Solicitar contraseña

×
Economía

Repercusiones sobre la decisión del Royal Bank of Canada de cancelar sus operaciones en Uruguay

Informe de En Perspectiva.


(emitido a las 7:48 Hs.)

La información recogida durante el allanamiento a la filial del Royal Bank of Canada en Uruguay no fue enviada aún al juez argentino Norberto Oyarbide y antes de que se cumpla ese trámite los abogados del banco podrán realizar sus descargos.

La puntualización fue realizada  por el vocero de la Suprema Corte, Raúl Oxandabarat, hablando el viernes con El Espectador, luego de que se conociera la decisión del Royal Bank of Canada de cancelar sus operaciones en nuestro país debido al procedimiento judicial y policial que tuvo lugar en su filial local.

Pero esas aclaraciones no conformaron a la Asociación de Bancos Privados del Uruguay, que consideró que el allanamiento fue “bastante insólito” porque se retiró toda la información para después devolverla. La gremial consideró que lo más garantista hubiera sido pedir la información al propio banco y si fuera necesario contar con la presencia de funcionarios del Banco Central del Uruguay.

Los antecedentes...

El pasado 13 de junio la jueza de Crimen Organizado Adriana de los Santos, a pedido de su colega argentino Norberto Oyarbide, ordenó el allanamiento de las oficinas del Royal Bank of Canada, situadas en Zonamérica, como parte de una investigación por presunto lavado de dinero vinculada a negocios en el fútbol.

La legislación de secreto bancario permite levantar esa protección a cuentas investigadas por la justicia, pero en este caso la magistrada dispuso incautar toda la información del banco, no sólo de la persona investigada sino de miles de cuentas que no tenían que ver con el procedimiento.

En Argentina, la noticia sobre este operativo generó preocupación entre ahorristas que tienen dinero colocado en Uruguay, que sintieron que perdían la garantía legal de confidencialidad.

La jueza De los Santos ordenó el retiro de 89 computadoras, discos externos y teléfonos celulares de funcionarios del banco. Pocos días después remitió una carta a Oyarbide para que su colega argentino enviara personal a revisar el material.

Según supo El Espectador, en la carta, la magistrada advierte que todo el material incautado al banco estaba ocupando “un importante espacio físico en dependencias del Ministerio del Interior, donde cuentan con la correspondiente custodia” y que se precisaba sacarlo de ahí. Por eso le solicita "que a la brevedad envíe peritos informáticos y contables, así como los que considere pertinentes, a los efectos de analizar los mismos”.

La jueza uruguaya también le dijo a su par argentino, que de esa forma, actuando con personal de ese país, se podía “disponer sobre el destino final de esos bienes, ya sea su traslado a la República Argentina o su devolución a sus propietarios si no contienen información relevante para la causa".

Pero al trascender lo que había dispuesto la magistrada en la carta a Oyarbide, desde diversos ámbitos hubo advertencias al juzgado, lo que llevó a que se corrigiera el camino. La jueza de los Santos le comunicó finalmente a Oyarbide que aún no se enviaría  información a Argentina y que lo que se había recopilado del allanamiento sería revisado por personal uruguayo.

Ida del banco…

De acuerdo a la información a la que pudo acceder 810 Vivo Tarde, la decisión del banco Royal Bank of Canada de abandonar Uruguay surgió tras el análisis hecho por la institución, a raíz del procedimiento judicial que, según la entidad financiera, quebró la protección de confidencialidad de datos de ahorristas, amparados por normas y afectó la imagen del banco.

El jefe de mercados emergentes de la compañía, Barend Janssens, viajó especialmente a Montevideo en los últimos días para comunicar la determinación a los 40 empleados que la institución tiene en Uruguay. Al hablar con ellos expresó que lo ocurrido el 13 de junio “no podría haber sucedido en un peor momento”, porque el banco sentía que “estaba muy cerca de un punto de inflexión (…) en Uruguay”, muy cerca de “alcanzar una nueva etapa de crecimiento”, con nuevos planes.

Janssens expresó a los trabajadores: “Nos quedaba muy claro que desde una perspectiva de los clientes, lo mas importante que uno le exige a un banco, y es algo que hemos establecido, es la confidencialidad”, lo que se vio afectado por las características y alcance del allanamiento, expresó el representante de la institución.

Fue contundente sobre la relación del Royal Bank of Canada con el país y con sus clientes: “desafortunadamente, lo que si es claro para nosotros, para nuestros clientes y para el banco es que en este ambiente no podemos velar por la confidencialidad”. Y agregó: “si no podemos velar por la confidencialidad es también claro que no podemos continuar operando como un banco, así que ese es un paso significativo”.

“Ahora, es muy claro que nadie en esta etapa va querer a venir al banco”, manifestó.

Janssens insistió en que el episodio judicial afectó la relación con los clientes, también impactó negativamente en el negocio para el banco, y las perspectivas: “realmente destruyó nuestras proyecciones”, dijo.

Aseveró que la institución se quedó “sin opciones” y concluyó que “a pesar de todas las intenciones de operar como se debe”, el efecto negativo del procedimiento judicial liquidaba los planes. “Este evento excedió todo y fue ejecutado de la peor manera posible por el sistema legal uruguayo, lo que ha tenido este efecto”, manifestó.

Respuestas de la Justicia…

El viernes en diálogo con 810 Vivo Tarde el vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat, puntualizó que son peritos uruguayos quienes están trabajando con la información que se relevó en los allanamientos, destacó que aún no se enviaron datos a la justicia Argentina y subrayó que antes de que eso suceda se dará lugar a los descargos de los defensores del banco.

