¡Qué viva España!

¡Qué viva España!

    Tarde de buenos resultados para los equipos de Madrid por la Champions League. Ambos ganaron los partidos de ida ante Leicester City y Bayern Munich. Otro que logró un valioso triunfo fue Mónaco en Alemania ante Borussia Dortmund.

    Por Andrés Ciancio Bruni - (@ACiancioBruni)

    El Vicente Calderón esperaba repleto por la presentación de Atlético de Madrid ante Leicester City. Favorito el colchonero, que dominó el encuentro. Los primeros 45´fue mucho más que el rival, con posesión de pelota y con llegadas permanente sobre el arco inglés. Hasta que, en una contra, el francés Antoine Griezmann tomó la pelota en su cancha y corrió hasta el área contraria donde fue derribado por Albrighton. Jugada polémica que el juez sanciona como penal. Dudoso. Poco le importó al rubio número “7” que convirtió el gol. El definitivo 1-0 para viajar a Inglaterra a jugar la revancha.

    En suelo alemán, Real Madrid consiguió una gran victoria ante Bayern Munich, en un cotejo parejo donde pasó de todo. En el primer tiempo, Arturo Vidal adelantó al Bayern 1-0, pero el chileno erró un penal, afuera, cuando culminaba la primera parte que pudo ser vital para el locatario. 

    Tras el descanso largo, el conjunto merengue jugó mejor. En el arranque del complemento Cristiano Ronaldo igualó las acciones. 13 minutos después el conjunto alemán que dirige Carlo Ancelotti se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Javi Martínez. 

    El elenco de Zinedine Zidane continuó en búsqueda de lograr los tres puntos y lo consiguió mediante Cristiano Ronaldo nuevamente, cuando transcurrían 31´del segundo tiempo. El portugués no anotaba desde octubre por Champions League y con los dos tantos de ayer llegó a 100 conquistas en competencias europeas. 2-1 ganó el Real Madrid.

    El Signal Iduna Park albergó el Borussia Dortmund- Mónaco, luego de lo sucedido con el micro que llevaba al conjunto alemán, que no tuvo consecuencias fatales. Marc Bartra resultó el único afectado en el Borussia tras el accidente y no estuvo a la orden. 

    El líder del fútbol francés comenzó arriba 2-0 con gol de Mbappé y autogol de Bender. En la segunda mitad achicó distancia el local con gol de Dembelé, pero a falta de 12 minutos para el final Mbappé volvió anotar para colocar el 3-1 parcial y prácticamente sentenciar el partido. Kagawa, con gran jugada individual, le puso suspenso al final con su conquista, pero no le alcanzó. Mónaco ganó 3-2 y se va con una ventaja considerable a jugar la vuelta en Francia, aunque el gol de Kagawa deja una esperenza para los alemanes.