Punta del Este

Fórmula E "va a generar al país un beneficio agregado de difusión y promoción que no tiene ningún tipo de antecedentes"

Fórmula E "va a generar al país un beneficio agregado de difusión y promoción que no tiene ningún tipo de antecedentes"
Ecom

El pasado 13 de diciembre Punta del Este recibió por primera vez una etapa del Campeonato Mundial de Fórmula E. Para el alcalde del balneario, Martín Laventure, y la intendenta Maldonado, Susana Hernández, se trató de “un acontecimiento histórico” del que hacen balance “positivo”. En entrevista con En Perspectiva, los jerarcas analizaron las ventajas que un evento de estas características tiene para el país y explicaron los costos que requirió la inversión para que la carrera pudiera llevarse a cabo. De acuerdo a los números manejados por las autoridades, se gastaron “poco menos” de 2 millones de dólares. “Si uno cuantifica lo que cuesta el minuto en televisión en los 88 países a los cuales se trasmitió la carrera en directo, esa cifra da tantos millones de dólares que no tiene ni sentido planteársela” dijo Laventure para quien, “en materia de promoción”, se consiguió “un retorno muy importante, que excede ampliamente lo que podría pagar Uruguay para estar en este nivel de promoción”.

EMILIANO COTELO:

Además de sus preciosos paisajes, resulta que Punta del Este también cuenta con muy buenas condiciones para oficiar como pista de automovilismo.

Eso quedó confirmado el pasado 13 de diciembre, cuando nuestro balneario más destacado recibió por primera vez una etapa del Campeonato Mundial de Fórmula E, en la que compiten vehículos que se parecen a los de Fórmula 1 pero con motores eléctricos: una innovación y, al mismo tiempo, un banco de pruebas para el futuro de los autos.

Por las particularidades de la carrera, por la visibilidad que le dio a Punta del Este dentro de este deporte y en el mundo, por las inversiones que requirió, por la interacción que generó entre el sector público y empresas privadas, y también por algunas críticas o dudas que se plantearon, vale la pena analizar qué le dejó esa fecha al balneario y qué perspectivas abrió para el futuro.

Para eso estamos en diálogo con la intendenta de Maldonado, Susana Hernández, y con el alcalde de Punta del Este, Martín Laventure.

¿Cómo surgió la posibilidad de que una fecha del Campeonato Mundial de Fórmula E se corriera en Punta del Este?

SUSANA HERNÁNDEZ:

La propuesta se inició por la vía de una formulación de la empresa Sportlink S. A., que planteaba un evento regional que se diera en varios meses, noviembre, diciembre y alguna posibilidad en marzo. Se hizo una evaluación, al Municipio de Punta del Este le pareció un evento importantísimo, la Intendencia estuvo coordinando y conversando con el gobierno local, con todas las direcciones generales con competencia en este tema; la Dirección de Turismo, primer abanderado en este proyecto que era un desafío que nos generaba algunos temores desde el punto de vista de la responsabilidad de lo que eso podía tener como consecuencia, la Dirección de Planificación y Ejecución Presupuestal, la Dirección de Hacienda y la Dirección General de Obras.

Pusimos en la balanza la importancia de confeccionar una agenda de eventos regionales e internacionales que permitiera ratificar el posicionamiento de la marca Punta del Este como destino turístico internacional. También vimos que el escenario de los circuitos automovilísticos de carácter internacional integraba un universo de seguidores que tenían un perfil socioeconómico que el país, y particularmente Maldonado, tiene como objetivo, con tres características: un perfil de turista, un perfil de inversor y un perfil de consumidor final del segmento de segunda residencia.

