones de dólares en octubre bajó a 4119 millones en noviembre y a 3550 millones en diciembre, según se desprende de las estadísticas que publica el Banco Central de Uruguay.

Hay que remontarse hasta agosto de 2012 (3495 millones de dólares) para observar una cifra tan baja de depósitos de no residentes.

Sólo en diciembre se fueron del sistema 569 millones de dólares de extranjeros, de los cuales alrededor del 80% -unos 455 millones-pertenece a argentinos. Por lo tanto, si se toman los 22 días hábiles, resulta que se fugaron 20 millones por día. Como los bancos atienden al público cuatro horas (de 13 a 17), los argentinos sacaron, sólo el mes pasado, 5 millones de dólares por hora, calcula el diario El Cronista de Buenos Aires.

Uruguay era una plaza para depósitos de argentinos muy utilizada pero en 2013 se firmó el acuerdo de intercambio de información financiera a requerimiento con identificación del contribuyente.

Lo que cambia radicalmente el riesgo para los depositantes argentinos que se exponen a multas, es el compromiso de Uruguay de realizar el intercambio automático a partir del 2018, a partir de saldos preexistentes al primero de enero de este año.

"Ese puede ser el motivo por el cual están saliendo depósitos de argentinos que no han ingresado al blanqueo. La otra posibilidad es que aquellos que ingresaron al blanqueo inviertan en títulos públicos argentinos que tienen buena rentabilidad y eximición de impuestos", indica César Litvin, presidente del Instituto Tributario argentino.

Mariano Sardáns, CEO de FDI, -el Fondo de inversión Extranjera Directa según sus siglas en inglés- sostiene que  a su entender, para el sistema bancario uruguayo este goteo tiene cero consecuencias, dado que está más fuerte que nunca y demasiado líquido para el gusto del gobierno. Se debe a que la economía crece, pero a ritmo muy lento, por lo que la demanda de préstamos está retraída.

Del lado de los bancos, la pérdida de estos pequeños ahorristas es más un alivio que un problema, ya que la gran mayoría ni siquiera pasaba los nuevos requisitos mínimos que se exigen en cuanto a certificación o constancias de ingresos para avalar los depósitos que tenían. Y dado que además era dinero que entraba por vía de depósito de efectivo y salía bajo la misma modalidad, se trataba de clientes considerados de "alto riesgo", a los cuales tarde o temprano se les iba a requerir el cierre de las cuentas de acuerdo al diario El Cronista de Buenos Aires.

"Adicionalmente, son clientes que casi en un 100% de los casos mantienen su dinero a la vista; no adquieren paquetes de servicios y mucho menos aceptan invertir el dinero en la bolsa u otros productos de inversión que al menos al banco podría generarle algo de comisiones", señala Sardáns.

El coordinador de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba dijo a Rompkbzas que esto no preocupa dado que no representan una cifra considerable del total de depósitos en el sistema.

Los depósitos de no residentes  de los cuáles el 79% es de argentinos "experimentaron una fuerte caída en el último trimestre del año 2016, en buena medida vinculada a los movimientos de fondos a causa del blanqueo de capitales" en el vecino país, indicó el informe de CPA Ferrere.

" Esta contracción de  851 millones de dólares en el cuarto trimestre fue generalizada a nivel de instituciones, aunque se destacó el grupo de bancos privados por contar con una mayor cartera de no residentes en el total de sus depósitos", señaló la consultora.

"El análisis según los montos de las cuentas revela que el 87% de la contracción de los depósitos de no residentes se concentró en cuentas mayores a 100 mil dólares ", añadió.

De acuerdo a Julio de Brun, expresidente del Banco Central del Uruguay, después de la crisis de 2002 y exsecretario general de la Asociación de Bancos del Uruguay, el único riesgo es que ese capital se retire todo junto. Pero considera que no es una posibilidad inminente.

El diputado frenteamplista Alfredo Asti dijo que Uruguay siempre fue un refugio para capitales extranjeros por la estabilidad, por la seriedad del sistema financiero y la regulación del mismo.

Sin embargo, cuando al AFIP termine de procesar los blanqueos de capitales con quienes reporten sus activos en el exterior, se podrá hacer un balance de todo este proceso, pero esto no afecta de ninguna manera la solidez del sistema local.

En diciembre los depósitos de argentinos en bancos uruguayos cayeron 455 millones de dólares porque en 2018 comienza el intercambio de información con la AFIP, pero es retroactivo al 1 de enero de este año. Los argentinos se llevan de a 10 mil por "dólar ferry" para evitar el 6% que cuesta el "cable" para repatriar dinero no declarado, según El Cronista.

El exministro de Economía Isaac Alfie dijo a Rompkbzas que no hay riesgos de una corrida bancaria como la de 2002 y que el sistema solo podría verse afectado en caso de un retiro masivo.

En 2016 los bancos tuvieron los peores resultados desde 2009, con ganancias de US$ 80 millones en su conjunto. Así se "consolidó el proceso de deterioro de la rentabilidad que venía mostrando el sistema bancario en los últimos años", según el informe Monitor Financiero de la consultora CPA Ferrere.

