Río 2016

Resuelven el misterio de la piscina que se tiñó de verde

Resuelven el misterio de la piscina que se tiñó de verde
EFE/Archivo

El pasado cinco de agosto una persona derramó 160 litros de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) por error, lo que hizo que el color celeste de la piscina cambiara a una tonalidad verde, informó The Huffington Post.

Dicho producto hizo que la capacidad del cloro no depurara el agua. Actualmente se usa cloro y agua oxigenada para limpiar este tipo de lugares, pero nunca se utilizan al mismo tiempo, como fue en el caso de las dos piscinas del Centro Olímpico María Lenk.

Para solucionarlo drenaron el agua y la rellenaran con casi cuatro millones de litros de agua fresca procedente de la piscina de entrenamiento.

El vocero de Río 2016 Mario Andrada sostuvo que es necesaria una "medida radical" para asegurar la visibilidad de los deportistas que competirán en la natación sincronizada.

"Por supuesto que es embarazoso, porque estamos organizando los Juegos Olímpicos. Debería ser azul claro, transparente. Lo podríamos haber hecho mejor y arreglarlo con más celeridad. Hemos aprendido una dolorosa lección de la manera más dura", expuso el portavoz.

Registro

Suscripciones:
×