Río 2016

El gesto que conmovió al mundo y las puso en la final

El Estadio Olímpico vivió una conmovedora escena el pasado martes en la prueba de atletismo de 5000 metros para mujeres. A partir de ahí el Comité Olímpico anunció que Nikki Hamblin y Abbey D'Agostino, las protagonistas, clasificarán directamente a la final del próximo viernes y competirán por una medalla luego de protagonizar el gesto deportivo más conmovedor de Río 2016.

La neozelandesa Nikki Hamblin sufrió un tropiezo con otra competidora y el incidente provocó la caída de la estadounidense Abbey D'Agostino.

En lugar de seguir corriendo, como indica la lógica, la atleta norteamericana ayudó a que su rival se reincorporara. Sin embargo, metros más adelante fue D'Agostino quien cayó derrumbada por una lesión.

La neozelandesa llegó en último lugar y, tras cruzar la meta, se dio un conmovedor abrazo con la estadounidense, que culminó en la penúltima ubicación.

Registro

Suscripciones:
×