Economía

Moody's: perspectiva positiva a nota de deuda uruguaya

La calificadora de riesgo Moody's asignó "perspectiva positiva" a la calificación de los títulos de deuda del Uruguay, lo que significa un paso hacia la recuperación de la calidad de "investment grade", aunque esto dependerá de la próxima evaluación en la que se analizará como el país enfrenta el impacto de contexto financiero internacional adverso.


Uruguay había logrado la calidad de “grado de inversor” en 1997 luego de la reforma previsional que mejoró el horizonte fiscal. La pérdida de esa categoría y el descenso en la escala de notas de riesgo de deuda se produjo a fines del verano de 2002 en medio de la crisis financiera local.

En la tarde de este jueves, la agencia “Moody's Investors Service” informó la mejora de la evaluación sobre Uruguay y destacó que ello se debe a “un fuerte compromiso gubernamental con la disciplina fiscal que ha dado lugar a déficits moderados y una baja sostenida en los indicadores de deuda”.

Las calificaciones de Moody's para el gobierno de Uruguay son las siguientes:

Calificación del emisor a largo plazo (moneda doméstica y extranjera) de Ba1
Calificación senior unsecured (moneda doméstica y extranjera) de Ba1
Calificación senior unsecured shelf (moneda extranjera) de (P)Ba1

Según la agencia, la perspectiva positiva se basa en los siguientes factores.

-   Una mejora sostenida en el perfil crediticio soberano de Uruguay como resultado de un fuerte compromiso gubernamental con la disciplina fiscal que ha dado lugar a déficits moderados y una baja sostenida en los indicadores de deuda.
-   Una manifiesta disminución de las vulnerabilidades crediticias apoyada por operaciones de gestión de pasivos que han mejorado la estructura de la deuda. Las autoridades han logrado reducir los riesgos de refinanciación al extender los vencimientos promedio, a la par que el porcentaje de deuda denominada en moneda extranjera ha venido cayendo.

Elementos adicionales que llevaron a Moody's a asignar una perspectiva crediticia positiva incluyen: (i) un sostenido crecimiento económico respaldado por factores estructurales que han elevado las perspectivas de crecimiento potencial en el mediano plazo, (ii) un mayor margen de maniobra financiero apoyado por un elevado nivel de activos líquidos del gobierno, (iii) un giro manifiesto hacia una estructura de exportaciones más diversificada, y, finalmente, (iv) clara evidencia de continuidad en las políticas económicas aunado a una mayor previsibilidad de las mismas.

"En conjunto con una creciente capacidad para manejar condiciones económicas y financieras adversas, el perfil crediticio del gobierno ha venido mejorando de forma gradual, pero sostenida, ubicándose cada vez más en línea con el de países que poseen calificaciones más altas", señaló Moody's.

Si bien el perfil crediticio de Uruguay es mucho más robusto ahora que en el pasado, diversas vulnerabilidades crediticias continúan estando presentes, afirmó Moody's.

Dado que en el futuro cercano el entorno externo probablemente va a estar asociado con un prolongado período de bajo crecimiento global y persistente volatilidad en los mercados financieros, durante los próximos 12 a 18 meses Moody's monitoreará el impacto que dichas condiciones puedan tener en Uruguay.

De igual manera, se analizarán las consecuencias crediticias de posible contagio regional, así como las implicaciones de un grado de dolarización que continúa siendo elevado en términos de la deuda del gobierno y de los depósitos bancarios.

Dado que Uruguay –al igual que otros países de América Latina- probablemente enfrentará condiciones poco favorables en los próximos meses, durante este periodo Moody's evaluará el grado de fortaleza crediticia del país para determinar si es consistente con una calificación que se ubique a nivel de grado de inversión.

La perspectiva de los techos país para bonos y para depósitos en moneda extranjera también ha sido modificada de estable a positiva.

Registro

Suscripciones:
×