Igor Yebra acepta dirigir el Ballet Nacional del Sodre

Igor Yebra acepta dirigir el Ballet Nacional del Sodre

    El bailarín español Igor Yebra aceptó hacerse cargo de la dirección artística del Ballet Nacional Sodre a propuesta de su hasta ahora director, el argentino Julio Bocca.

    Yebra (Bilbao, 1974) recibió la propuesta a mediados del pasado septiembre y, tras negociar diversos aspectos de su relación con dicha compañía, ha accedido finalmente hacerse cargo de su dirección, a finales del próximo enero.

    El que ha sido bailarín estrella del Ballet de la Ópera de Burdeos entre 2006 y 2016 ha manifestado sentirse "emocionado y honrado por la confianza depositada" en él por la ministra de Cultura y el Consejo Directivo del Sodre.

    Yebra ha hecho extensivo su agradecimiento a Julio Bocca, "por la firme apuesta" por su candidatura, según unas declaraciones difundidas por la agencia de comunicación del bailarín.

    A propuesta de Bocca, que ha sido director de la compañía entre 2010 y 2017, Igor Yebra fue invitado a presentar su proyecto para hacerse cargo de la dirección de esta agrupación de danza.

    La relación de Igor Yebra y el Ballet Nacional Sodre se remonta a 2012, cuando fue invitado a protagonizar el espectáculo "La viuda alegre".

    El bailarín se incorporará a la dirección artística del Ballet Nacional Sodre en Montevideo el 28 de enero de 2018, tras participar, a partir del próximo 14 de diciembre en Madrid, en la obra teatral "Esto no es la Casa de Bernarda Alba", de Carlota Ferrer.

    Yebra se formó en la escuela de Víctor Ullate, en Madrid, en cuya compañía debutó como profesional en 1988 y posteriormente emprendió su carrera en solitario en el Australian Ballet (1997-1999).

    Entre sus hitos profesionales, se encuentra su papel protagonista en "Iván el Terrible", en el Palacio de Congresos del Kremlin en 2004, convirtiéndose en el primer bailarín no ruso que interpretó dicho papel.

    Fundó su propia escuela de danza en Bilbao (norte) en 2006 y actualmente, compatibiliza las facetas de bailarín, coreógrafo y maestro, con su carrera internacional como estrella "freelance". EFE