A su vez, vimos que estos eventos relacionados con el automovilismo se trasmiten por diferentes medios de comunicación masivos y exclusivos nacionales e internacionales –medios gráficos, radiales, televisivos–, lo que permitiría también una promoción del Uruguay y del departamento de Maldonado de nivel mundial. Además, la propuesta que nos hacía la empresa al Municipio y a la Intendencia ofrecía la realización de eventos automovilísticos regionales, sumando esta categoría novedosa, la Fórmula 1 Eléctrica, lo que le permitía a la marca Punta del Este ser referencia en ese nivel y asociar el evento al cambio de matriz energética que el país lleva adelante con el uso de energías no contaminantes.

Todos esos fundamentos, que tienen que ver con la inversión realizada, hacían que el proyecto sería bueno, fue toda una apuesta a que sería bueno.

EC - Por lo visto la intendenta tiene todo muy ordenado y fundamentado. La exposición ha sido clara en cuanto al análisis que hizo el gobierno departamental. ¿Cómo fue la participación del Municipio de Punta del Este en este asunto?

MARTÍN LAVENTURE:

El inicio de todo esto estuvo en una actividad promocional en la ciudad de Madrid. Hace unos tres años se conectaron con nosotros los que estaban comenzando a organizar lo que finalmente sería este campeonato de Fórmula 1 Eléctrica y nos trasmitieron la intención de que Punta del Este fuera una de las sedes. Pero quedó como una conversación informal, de esas que se dan a veces en esas actividades promocionales.

Tiempo después recibimos una llamada telefónica del señor Alejandro Agag, el CEO de la fórmula, que quería venir a Punta del Este; ya la conocía, pero quería venir a hacer un recorrido por el lugar y ver las posibilidades, porque estaban definiendo qué ciudades iban a participar en este primer año de competencia.

Vino, lo recibimos. Punta del Este y Maldonado ya tenían experiencia en circuitos callejeros, incluso en el presupuesto quinquenal ya estaba prevista la realización de un circuito callejero para categorías regionales, que era lo que se había hecho hasta el momento. Esto implicaba un desafío importante, sobre todo cuando se nos contó cuáles iban a ser las ciudades participantes, el costo que esto iba a tener para las ciudades que participaran. Pero ya desde el primer momento se enamoraron del lugar, por un montón de cosas, entre otras, lo que finalmente se dio, que iba a ser el circuito más bello desde el punto de vista de la trasmisión televisiva, al costado del mar, con todo el paisaje que eso podía implicar.

Ahí se planteó la posibilidad, que parecía lejana en su momento, de manifestar en una carta la intención de que Punta del Este y Maldonado fueran sede de un evento de estas características. Y con esa carta comenzó el trabajo.

Fueron dos años y medio de mucho trabajo, de mucho compromiso, de ir pasando sucesivas etapas. Estábamos jugando en el primer nivel, entonces las exigencias que venían de organismos internacionales, en este caso de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), para ir certificando las distintas etapas de la construcción del circuito generaban, cada una de ellas, un desafío distinto.

EC - ¿Qué aspectos tuvieron que garantizar la Intendencia o el Municipio de Punta del Este a la FIA para que esta carrera pudiera concretarse?

ML - Hay un protocolo. No eran la Intendencia y el Municipio los que los iban pasando, sino que era la empresa que estaba registrada como organizadora de este tipo de eventos la que presentaba el circuito. La ciudad lo presentaba en lo que hacía a la obra, pero los certificados y el trabajo con quienes venían de afuera los iba realizando la empresa. Había que ir cumpliendo los distintos requisitos, sobre todo en materia de diseño, de la seguridad que la pista debía tener. Ese proceso terminó pocas horas antes de la carrera, cuando se entrega. Oficialmente el circuito callejero de Punta del Este está certificado y apto para realizar cualquier tipo de actividad organizada por la FIA –esa era la intención–, excepto Fórmula 1, que requiere otro tipo de condiciones.

EC - ¿Qué tenía que encarar el Estado uruguayo, qué tenía que hacer la Intendencia, qué tenía que hacer el Municipio como parte de los preparativos?

