Economía

Raúl Sendic (Ancap): planta desulfurizadora producirá "combustibles de alta calidad" para "blindar el negocio de refinación"

La decisión de la Intendencia de Montevideo de entregar las llaves de la ciudad a la presidenta argentina Cristina Fernández puso en segundo plano el motivo principal de su llegada: la inauguración de la planta desulfurizadora de Ancap. Para conocer qué significa esta inversión para el país, En Perspectiva conversó con el presidente del ente petrolero, Raúl Sendic, quien explicó que la planta permitirá eliminar el azufre de todas las gasolinas y reutilizarlo para la producción de fertilizantes por parte de la empresa Isusa. Esto implica una "inversión ambiental" y a su vez permite dejar de importar gasoil con bajo contenido de azufre, un componente que perjudica el funcionamiento de los nuevos motores. "Si no hacíamos esta inversión la refinería no iba a estar a la altura de las nuevas generaciones de motores", dijo Sendic, quien también destacó la firma de un memorando de entendimiento entre Ancap e IPF para la comercialización de excedentes de gas de la planta regasificadora a Argentina.

Raúl Sendic (Ancap): planta desulfurizadora producirá "combustibles de alta calidad" para "blindar el negocio de refinación"


(emitido a las 8.43 Hs.)

ALEJANDRO ACLE:
Considerada como su obra de infraestructura más importante de este período, Ancap inaugurará esta mañana la planta desulfurizadora de combustibles, cuya trascendencia puede ir más allá de lo meramente energético.

Es que la presidenta argentina, Cristina Fernández, invitada al evento, va a centrar hoy gran parte de la atención con las consiguientes señales políticas. Pero también, por supuesto, nos interesa conocer más a fondo en qué consiste esta nueva planta, qué beneficios traerá aparejados a nivel económico y ambiental esta nueva inversión, qué cambio significa para el usuario de combustibles.

En los próximos minutos vamos a conversar sobre estos y otros temas con el presidente de Ancap, Raúl Sendic.

En líneas generales, ¿en qué consiste esta planta desulfurizadora? Porque en realidad esta planta que se ubica en La Teja consta a su vez de varias plantas. ¿Podemos explicar cada una de ellas?

RS - Son varias unidades: la unidad desulfurizadora de gasolinas, la desulfurizadora de gasoil, la recuperadora de azufre, la planta de enfriamiento de agua de la refinería y la nueva sala de mando de la refinería. Estas dos últimas ya hace más de un año que están funcionando.

ROMINA ANDRIOLI:
¿Cómo se acoplan estas plantas al proceso actual de refinamiento de combustibles?

RS - La planta de enfriamiento, que fue una de las unidades más importantes de esta inversión, que se puso en marcha ya hace un tiempo, permitió que la refinería, en vez de tomar agua de la bahía para enfriar el proceso y después devolverla, en un circuito abierto, pasara a funcionar en un circuito cerrado: se llenó una vez, enfría la refinería y se puede a reprocesar, de manera que da un margen muy positivo desde el punto de vista ambiental al funcionamiento de la refinería. Esa planta desde el momento en que se puso en marcha no ha tenido ninguna dificultad, lo mismo que la sala de mando, ahí también se dio una transición ordenada de la vieja sala de mando a la nueva, que es una de las más sofisticadas y modernas de toda la región.

Por otra parte, las unidades desulfurizadoras completan el proceso final. Toda la producción de gasolinas y de gasoil una vez que cumplen el ciclo ingresan a la planta desulfurizadora, donde se les elimina el azufre. Esto permite la recuperación de unas 34, 35 toneladas diarias de azufre que antes quedaban en el ambiente y hoy se recuperan en forma líquida para ser utilizadas en la producción de fertilizantes por Isusa (Industria Sulfúrica Sociedad Anónima), en un acuerdo que hicimos con esta empresa.

RA - ¿Por qué es necesario reducir los niveles de azufre de nuestros combustibles? ¿Qué daños produce el azufre desde el punto de vista ambiental?

RS - Las normas europeas y los nuevos motores han evolucionado hacia sistemas, fundamentalmente catalizadores que utiliza el motor, que el azufre perjudica en forma importante. Por lo tanto, en los últimos tiempos Ancap ha tenido que importar un gasoil de bajo contenido de azufre para esos nuevos motores de última generación que se comercializa hasta hoy en algunas estaciones de servicio del país. El hecho de que ahora toda la producción de la refinería tenga bajo contenido de azufre permite eliminar esta importación de gasoil y que los motores de última generación de maquinaria agrícola, camiones de transporte y automóviles con las últimas normas europeas tengan el combustible adecuado comercializado en todas las estaciones de servicio del país.

