Eliminatorias

Duele pero no mata

Duele pero no mata

    Uruguay perdió de forma categórica ante Panamá y, si bien queda el dolor de desaprovechar una chance hermosa, la celeste sigue liderando el grupo con el sueño intacto de llegar a China.

    Basquettotal.com

    Duele. Sí. Mucho. Pero en un deporte donde se enfrentan rivales, las chances de ser superados existen, pasan seguido y anoche ocurrió con un Panamá que a partir del segundo cuarto dominó a Uruguay y le terminó ganando muy bien.

    El envión del triunfo ante Argentina significó una alegría hermosa y quizás nos hizo creer que visitar suelo panameño era más facil de lo que internamente sabíamos que nos podía costar. Me refiero al ambiente en general, no a jugadores ni a cuerpo técnico, que quede claro. Ellos lo encararon como lo que era, no salió como lo esperaban, ni más ni menos.

    El dolor es por haber jugado por debajo de las posibilidades, por ser superados por la situación y el rival, por no repetir, ni cerca, el excelente nivel que se vio ante Argentina. Individualmente solo Esteban Batista fue parejo durante toda la noche, colectivamente el equipo no funcionó.

    La bronca, además, radica en no haber aprovechado una chance divina de sumar el cuarto punto, de seguir invictos, y de abrir una brecha casi indescontable con el rival de turno y, mirando al otro grupo de reojo, con México.

    Más allá de lo anteriormente mencionado, el momento celeste sigue siendo positivo, el equipo de Marcelo Signorelli ya sumó tres triunfos en cuatro presentaciones, está primero en el grupo y con las chances de llegar a China intactas.

    Se dejó pasar una chance que duele, pero que no mata. Un tropezón en el paraíso que nos hizo volver a la realidad que la imaginación y la ilusión habían dejado de lado.

    Habrá que corregir y seguir trabajando, por la misma línea. Es una derrota dura pero que está lejos de ser un drama. El camino es largo y está la tranquilidad de que se está transitando de forma correcta. Esperemos que al llegar a la meta, el camino haya sido la recompensa.

    Esteban Batista terminó como goleador del encuentro con 22 puntos, sumado a 18 rebotes, secundado por Bruno Fitipaldo con 16 unidades. En Panamá el goleo fue más repartido, Trevor Gaskins culminó con 19 puntos y 9 rebotes, seguido por Ernesto Oglivie con 17.