SH - Lo que habíamos asumido como institución fue la conformación del circuito automovilístico, lo que era toda la trama vial. Y después teníamos que comprar las dovelas, las lingas, todo lo que tenía que ver con el circuito en la parte no solo de construcción de la pista y el mejoramiento de algunos tramos, sino también de la adquisición de materiales.

EC - Pero cuando hablamos del circuito, concretamente ¿había que reasfaltar el trazado, asfaltar algunos sectores que se agregaban? ¿Podemos detallar eso?

SH - Sí. Realizada la conformación del circuito, cómo tenía que estar diseñado, se utilizó buena parte de la rambla que ya estaba, pero en algunas partes se tuvo que hacer recapado. Se hizo una licitación pública (la 10/14) para la adjudicación de la trama vial para esa conformación, con un monto total, con impuestos y leyes sociales, de 20,336 millones de pesos.

EC - Después hablamos del dinero. Ahora la pregunta era qué tipo de obras había que hacer.

SH - En algún lado fue nuevo y en otros lados fue mejoramiento de lo existente.

ML - Si bien hubo algunos cambios en función de las exigencias de un evento de estas características, la construcción de este circuito callejero estaba prevista presupuestalmente desde el inicio de la gestión, porque había habido experiencias anteriores, y era una decisión departamental, compartida entre el Municipio y la Intendencia, la importancia de realizar este tipo de actividades.

EC - Los antecedentes de Punta del Este en cuanto a circuitos callejeros ¿habían sido en este mismo lugar que se usó ahora?

ML - Claro, con muy pocas diferencias. Se mejoró, que era una de las cosas que estaban previstas, más allá de alguna exigencia nueva, se hizo algún cambio en el diseño para evitar molestias que se habían ocasionado en su momento a los vecinos. En el nuevo diseño que estaba previsto antes de que viniera la Fórmula E, ya se había previsto que no se entorpeciera la entrada a los edificios para ninguno de los propietarios. Era una serie de detalles que se estaban teniendo en cuenta en función de las experiencias anteriores.

Esto estaba previsto. La cifra que daba Susana es la cifra que se adjudicó finalmente, en el primer año estaba previsto una cifra de 15,7 millones, que después se fue ajustando porque los tres primeros años no se hizo la licitación, entonces era la misma cifra que se había previsto al inicio del presupuesto. Eso fue lo que costó y lo que se adjudicó para la construcción del circuito.

EC - Por un lado obras con relación al pavimento, y por otro la construcción de los bloques de hormigón para proteger los bordes del trayecto.

ML - El compromiso del Municipio y de la Intendencia era la construcción del circuito y tener –y eso queda, de hecho quedó en propiedad de la Intendencia y del Municipio– los insumos para el armado de la pista. Había un número muy importante de dovelas (bloques de hormigón) en propiedad de la Intendencia que se habían construido en el momento de las experiencias anteriores. Pero a lo largo de los años se les había dado distintos usos; algunas estaban afectadas a la franja costera para la contención de las dunas, otras se habían deteriorado por el paso del tiempo. Y lo mismo que las mallas de seguridad o las lingas, todo lo que tiene que ver con los insumos para el armado.

Entonces esa fue la decisión que se tomó en su momento de cuál iba a ser la inversión del Estado (llámese Intendencia o Municipio) en un gasto compartido. La obra, además de lo que significa desde el punto de vista de la posibilidad de realizar un evento, dejaba mejoras en la trama urbana, y luego los insumos que quedan en propiedad de la Intendencia y del Municipio. Esa fue la decisión que se tomó en su momento, más allá de si se iba a realizar este evento u otro. De hecho vinieron otras propuestas que finalmente no se concretaron; esperemos que a futuro sí.

Y se hizo también una actividad previa importante, que tuvo que ver con todas las categorías del automovilismo nacional. También fue buena cosa para tener un fin de semana con movimiento y para mostrar esta actividad deportiva en nuestro país.

EC - Alude a esa especie de preestreno que tuvo el circuito callejero, pero con competencias locales.