"Los resultados de los bancos comerciales totalizaron unos US$ 80 millones en 2016, lo que implica unos 240 millones de dólares menos que el ejercicio anterior y constituyen además los peores resultados en términos absolutos desde 2009", afirmó el reporte.

"Las ganancias obtenidas por los bancos comerciales en 2016 determinan un retorno de apenas 3% sobre el patrimonio de los accionistas, lo que determina uno de los peores años calendarios desde 2004 (junto a 2009)", señaló CPA.

"La rentabilidad promedio de los bancos privados fue virtualmente nula, aunque la mitad de las instituciones registraron pérdidas en 2016", aseguró la consultora. En el Banco República el patrimonio de los accionistas alcanzó a un aumento del 6%.

El coordinador de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía, Martín Vallcorba dijo que la rentabilidad de los bancos es de las más bajas de la región y reconoció que esto puede ser un riesgo para retener a los bancos extranjeros en el país.

Vallcorba consideró que es una buena señal que el sistema dependa más de la participación de más colectivos de uruguayos a través de la bancarización de sus economías.

Asti, integrante de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes dijo a Rompkbzas que la baja en las ganancias de los bancos, pudo haber sido por la incidencia de la puesta en marcha del plan de inclusión financiera.

Julio De Brun discrepó con la visión que expone CPA sobre que el pasado fue un mal año para los bancos. Dijo que el sistema está firme desde el punto de vista de los indicadores de solvencia en general, son buenos.

Para el expresidente del Banco Central el problema es que la baja rentabilidad hace que las instituciones que abandonan el mercado no sean sustituidas por otras y se achica la cantidad de participantes en el sector.

El diputado Asti, en tanto, remarcó que los bancos ahora están mucho más limitados, luego de la modificación en la carta orgánica del Banco Central post crisis del 2002, no permitiendo que ocurra lo mismo que en ese entonces.

Isaac Alfie, exministro de Economía tras la crisis de 2002 relativizó el resultado negativo de los bancos.

Dijo, en diálogo con Rompkbzas, que la rentabilidad de los bancos en general se mide dólares y no en moneda nacional, de acuerdo a variaciones patrimoniales y no por el flujo según la normativa del Banco Central, por lo que no es posible afirmar que fue un año de baja rentabilidad para los bancos.

Julio de Brun consideró que los resultados de los bancos no son tan negativos y deben relativizarse en función de la caída de la cotización de dólar.

Alfie, considera que el sistema muestra signos de fortaleza.

Al finalizar el tercer trimestre de 2016, los uruguayos tenían depositados en bancos ubicados fuera de fronteras 7.421 millones de dólares, según datos del Banco Internacional de Pagos (BIS por sus siglas en inglés un 13,6% inferior que el que había depositado a fin de setiembre de 2015.

Al sumar a los depósitos en el exterior los que estaban en los bancos locales, los uruguayos  tenían un monto de 34.689 millones de dólares a fin de septiembre de 2016. De eso se desprende que el 21,4% estaba fuera y el 78,6% en la plaza financiera uruguaya.

Los depósitos de empresas y familias uruguayas en bancos locales crecieron 8,1% al comparar el cierre de septiembre de 2016 con el de fin de 2015, con un total de 2.034 millones de dólares.

En tanto, los depósitos de uruguayos en bancos del exterior bajaron 13,2% al comparar el cierre de septiembre con el de fin del año previo (1.124 millones de dólares menos).

Desde 1995 —fecha desde la que existen datos para Uruguay en el BIS—, hasta fin de setiembre de 2016, (con altibajos) los depósitos de uruguayos en bancos del exterior poco más que se duplicaron (crecieron 116%), esto es, aumentaron en 3.986 millones de dólares.

El año próximo, el gobierno accederá a los datos de quienes tienen depósitos en el exterior.

Según un análisis de PWC para El Espectador si bien los uruguayos prefieren mayoritariamente mantener sus ahorros en dólares, en 2016 crecieron los depósitos en pesos, y también se destaca la caída que registraron los depósitos de los no residentes, que como se sabe en su mayoría son de argentinos.

Los depósitos del sector privado aumentaron 4% en el año cerrado en noviembre de 2016. El aumento se explicó de forma prácticamente exclusiva por las colocaciones en moneda nacional, que se incrementaron 8% en términos reales –descontando la inflación- con los datos como decíamos a noviembre.

No obstante, el 79% de los depósitos del sector privado se realizan en dólares en los bancos en nuestro país.

Considerando que las colocaciones corresponden en su mayoría a argentinos, quizás esta evolución responda a los cambios que se están procesando con la normativa de ese país, por la ley conocida como "blanqueo" explicó Mercedes Comas de PWC a la Mañana de El Espectador.

Nota a Isaac Alfie

Nota a Martín Vallcorba

Nota a Julio de Brun

Nota a Alfredo Asti

Fuentes: Rompkbzas, El Cronista (Argentina), El País, El Obsrevador, Banco Central del Uruguay, PWC, CPA Ferrere e Iprofessional.

Registro

Suscripciones:
×