“Aún no se ha enviado a la Justicia de Argentina, al juez Oyarbide, ningún tipo de material. En esta materia se dan todas las garantías del marco de procedimiento porque esto se realiza en el marco de un protocolo reciproco entre ambas naciones, el Protocolo de las Leñas, que esta probado por la ley 16.971. En ese marco una vez que la doctora obtenga la información que le fue solicitada desde Argentina le dará conocimiento a los defensores de las empresas que fueron allanadas para que, si tienen algo que decir sobre el modo en que fueron hechos los procedimientos y lo que corresponda sobre la información que se enviará al vecino país, lo hagan. Aún no se mandó ninguna información y antes la defensa involucrada va a tener la oportunidad de ver el material y hacer sus descargos”, dijo.

Oxandabarat aclaró también cuál fue la idea de la jueza de los Santos cuando solicitó la participación de peritos argentinos en la causa.

“En un momento la jueza resolvió solicitar para el análisis la labor de peritos argentinos, no para darle más información que la que se estaba requiriendo. La idea de solicitar estos peritos era establecer si la información era la que servía y era útil para la causa. Acá hay una lectura que hay que hacer en forma más correcta. La jueza tiene claro que la Justicia argentina no puede intervenir en el manejo de los temas jurídicas en Uruguay. Insistimos además que todo se dio en un marco de orden, no hubo incidentes que lamentar y las consecuencias y efectos que pueden ser entendibles debe de quedar disipado por estas expresiones que acabamos de mencionar: en ningún caso se ha enviado información a Argentina y antes la jueza dará intervención a los abogados de las empresas”.

Recién luego de que se de lugar a la respuesta legal de los defensores del banco, la jueza de los Santos va a resolver qué información se le dará al juez Oyarbide y que sea relevante para la causa que está investigando.

Repercusiones en el sistema fiananciero…

Apenas se conoció la decisión del Royal Bank of Canada de irse del país, desde la Asociación de Bancos Privados del Uruguay criticaron fuertemente el procedimiento cumplido durante el allanamiento.

El viernes pasado, el director ejecutivo de esta gremial, Julio de Brun, también dialogaba con 810 Vivo Tarde y manifestaba cómo estaban viendo esta situación.

“En lo que respecta a este evento el daño está hecho, máxime que dispara el abandono de una institución importante en el país, la idea es que esto quede como una anécdota y no se propague, eso es en lo que uno está alerta de cara al futuro”, señaló.

De Brun dijo que coincidía con la información que había aportado Oxandabarat respecto a que los datos surgidos del allanamiento no se habían remitido a la Justicia argentina y a que se daría lugar a la defensa del banco para hacer sus descargos. No obstante, el representante de la gremial de bancos marcó sus discrepancias con la forma en que se llevó a cabo el procedimiento y planteó – a su entender- cómo debió haberse hecho.

“El tema es que el procedimiento es bastante insólito en el sentido de retirar toda la información para después volver. Lo más efectivo y garantista en todos estos procedimientos es o solicitar la propia colaboración del Banco o segundo, si es necesario que haya presencia física, eso se hace con el apoyo de personal especializado que es el que trabaja en el banco central”.

Algunos antecedentes del banco…

En el fin de semana se conocieron, a través de fuentes del gobierno consultadas por El País, algunos datos más del Royal Bank of Canada y sobre todo de cómo lo ve el gobierno uruguayo.

Los informantes que consultó el matutino señalaron que, según los antecedentes ya recolectados, el banco demuestra falencias en los controles, por lo que podría justificar una intervención del Banco Central e incluso la clausura de la institución. Es más, las fuentes indicaron que el anuncio de retiro por parte del RBC seguramente procura impedir que se llegue a tal extremo.

La nota de El País agrega que “los voceros recordaron que el RBC es la institución financiera que recibió la mayor multa aplicada por el Banco Central desde que rigen las normas antilavado”: esta se dispuso mediante una resolución del 17 de diciembre de 2008 “por las omisiones constatadas en el sistema integral para prevenirse del Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, especialmente en lo que tiene que ver con la diligencia debida con respecto a sus clientes y el reporte de operaciones sospechosas": La multa fue de 1.222.213 pesos y, según las fuentes consultadas, se debió a que el banco no verificaba el origen de los fondos que manejaba.

Se agregó que este antecedente unido a su implicación en una investigación en Argentina y pruebas ya encontradas en sus equipos informáticos vinculadas a incumplimientos de normativas, derivarían en su clausura, una suerte que también corrió la financiera Alhec, allanada el mismo día y por la misma causa, en las oficinas del World Trade Center.

Por otro lado, según consignó el diario La República este fin de semana, el año pasado reguladores de Estados Unidos anunciaron cargos contra el Royal Bank of Canada en Nueva York, acusando a la institución de “lavar” cientos de millones de dólares a través de operaciones fraudulentas de comercio.

La Comisión Estadounidense de Comercio de Commodities a Futuro (US Commodity Futures Trading Commission, CFTC en inglés) dijo que había presentado una denuncia ante el tribunal federal del distrito de Nueva York acusando al RBC de “llevar a cabo un esquema de lavado de varios cientos de millones de dólares en relación con contratos de negocios en acciones de la bolsa de futuro.”

El banco canadiense y compañía de servicios financieros realiza negocios en Nueva York y el esquema habría funcionado al menos entre junio de 2007 y mayo de 2010 involucrando contratos de stocks a futuro de índices bursátiles (NBI) y acciones individuales a futuro (SSF), según consignó el matutino.

***

Registro

Seleccionar Newsletters:
×