ML - Exactamente. Es bueno destacar que la frutilla de la torta fue el haber podido coronar con un evento internacional de estas características, pero la decisión de construir el circuito y la definición de que este tipo de actividades son una buena cosa para generar un calendario de eventos en baja y media temporada estaban ya desde el inicio.

Es una decisión compartida, es una política de Estado, porque el Municipio pertenece a un partido y la Intendencia a otro, pero esto incluso viene de atrás y estamos todos de acuerdo en que es una buena cosa. Por eso estaba previsto presupuestalmente. En ese momento nadie soñó que hoy íbamos a poder culminar con un evento de las características que tuvo este. Pero era una apuesta que ya se tenía definida, en la medida en que se pudiera realizar durante el desarrollo de la gestión.

***

EC - Aparte de a nuestros dos entrevistados, también me interesa escuchar a Rosario, que está por ahí y ha tenido tiempo de hacer una buena recorrida.

¿Cómo es ese circuito callejero? ¿Qué es lo que se ve hoy, que ya se normalizó toda la situación, incluso ya se desmontó la infraestructura?

ROSARIO CASTELLANOS:

En este momento estoy instalada en la zona frente al parador Los Dedos, tengo frente a mí las Torres Imperiales. En este punto, en el trazado original de la rambla se abre un ramal que conforma una vía paralela que era lo que constituía el circuito.

En primer lugar, debo admitir que estoy totalmente despistada. Y una aclaración: la obra no está completamente desmontada, todavía se están trasladando dovelas. Todavía existe todo un sector de la pista con los dos parámetros protectores de dovelas instalados y otros que se están trasladando para ir cerrando ciertas conexiones entre ramas que no van a estar permitidas. Van a quedar durante la temporada.

Por otro lado, hablo de despiste porque estoy tratando de ver por qué tengo una impresión de que esto, que sin lugar a dudas debe de haberse visto muy bien en televisión, presenta hoy un aspecto tan poco favorecedor. Me da la impresión de que hay mucho más gris, mucha más arena y menos verde. Cuando verde hay en todo el balneario –y vieran lo que es la intensidad por las lluvias–, tengo la impresión de aquí han desaparecido canteros.

Si bien donde estoy parada era un estacionamiento, la separación entre una y otra rama tenía canteros muy verdes que en este momento no están o están poco verdes. Me da la impresión de que ese gris que ha ganado la pavimentación lo ha hecho en detrimento de esos sectores verdes que tanto hacen a la esencia de esta zona tan particular de las primeras paradas de la Brava.

Lo que yo hoy veo acá, cuando está por comenzar formalmente la temporada, es bastante desagradable a la vista.

EC - ¿Qué dice el alcalde de Punta del Este a propósito de la impresión que se lleva Rosario?

ML - Esperemos que Rosario recorra un poco más y vea que también hay mucho verde.

RC - ¡Justamente, mucho verde vi!

ML - Cuando uno toma la decisión de realizar determinados eventos o de quebrar la estacionalidad, más allá del discurso hay que realizar las cosas. Y eso siempre genera inconvenientes y situaciones como esa, que es cierto, se decide algún tipo de modificación que después se puede recuperar, pero que en el momento… Tampoco nos gusta que a 26 de diciembre haya lugares, como hay, que todavía no se hayan podido arreglar para volver a lo original.

Pero lo que uno tiene que hacer cuando tiene la responsabilidad de decidir es evaluar, ver los costos, ver los beneficios y ver si vale la pena. En este caso creo que por lejos vale la pena, y no es únicamente porque lo digamos nosotros. Me voy a tomar la licencia de leer un artículo de la revista Motor Sport:

“Fue un acontecimiento histórico, por primera vez Uruguay fue sede de una competencia de automovilismo deportivo, de un certamen mundial. Pero también por todo lo que se generó en torno a este gran pico. La llegada de una gran cantidad de extranjeros, que arribaron por primera vez a nuestro país convocados por la realización de la competencia, que se fueron con la mejor de las opiniones por lo que vieron, vivieron y conocieron a lo largo del fin de semana. Sin ningún tipo de dudas es un acontecimiento que con toda seguridad le va a generar al país un beneficio agregado de difusión y promoción que no tiene ningún tipo de antecedentes”.

