INFORME EN LA MAÑANA

Las excavaciones en busca de restos de desaparecidos en el Remanso de Neptunia

Las excavaciones en busca de restos de desaparecidos en el Remanso de Neptunia
Foto: Enzo Adinolfi

    La antropóloga Alicia Lusiardo contó que se analiza el terreno en base a una denuncia de un vecino de la zona que vio "movimientos extraños" y militares que "enterraban cosas" durante la dictadura.

    Comenzaron este lunes las excavaciones en busca de restos de detenidos desaparecidos durante la dictadura en un predio privado del balneario canario, El Remanso de Neptunia, a 20 metros del Arroyo Pando y a 200 metros del peaje Pando.

    La Fiscalía de Derechos Humanos hace años que posee información sobre este terreno, pero las excavaciones pudieron concretarse recién ahora. Según se presume, en este lugar podría haber existido un centro clandestino de enterramiento de restos humanos durante la pasada dictadura.

    Luego de realizar un cruzamiento del caso, se comenzaron con las tareas de excavación con el objetivo de "despejar dudas", señaló a La Mañana de El Espectador el fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe.

    En principio, las excavaciones durarán toda esta semana y serán comandadas por un equipo técnico de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia. El propietario del terreno pensaba edificar en el lugar, pero fue pospuesto por recursos judiciales que fueron presentados por la Fiscalía.

    Perciballe contó que el dueño del predio tuvo muy buena predisposición a que se examine el terreno.

    La magíster en Antropología Forense y actualmente referente del Grupo de Investigación en Antropología Forense (GIAF) ante el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia -creado por el Poder Ejecutivo-, Alicia Lusiardo, dijo que se comenzó a trabajar en esta zona a raíz de una denuncia hecha por un vecino (ahora fallecido) que vio “movimientos extraños y cosas que se enterraban” en el predio por militares.

    Según un informe de la Fiscalía de Derechos Humanos, destaca que si bien no se registraron rasgos dignos de mención, resulta relevante señalar que el lugar está muy próximo a la casa del represor José Sande Lima. 

    Sande Lima es un expolicía del grupo de coraceros que en 2006 fue procesado y en 2009 condenado por el homicidio de 28 personas en 1976 en el marco del Plan Cóndor.

    Escuche el informe completo de Enzo Adinolfi: