Peñarol - Opinión de Belo

PELIGRO

PELIGRO
Jorge Abrego

Peñarol visitará a Palmeiras por la 3ª fecha del grupo 5 de la Copa Libertadores. El mirasol se enfrenta ante el actual campeón de Brasil en un partido en el que deberá ser muy sólido para traerse algo de san pablo.

Por Oscar Belo - (@OscarBelo)

El equipo dirigido por Leo Ramos debe pararse con mucha firmeza y una idea de juego bien determinada como para hacer un buen papel ante Palmeiras, equipo que hoy es de los mejores de su país.

Si Peñarol sale a la cancha solo a cortar los circuitos del rival o netamente a defenderse, la puede pasar muy mal. Es que el verdao cuenta con muchas individualidades que pueden marcar la diferencia en cualquier momento. Desde el venezolano Alejandro Guerra, pasando por Dudú, hasta llegar a la gran figura que es el colombiano Miguel Borja.

Pero tampoco sería inteligente salir a jugar de igual a igual, por la misma razón. La calidad de los jugadores de Palmeiras les permite hacer estragos cuando los rivales quedan desbalanceados o cuando aparecen espacios en la zona defensiva.

El equipo uruguayo debe salir a partir el equipo. La línea de cuatro del fondo más 3 de los 4 volantes deben estar casi fijos para impedir el progreso colectivo de los brasileños. Esos 3 volantes son Nandez, Novick y Pereira. El resto, con el objetivo bien marcado de ofender al rival: Christian Rodríguez, Junior Arias y Mauricio Affonso. Claro que cuando la situación lo permita será fundamental el desdoble de Nandez, quien hoy es el pilar del equipo carbonero. Además, el aporte que puedan brindar los laterales en sus subidas, que seguramente serán más espaciadas que de costumbre pero que pueden ser determinantes.

Palmeiras habitualmente se para con un sistema de 4-1-4-1. De mitad de cancha hacia adelante todos sus futbolistas tienen muy buen manejo de pelota. En su mayoría, son veloces y desequilibrantes con el balón. Más allá de todo esto, la realidad marca que no ha mostrado una gran superioridad ante los equipos que enfrentó en esta Libertadores. Pero siempre algunos de sus jugadores de renombre lo terminan salvando.

Uno de los puntos débiles del equipo paulista es la defensa en las pelotas quietas, una herramienta con la que Peñarol puede hacer daño.

Es una realidad que el duelo del próximo miércoles representa un riesgo muy alto para el aurinegro, que si pierde no será dramático pero lo obligará a sumar muchos de los 9 puntos que le quedarán por disputar para soñar con la clasificación. También es cierto que sacando 1 punto y, por supuesto, los 3, no solo se acomodará en la tabla de otra manera, sino que además desde lo anímico puede significar un envión muy grande de cara a las 2 competencias que afronta.

En los papeles, Palmeiras es claro favorito a ganar. El rendimiento de Peñarol ha sido muy irregular a lo largo de la temporada. Con algunos picos altos y con muchos picos bajos. Para llevarse algo de Brasil deberá hacer un partido muy inteligente y equilibrado. De lo contrario será difícil que sume.

Registro

Suscripciones:
×