Rosario lo decía, la belleza de las imágenes que se trasmitieron. Creo que eso es lo que hay que rescatar, más allá –comparto con ella– de que ahora tenemos que ver cómo hacemos para recuperar rápidamente la postal y el verde y que todo esté de la mejor manera posible.                       

EC - Pero ¿efectivamente se pierde superficie verde a raíz de estas reformas que hubo que hacer para que el circuito callejero se pudiera utilizar?

ML - No, no, hubo algún corte en algún pequeño tramo de cantero que se va a recuperar o algunas modificaciones que hubo que hacer. Habrá que recuperar eso, no se ha podido plantar, pero eso se recupera rápidamente. Por supuesto que a veces hay algún tipo de costo que hay que pagar.

Hay que poner en la balanza si vale la pena, si se justifica, si todos y cada uno de lo elementos que hay que tener en cuenta cuando se realiza un evento de estas características se cumplen. Y ahí normalmente –me puedo olvidar de alguno– cuando se realiza un evento de estas características uno tiene que evaluar lo siguiente: ¿me va a generar presencia a nivel internacional?, ¿me va a permitir llegar a mercados a los que de ninguna manera puedo llegar en materia de promoción?, ¿me va a traer gente que de otra manera no iba a venir?, ¿me va a generar un gasto extra en lo que tiene que ver con los proveedores y los comerciantes locales?, ¿me va a dar trabajo para la gente del lugar? Si todos y cada uno de esos ítems finalmente tienen una respuesta positiva, después habrá que ver cómo minimizamos algunos de los negativos, que sin duda hay, y este que Rosario mencionaba es uno de ellos.

EC - Usted hablaba de los beneficios. Yo agregaría el contexto: ese movimiento que generó la fecha del Mundial de Automovilismo de Fórmula E implicó adelantar el comienzo de la temporada, algo que siempre se ha buscado.

 

ML - ¡Claro, es otro de los objetivos! El ideal –lo que nos habría gustado– es que estas cosas sean en noviembre. Eso nos da un margen mayor para corregir las cosas.

EC - A eso iba, no fue en noviembre, fue a mediados de diciembre, y eso implica un desafío para las autoridades, porque casi a continuación viene la temporada fuerte y hay que tener capacidad de reacción rápida para acomodar el lugar.

ML - Si hubiéramos podido elegir, creo que todos habríamos estado de acuerdo en que noviembre era el ideal. No pudimos elegir porque este es un calendario internacional. De cualquier manera queda la inquietud, y se la planteamos a los organizadores: para nosotros –o para los que vengan, porque esperemos que esto siga a futuro–, por los motivos que decíamos, siempre es más fácil en el mes noviembre porque tenemos un colchón un poco mayor a los efectos de tener después todo en orden, que es lo que todos queremos.

EC - Intendenta Hernández, ¿qué dice sobre estos aspectos?

SH - Siguiendo la línea de pensamiento del alcalde, con el cual coincidimos, cuando empezamos a hablar dijimos que esto era un desafío que nos había generado muchos temores y mencionamos los fundamentos que nos hicieron tomar la definición de que esto era bueno para el departamento.

Ese balance, en el que obviamente hubo cosas positivas y cosas negativas, pensamos, aun sin haber hecho la evaluación con los privados, que fue positivo y que incluso lo positivo excedió algunos temores.

Tuvimos unos cuantos inconvenientes, aparte del establecido. Recordemos con el alcalde que fue un proceso bastante doloroso la modificación de la “Ofrenda de paz”, una escultura que estaba en el circuito de Punta del Este, ahí hubo dolores, hubo costos adicionales por el traslado. Hubo aspectos negativos, por supuesto, que tienen que ver con las decisiones que el gobernante tiene que tomar desde su responsabilidad.

