La Tertulia en La Mañana

Franzini: "Este gobierno nos quiere quitar las libertades"

José Pablo Franzini. Foto: Enzo Adinolfi/ El Espectador
José Pablo Franzini Foto: Enzo Adinolfi/ El Espectador

La Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) comenzó a fiscalizar, el pasado miércoles, que las radios cumplan con la disposición establecida en la denominada "Ley de Medios", que establece la obligatoriedad de emitir un mínimo del 30% de música nacional al día.

Para hablar sobre las polémicas que esta regulación trajo, estuvieron en La Tertulia de este jueves en La Mañana de El Espectador, el secretario de la Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (Andebu), Gabriel Silva, la directora ejecutiva de la consultora 'Cifra', Mariana Pomiés, y el dirigente del Partido Colorado, José Pablo Franzini.

Silva expresó que "el problema que hay en Uruguay es que la gente piensa poco, incluso al momento de legislar. Acá tenemos en principio algo que tiene olor muy feo. La propia ley de medios es como un código especial, particular de algo, que es un incentivo histórico. El Uruguay se agrega, desgraciadamente, a otras iniciativas que ocurrieron en América Latina, a un tema que hace a uno de los bienes fundamentales a la inteligencia con la que se ha dado el hombre, tratando de sobrevivir en sociedad, donde la libertad de expresión es fundamental".

También se preguntó "qué le molesta al Estado que las radios sigan haciendo lo que han hecho durante 85, 90 años. Son los que han generado cultura. ¿Por qué el afán de reconstruir lo que está sabiamente construido por el libre juego de la gente trabajando en pos de una idea. (…) El Estado está desconociendo el momento en el que estamos".

"Es una ley del 'más o menos'. Contiene mecanismos muy generales, de algo que no es muy consistente, propuesto por alguien, no demasiado consisten en su identificación. Esta reglamentación corrige otra que era mucho peor", enfatizó el tertuliano.

Pomiés sostuvo que esta ley atenta contra la "libertad de elección de las radios para elegir su programación", y que empeora porque rige para el área privada.

"Es como la ley de cuotas, no está buena pero ¿cómo haces para ayudar a aquellos que no acceden, para que puedan llegar? Hoy, la gente puede elegir la música que escucha, porque no solo está en las radios, sino también en internet. No es cierto que los oyentes estemos limitados a escuchar lo que hay. Los jóvenes hoy escuchan toda su música a través de internet", añadió la tertuliana.

Por otro lado, Franzini se mostró muy indignado con la regulación y fue sumamente crítico con la misma. Sostuvo que "la intención que se dice, que no creo que sea la que se tiene, de que esto beneficiaría al artista nacional es una falta de realidad absoluta. No tienen la más mínima idea. El grado de improvisación me asusta. No creo en las casualidades. De acá a doce años, todos somos menos libres en todos los ámbitos. Nos pueden investigar a todos, los gastos con las tarjetas de crédito, hay una bancarización obligatorio, la instalación de chips. Todo es obligatorio, y todo es una base de datos. Este gobierno nos quiere quitar las libertades, y nos las va quitando".

"No creo que el colectivo de música nacional se vea beneficiado. Los autores nacionales que han triunfado lo hacen porque trascienden fronteras. Desde acá no triunfa nadie, ni Gardel", añadió el tertuliano.

Escuche La Tertulia aquí:

Registro

Suscripciones:
×