RA - ¿Qué pasaría con el gasoil especial? ¿Desaparecería como tal?

RS - Va a desaparecer, todo el gasoil va a tener las características del gasoil especial, con bajo contenido de azufre, pero al precio del gasoil común.

RA - En términos ambientales, ¿cuáles son los beneficios de la planta como tal?

RS - La eliminación de azufre del ambiente y su recuperación para la producción de fertilizante, y la eliminación de la toma de agua de la bahía, que hacía que la refinería volcara agua a alta temperatura en forma permanente a la bahía. Eso tenía un perjuicio sobre el ecosistema que rodea a la refinería y sobre todo sobre el ecosistema más próximo a la desembocadura de los arroyos que desembocan en la bahía de Montevideo.

AA - Y más allá de temas ambientales, ¿hay alguna ventaja específica para el consumidor? Por ejemplo, ¿va a haber una baja en el precio de los combustibles, en particular del gasoil?

RS - No, lo único es que aquel que compra el gasoil especial más caro ahora lo va a tener al precio del gasoil común.

AA - ¿Y esta mejor calidad de los combustibles tiene algún impacto en los vehículos?

RS - Claro, porque permite que el azufre no reaccione, como ocurría con los catalizadores que usan estos vehículos de última generación, y permite un mejor funcionamiento del motor.

RA - Con respecto a lo que es esta inversión para Ancap, ¿qué significa esta obra en el plan estratégico que desarrolla Ancap? ¿Qué tan importante es esta inversión con relación a otras que hace el ente?

RS - Si uno analiza esta inversión como la analizamos al principio, cuando decidimos que había que hacerla, es una forma de blindar el negocio de refinación en el Uruguay. Si no hubiéramos hecho esta inversión, la evolución de los motores nos obligaría a importar cada vez más combustible para satisfacer las nuevas exigencias de los motores de última generación. Por lo tanto, la única manera de sostener el negocio de refinación en el Uruguay era desarrollando una inversión que nos permitiera producir combustibles de alta calidad para esa nueva generación de motores que está llegando al país. Si no lo hubiéramos hecho, posiblemente íbamos a ir a una sustitución cada vez mayor de producción de la refinería de baja calidad por combustibles importados.

RA - El sistema iba al fin si no se hacía este cambio de modelo.

RS - Sí, si no hacíamos esta inversión estoy seguro de que íbamos a terminar importando una cantidad enorme de productos para abastecer a los nuevos motores, porque la refinería no iba a estar a la altura de las nuevas generaciones de motores.

AA - ¿La calidad del diésel y las naftas de esta nueva planta que se inaugura hoy va a ser la que se denomina Euro 4?

RS - La planta permite la producción de combustibles específicos para la generación de E-3, E-4 y E-5. El gasoil en el proceso normal va a bajar y va a estar a la altura de los motores E-3 y E-4, y si fuera necesario se puede reprocesar una parte de ese gasoil para eliminar más azufre e ir al cumplimiento de las exigencias de los E-5.

AA - Por ahí iban algunas preguntas de la audiencia, ya que se estaba en este proceso.

RS - Hubo un cuestionamiento en su momento, por eso lo aclaro.

***

RA - Volvamos a los números que manejaba. La inversión anunciada es de 350 millones de dólares. ¿Cuánto significa esto en los números de Ancap en términos comparativos?

RS - No sé con qué compararlo. La empresa factura 4.000 millones de dólares al año, y normalmente, si no pasa nada grave, tenemos utilidades que andan alrededor de los 100 millones al año. El monto total de las inversiones que Ancap ha promovido, no solo las propias, sino también las que se han promovido en estos últimos años, es de unos 3.500 millones, entre lo que tiene que ver con la exploración petrolera, que es una inversión importante de empresas extranjeras, la inversión en refinería, en logística, en fortalecimiento de las capacidades de stock, en puerto, las inversiones en biocombustibles, en cemento y en la planta regasificadora. Ese conjunto de inversiones que tiene que ver con el negocio de Ancap son unos 3.500 millones en estos últimos años. A eso se suman las inversiones importantes, muy importantes, que ha promovido UTE, lo que da en total más de 7.000 millones de dólares que se han invertido en los últimos años en la infraestructura energética del Uruguay.

RA - ¿Cómo se compone el financiamiento de la planta desulfurizadora, de estos 350 millones de dólares? ¿Es con recursos propios o se debió recurrir a endeudamiento?