De cualquier manera, entendemos que a grandes rasgos se logró romper estacionalidad. La fecha de noviembre previa, que fue preparatoria y para probar la pista, fue buena, ahí ya hubo una movida. La Liga de Fomento de Punta del Este como una organización a su vez integrada por representantes de los hoteleros, de los inmobiliarios, de los gastronómicos, miró con muy buenos ojos toda esa iniciativa de la forma que planteaba el alcalde, cómo se fue dando el proceso. Nos pareció muy bueno, trabajamos en forma conjunta con esta asociación civil que a su vez tiene un respaldo de ligas y asociaciones muy importante, que incluso trabajaron con nosotros, hubo una transferencia económica a los efectos de diligenciar más rápidamente algunos de los procesos y ellos también lo han visto con buenos ojos.

Tuvimos cosas negativas aparte de la establecida, porque […] de la pista, que está en etapa de desarmado. También hubo enojos de algunos vecinos que querían ingresar a la playa en forma más directa. En lo personal recibí solo un reclamo de la propietaria de un hotel. Son costos que uno tiene que ir poniendo en una balanza en la que lo positivo tiene que primar. Creo que el objetivo de romper estacionalidad, dentro de otro marco de toma de decisiones, el llamado a muchos empleados en la parte hotelera, gastronómica, también tuvo éxito, esas personas continúan trabajando, eso ya está verificado, todo eso hace que nos animemos.

Y, como decía el alcalde, nuestra pista quedó totalmente aprobada, eso garantiza que vamos a seguir siendo una fecha internacional.

***

EC - En cuanto a las ventajas que mostró Punta del Este a efectos de oficiar como escenario de la carrera de Fórmula E, Alberto Longo, directivo de la Fórmula E, dijo en noviembre al diario El País:

“Es una pista impresionante. Va a ser una de las mejores pistas que vamos a tener en el campeonato. La dificultad que tenemos para encontrar un circuito adentro de una ciudad es grande. Aquí hemos tenido todas las facilidades del mundo. No es un circuito urbano. Es un circuito de carrera adentro de una ciudad”. Y agregaba: “En la mayoría de las ciudades estamos encontrando el problema de que tenemos curvas de noventa grados. Aquí hay curvas mucho más abiertas que nos van a permitir los adelantamientos. Hay cuatro o cinco sitios claros de adelantamiento. Algo importantísimo para esta prueba”.

***

EC - Ser sede de una carrera de estas características implica inversiones importantes. Tengo entendido que la mayor parte de esos gastos corrió por cuenta de la empresa privada Sportlink, la organizadora del evento. Pero ¿cuánto tuvo que invertir la Intendencia y cuánto el Municipio, si es que hubo diferencias entre una y otra institución?

Ustedes ya habían hablado de qué tipo de obras hubo que realizar: reasfaltado del trazado y asfaltado de los nuevos sectores de pista sobre lo que son estacionamientos contra la playa, ensanche de algunos sectores del trazado para que la pista tuviera el ancho requerido por la FIA y la compra de nuevas dovelas, porque en total se utilizaron 2.200 (bloques de hormigón capaces de soportar el impacto de un auto que va a 200 kilómetros por hora).

En estos rubros, ¿cuánto le correspondió a la Intendencia?

SH - Quisiera aclarar primero cómo se maneja el presupuesto departamental de Maldonado. Las políticas de hacienda y de recursos humanos son departamentales, se discuten los presupuestos con los municipios, los municipios tienen un porcentaje del presupuesto y después se trabaja y se articula en forma coordinada. Todo sale de la misma Dirección General de Hacienda, no hacemos separación en este caso entre el Municipio de Punta del Este y la Intendencia.

Teníamos un presupuesto quinquenal para circuito callejero con una disponibilidad para el año 2011 de 15,6 millones de pesos. Por supuesto que lo que se hizo, que no estaba pensado con la magnitud que terminó teniendo, económicamente excedió bastante lo que se había planteado en un primer momento.

