Río 2017

Casi 49 años de diferencia entre la más joven y la más veterana

Gaurika Singh.
Gaurika Singh

Casi 49 años de diferencia hay entre la deportista más joven que participará en los Juegos de Río 2016, la nepalí Gaurika Singh, y la más veterana, la amazona neozelandesa Julie Brougham.

Singh, que competirá en natación, acaba de cumplir 13 años y 253 días, en tanto que Brougham, cuya disciplina es la doma, tiene 62 años y 77 días.

La media de edad de los participantes en estos Juegos es, según el servicio de documentación de la organización, 26 años y 313 días.

Gaurika Singh se presenta en Río después de superar la dura prueba de los terremotos que devastaron su país y el domingo participará en las series de los 100 espalda con 13 años y 255 días.

Singh manifestó su satisfacción por estar en los Juegos, algo que consideró maravilloso pero un tanto irreal para una joven que vive en el Reino Unido y acaba de empezar a competir para su escuela en Hertfordshire.

La nepalí vivía junto a su familia en Londres aprovechando que su padre, Paras, urólogo, encontró trabajo en un hospital londinense. En abril de 2015 viajó a su país con su madre Garima y su hermano pequeño Sauren para participar en los campeonatos nacionales, y fue sorprendida por los terremotos que causaron cerca de 9.000 muertos.

"Fue terrible. Estábamos en la quinta planta de un edificio (en Katmandú) y ocurrió. No podíamos salir, así que nos metimos bajo una mesa durante diez minutos en medio de la habitación hasta que se paró todo y salimos", explicó en Río.

"Afortunadamente era un edificio nuevo y no se derrumbó como otros alrededor", apuntó Singh, declarada embajadora de buena voluntad y que vuelve a su país una vez al año a visitar a la familia.

Es una de las mejores nadadoras de su edad en Gran Bretaña y fue autorizada a competir para Nepal a los 11 años.

La historia de Julie Brougham es muy distinta. Creció en Manawatu en una familia con gran afición ecuestre y desde pequeña comenzó a montar en la granja a Timmy, un pony que compartía con su hermana.

A los siete años ya tenía su propio pony, Flash, y comenzó a participar en competiciones de pequeños. Un amigo le sugirió que participara en una prueba de doma y ganó su clase.

Nacida el 20 de mayo de 1954 en Palmerston North, su progresión fue constante y comenzó a ganar títulos nacionales y por fin en Río alcanzará el sueño de participar en unos Juegos Olímpicos. Será la tercera amazona neozelandesa que competirá en unos Juegos, tras Kallista Field (Sydney 2000) y Louisa Hill (Atenas 2004). EFE

Registro

Suscripciones:
×