RS - Esta planta se financió fundamentalmente con el acuerdo que tenemos con Pdvsa (Petróleos de Venezuela SA) para el suministro de crudo a través del sistema de financiamiento. Cuando hicimos el pago adelantado de la deuda con Pedevesa, pagamos por una deuda de 800 millones unos 517 millones, y en esos 800 millones estaba una buena parte de los desembolsos que hubo que hacer para el suministro de esta planta. La planta se fue pagando a lo largo de estos años, hoy el monto que queda por pagar a la empresa proveedora de la planta y la tecnología no creo que llegue a los 15 millones de dólares, está prácticamente toda paga la planta.

RA - ¿Y cuál es el retorno económico que calcula Ancap que va a tener con este proyecto? ¿Cómo se obtienen los recursos?

RS - No tiene retorno, la planta es una inversión ambiental.

RA - ¿Por el lado de lo que se va a comercializar de azufre tampoco?

RS - Sí, pero es menor. El retorno más importante que tiene la planta es lo que dije sobre el blindaje del negocio de refinación y lo que ahorra de importación de productos de alta calidad en el caso de que hubiéramos tenido que ir hacia ese esquema. La importación de productos siempre es más cara que la producción en refinería, cada vez que hay un paro de refinería hay un sobrecosto importante por la importación de productos. Por eso la planta genera el beneficio de sostener el negocio de refinación en el Uruguay.

RA - Usted decía que uno de los elementos de esta inversión es la planta que va a recuperar el azufre. Mencionaba un acuerdo que ya tienen con Isusa. ¿Cómo se va a reutilizar ese azufre y a quiénes se lo va a comercializar?

RS - El azufre se recupera en forma líquida, se carga en camiones y se lo entrega a Isusa, por este acuerdo que hicimos; luego ellos lo utilizan en su proceso industrial para la producción de fertilizantes. Hasta ahora importaban ese azufre y ahora lo compran a Ancap.

RA - ¿Se estima ampliar ese negocio a otras empresas?

RS - Lo que pasa es que Isusa es el mayor consumidor de azufre que hay en el Uruguay, es la planta industrial de producción de fertilizantes más grande. El acuerdo lo hicimos con ellos y es por un año; si hay otros posibles clientes o compradores de este producto habrá que verlo, por ahora toda la producción que vamos a tener de azufre está comprometida con Isusa.

***

AA - Seguimos en diálogo con el presidente de Ancap, Raúl Sendic, hablando sobre esta planta desulfurizadora de combustibles que se inaugura hoy y que se anuncia como una de las obras de infraestructura más importantes de este período.

***

AA - Llegan varias preguntas de la audiencia. Repasamos algunas.

RA - Por ejemplo, Alfredo de Juan Lacaze pregunta cuándo comienza la venta de este combustible sin azufre o con menos azufre.

RS - Ahora empieza un proceso de generación de stock de estos productos. Pensamos que en unos 60 días, aproximadamente, se completará todo el circuito entre tanques de refinería, La Tablada, llegada a los tanques de las estaciones de servicio. Pienso que un plazo de unos 60 días ya estaremos contando en todos lados con estos nuevos productos de mejor calidad.

AA - Con respecto a la obra de la planta en sí y la relación con la empresa argentina, ¿cuántas ofertas se presentaron al principio para la adjudicación de las obras?

RS - Hubo ocho ofertas.

AA - ¿Por qué se terminó eligiendo a AESA finalmente? ¿Qué ventajas tenía?

RS - Hubo una ventaja de precio; en ese momento AESA era del grupo Repsol. Hubo una ventaja de precio sobre las otras y también un comparativo sobre la tecnología que proponía.

RA - En cuanto a cuestiones más políticas, ¿cuál es el motivo concreto de la presencia de Cristina Fernández y de varios jerarcas de su gobierno en la inauguración? ¿Responde a motivos más técnicos o a un gesto político?

RS - Acá hemos ido construyendo una excelente relación entre Ancap e YPF, eso ha permitido terminar las obras con éxito y generar un documento que vamos a firmar hoy para la comercialización de excedentes de gas de la planta regasificadora de Uruguay a la República Argentina. Cuando pensamos en la inauguración de la planta, y teniendo en cuenta que AESA, la constructora de la planta, es del grupo YPF, decidimos hacer un acto conjunto entre Ancap e YPF, y después ellos mismos invitaron a la presidenta a participar en la actividad; nosotros por nuestro lado habíamos invitado ya a Pepe Mujica, así que esta planta que une a las dos empresas petroleras de los márgenes del Río de la Plata se convirtió en un símbolo que permitirá la reunión de los dos presidentes.

RA - ¿La presencia de Cristina Fernández responde a una aspiración personal suya, como ha trascendido estos días en la prensa?