La adjudicación para la trama vial, que fue una licitación pública (10/14), la ganó la empresa Transbalco S. A. y fue por un monto de 20.336.704 pesos. Y se gastó el adicional del 20% porque también ahí se excedió un poco cuando fuimos a cumplir con los requisitos establecidos.

Después hubo un gasto de 358.403 dólares, y un gasto de 3.475.148 pesos para la compra de dovelas, lingas, malla.            

EC - ¿De cuánto estamos hablando en total? Porque mencionó cifras en pesos, cifras en dólares…

SH - Hay costos adicionales que no están puestos ni en la trama ni en la compraventa, que era lo que hoy decíamos. Por ejemplo el traslado de “Ofrenda de paz”, que quedaba dentro del circuito. Pensamos que gastamos poco menos de 2 millones de dólares.

También quiero establecer, porque la cifra puede ser muy impactante, que tanto la trama vial como los materiales comprados quedan en propiedad, en eso no se va a volver a gastar. Hay un gasto de armado y desarmado; ahí estábamos hablando de cómo colaboró la Liga de Punta del Este, que trabaja en forma articulada con todos nosotros, porque aparecían algunos gastos absolutamente inviables en los plazos y los tiempos que teníamos para cumplir con todo.

EC - Alcalde, esa cifra que maneja la intendenta, poco menos de 2 millones de dólares, ¿cuánto más alta es que la previsión que había a los efectos del circuito callejero?

ML - Los casi 15,7 millones del primer año se transformaron al momento de la licitación en los 20 millones y algo que mencionaba por los ajustes anuales. O sea que ahí prácticamente hablamos de que lo que estaba previsto para la construcción, alrededor de 900.000 dólares, eso fue lo que finalmente costó la construcción.

Después Susana hacía referencia a todas las otras cosas que fueron surgiendo y que tienen que ver con datos que se tenían pero que había que cuantificar llegado el momento: cuántas dovelas iban a ser necesarias, de qué nivel era el tipo de malla que había que usar a los efectos de las exigencias de los organizadores, la cantidad de lingas si es que faltaban. Cando se fue llegando, se fueron ajustando los números y ahí se llega a la cifra que ella manejaba, un gasto de insumos de unos 600.000-700.000 dólares más.

EC - A mí las cuentas me dan que lo que se excedió respecto a lo que estaba previsto es del orden de los 900.000 dólares, algo por el estilo.

ML - Claro, por eso quería hacer esa salvedad: en realidad eso era lo que estaba previsto desde el primer momento y cuando finalmente la licitación se adjudicó salió en esos números.

El resto no estaba previsto porque no se sabía cuánto era. Si hubiera sido una categoría sin estas exigencias, los gastos habrían sido menores. El costo de la realización del circuito, la obra dura, fue el que estaba previsto desde el inicio. Al ser una categoría con exigencias mayores, eso llevó a los gastos extra; no es que no estuvieran previstos, sino que cuando se elaboró el presupuesto no sabíamos que cuatro años después iba a venir la Fórmula E. Sí teníamos la intención desde el inicio de tener un circuito callejero para la realización de espectáculos automovilísticos.

EC - Y este plus, de unos 900.000 dólares, ¿quién lo pone?

ML - Como decía la intendenta, la caja departamental es una sola. Hay que ver, según el tipo de gasto, qué dirección lo ejecuta o si lo ejecuta un municipio. Eso se fue haciendo buscando las posibilidades, como estaba establecido presupuestalmente, y se distribuyó el gasto entre las direcciones participantes y el Municipio. Pero eso es a los efectos contables, la caja es una sola.

EC - ¿No hubo contribuciones del gobierno nacional para bancar estos gastos?