RS - No, no; quienes propusieron que viniera la presidenta argentina fueron las autoridades de YPF.

RA - Usted mencionaba recién que, además de participar en la inauguración de esta planta, tendrán en carpeta este acuerdo por la posible compra de gas de la nueva regasificadora que se va a instalar. ¿Qué implica ese acuerdo? ¿Qué grado de compromiso esperan sellar en esta instancia?

RS - Lo que pretendemos es que la capacidad de transporte que tiene el caño, que son unos 5 millones de metros cúbicos al día de gas hacia la República Argentina, pueda ser utilizada plenamente para vender los excedentes de regasificación que va a tener la planta. Argentina importa diariamente entre 35 y 48 millones de metros cúbicos de gas, según sus necesidades, de Bolivia o a través de sus plantas regasificadoras, por lo tanto necesita gas y va a necesitar gas en el futuro, y esta planta, que está ubicada a unos 240, 250 kilómetros del anillo de Buenos Aires –está mucho más cerca que la planta de Bahía Blanca–, se convierte en un proveedor de gas de primera línea para ese anillo bonaerense. Y hay que tener en cuenta que el Gran Buenos Aires es el centro de mayor consumo de gas y más intensivo de todo el continente, por lo tanto estamos muy bien posicionados para ser proveedores de gas a ese gran mercado que tenemos al lado.

RA - ¿Qué implica concretamente lo que se va a firmar hoy respecto a la posible compra de gas por Argentina?

RS - Es un memorando de entendimiento entre las dos empresas para instalar dentro de un plazo de 10 días un grupo de trabajo que va a establecer el documento para las compras futuras de gas de parte de ellos a Uruguay, así como la posibilidad de que la planta también sea utilizada como depósito de gas que va en tránsito hacia la República Argentina o hacia alguna de sus plantas, con la posibilidad de compras conjuntas de gas en el mercado internacional para las plantas de ellos y las nuestras. Vamos a establecer un grupo que va a trabajar sobre las sinergias de nuestra planta con el sistema gasífero argentino.

AA - En los últimos tiempos las relaciones entre Uruguay y Argentina no han pasado por su mejor momento. Usted concretamente ha tenido cierto rol articulador en esas relaciones por ejemplo con algún contacto con el economista Axel Kicillof, del Ministerio de Economía argentino. ¿Esta visita de Cristina Fernández podría interpretarse como una suerte de nuevo comienzo después del estancamiento de las relaciones?

RS - No lo sé, yo no tengo ese rol de articulador que se ha planteado, lo único que tengo es una relación de mucha confianza con el presidente de YPF, con el subsecretario de Economía. Pero no me he planteado ningún tipo de rol en esto, porque ese papel lo juegan los dos embajadores, lo juegan nuestra cancillería y la de ellos, yo no tengo ese papel para jugar. Mi papel tiene que ver especialmente con los temas relacionados con la energía, y se ha generado una relación de confianza con algunos de ellos, incluso hasta por identidad generacional, con el presidente de YPF, con el subsecretario de Economía, pero no hay ningún rol asignado.

RA - Pero ¿qué valoración política hace de este gesto del gobierno argentino de que vengan la mandataria y los principales jerarcas de gobierno en esta oportunidad a un hecho en el que está involucrado Ancap, nada menos?

RS - Para mí es un honor altísimo recibirlos en la refinería de La Teja, que estén presentes en un acto tan importante como el que tenemos hoy. Los dos presidentes van a tener la posibilidad hoy de encontrarse, de conversar, está establecido todo para que tengan un ámbito más privado, de tranquilidad, para dialogar. No sé cuál va a ser la agenda de su conversación, pero me parece una excelente oportunidad para generar ese tipo de encuentro, ese tipo de acercamiento y me alegra que la inauguración de esta planta sea un buen motivo para juntarlos.

RA - ¿Cómo vio la discusión que se ha generado en los últimos días a propósito de la entrega de las llaves de la ciudad a Cristina Fernández de Kirchner por la Intendencia de Montevideo?

RS - Me parece un gesto de hospitalidad y de respeto que la intendenta de Montevideo le ofrezca las llaves de la ciudad a una mandataria extranjera que llega a nuestro país. Creo que es un gesto merecido y estoy absolutamente de acuerdo con lo que va a ocurrir. Además la alegría de que eso ocurra dentro de la refinería de La Teja lo hace un gesto todavía mayor desde el punto de vista de Ancap, así que estoy absolutamente de acuerdo con esa hospitalidad que la intendenta le da a una mandataria extranjera que llega por unas horas a Montevideo.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

***

Foto: archivo

Registro

Suscripciones:
×