SH - En un primer momento íbamos a tener un aporte importante de Ancap de 450.000 dólares, que después no se dio en efectivo, pero sí se dio en material para la trama vial, la parte del material. En un primer momento tuvo que ponerlo la Intendencia, y ahora Ancap lo está devolviendo y lo estamos usando en pavimentación de calles urbanas. Todo por un tema de diligencia y de ir resolviendo las cosas para que salieran lo más rápidamente posible.

Al no tener ese ingreso efectivo pero tener carpeta asfáltica, que tiene un costo importantísimo, buscamos otros apoyos. Ahí UTE colaboró con 1.500.000 pesos que depositó en forma directa en la cuenta de la Intendencia. Y con un aporte adicional –que no me dio el tiempo para ver si se había realizado, estas fechas son medio complejas– que hacía UTE al Ministerio de Turismo y Deporte y que este volcaba como ayuda de este presupuesto extra.

EC - ¿Cuánto terminan poniendo entre UTE y el Ministerio de Turismo?

SH - Serían 3 millones de pesos de UTE y no tengo el monto de la carpeta, pero fue menos de 450.000 dólares en material.

EC - ¿Lo de UTE no era 1,5 millones?

SH - Era 1,5 millones de pesos directo a la caja de la Intendencia y 1,5 millones a través del Ministerio de Turismo, que habría depositado al Ministerio de Turismo y después sería transferido a la Intendencia. No te puedo confirmar si ya se efectivizó.

EC - Y en cuanto al movimiento turístico, ¿tienen ya una evaluación? ¿Han podido hacer un balance de lo que generó esta carrera?

ML - Una aclaración, reafirmando lo que decía la intendenta: los números que ella manejaba no es que se sumen; de alguna manera Maldonado recupera lo que tuvo que adelantar porque había que comprar las cosas, y se recupera. O sea que esa cifra que habíamos manejado de gasto total no se incrementa con estos gastos, parte de eso se recupera en insumos para distintos trabajos que realiza la Intendencia o en efectivo directamente.

Las evaluaciones habrá que irlas haciendo a medida que vayan apareciendo los números. Si uno cuantifica lo que cuesta el minuto en televisión en los 88 países a los cuales se trasmitió la carrera en directo, esa cifra da tantos millones de dólares que no tiene ni sentido planteársela. Así que creo que lo que hay que manejar es el concepto, que en materia de promoción hay un retorno muy importante, que excede ampliamente lo que podrían pagar no Punta del Este o Maldonado, sino lo que podría pagar Uruguay para estar en este nivel de promoción.

EC - Pero la pregunta apuntaba, aparte de eso, aparte de la promoción, a lo que ha ocurrido en materia de ocupación hotelera, de movimiento de los restaurantes, en el comercio, etcétera.

ML - Ahí hay datos más fácilmente corroborables que tienen que ver con lo que gastó directamente la organización, que está preparando una rendición de cuentas en cuanto a lo que ellos directamente contrataron para las escuderías, en materia de camas hoteleras. En un primer estimado había más de 1.500 noches…

SH - … y 4.000 comidas.

ML - Eso sí es cuantificable, porque eso es lo que gastó la organización. Después lo que gastó la gente que vino o cuánta gente vino exclusivamente para la carrera o si de repente había gente que estaba el fin de semana acá –por eso decimos que en noviembre capaz que eso es más fácilmente verificable porque hay menos gente, acá ya hay gente que viene simplemente a comenzar su temporada–, se notó un incremento importante respecto al movimiento habitual en esta época.

EC - ¿Ya está confirmado que en diciembre del año que viene se realiza otra fecha del Campeonato Mundial de Fórmula E?

ML - Lo que está confirmado es el interés de los organizadores, porque estuvo desde el primer momento. Ellos querían ya firmar por tres años. Les explicamos que por razones de cambio de gobierno era difícil hacerlo, pero que había un consenso muy importante a nivel político y social en cuanto al interés en continuar. Creo que después del éxito que tuvo las autoridades correspondientes se sentarán a conversar con los organizadores. La voluntad de ellos es continuar.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

 

Registro

Suscripciones:
×