Homenaje

Augusto Roa Bastos: supremo centenario

Augusto Roa Bastos: supremo centenario
efe

El mundo se suma a las celebraciones por los 100 años del nacimiento del escritor paraguayo. La Biblioteca del Instituto Cervantes de München, que lleva su nombre, fue bautizada simbólicamente por la hija del autor.

"Él dio su voz a gente que aún hoy no tiene voz y por eso es que su literatura es tan vigente”, destaca Mirta Roa. En conversación con DW, la hija del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos (1917-2005) y directora de la Fundación que lleva su nombre, recuerda al hombre y al autor. El novelista es considerado el más importante escritor de Paraguay y, junto con Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, uno de los representantes del boom de la literatura latinoamericana del siglo XX.

Con motivo del centenario de su nacimiento, se realizan homenajes no sólo en los países de habla hispana. Durante este año ha habido diversos encuentros y ceremonias recordatorias en honor al autor de "Hijo de hombre” y "Yo el supremo” en la sede de la UNESCO, en Francia, Japón, Marruecos y Serbia, entre otros.

En la ciudad alemana de München, se realizó una significativa ceremonia. Como ocurre en las diferentes sedes del Instituto Cervantes, la biblioteca lleva el nombre de un ganador de este premio, máximo galardón de las letras hispanas. En este caso, debe su nombre precisamente a Augusto Roa Bastos, quien recibiera este galardón en 1989. En forma simbólica, su hija Mirta Roa bautizó la biblioteca.

"Este autor forma parte del así llamado boom de la literatura latinoamericana de los años 70 y 80, que también despertó mucho interés en Alemania. Roa Bastos fue uno de los principales representantes de esta literatura, que fue un descubrimiento para Europa y se tradujo al alemán en dos grandes editoriales, Hansen y Suhrkamp, que dieron a conocer su obra”, indica Ferrán Ferrando, director del Instituto Cervantes de München.

"El centenario es para nosotros un motivo para volver a despertar el interés y dar a conocer de nuevo a este autor, uno de los más interesantes de habla española de la literatuta de fines del siglo XX”, agrega Ferrando.

En el encuentro literario en homenaje a Roa Bastos, Jürgen Dormagen, de Suhrkamp, y editor del autor paraguayo en Alemania y su hija Mirta abordaron aspectos de la vida y obra del autor. "Una de sus características más importantes es la coherencia de vida y pensamiento –dice su hija-. Sin haberse afiliado a ningún partido político, en su obra se trasunta su inclinación.Lamentablemente, la explotación del obrero y del más humilde en Paraguay y en nuestros países latinoamericanos continúa y por eso es que su literatura tampoco ha perdido actualidad”.

En su obra Roa Bastos supo supo retratar la ralidad de su pueblo desde cerca, no como un espectador, sino captando desde dentro la idiosincracia del hombre campesino y del trabajador. También en su carácter único de nación bilingüe. "El guaraní realmente es la idiosincracia y la forma de ser del Paraguay. Y eso se ve en la obra de Roa. Aun cuando está escrita en castellano, el guaraní está ahí, subyacente. Eso es lo que le da la fuerza a su literatura”, afirma su hija Mirta.

Una de sus novelas principales fue "Yo el supremo”, reconocida como una de las obras cumbre de la literatura latinoamericana. En ella, el escritor aborda la figura del llamado dictador perpetuo de Paraguay, José Gaspar Rodríguez de Francia.

En vida fue distinguido con numerosos reconocimientos y premios. Para su hija, los más importantes son los de Derechos Humanos, recibidos en Francia y en España. "Él nos enseñó de una forma y vivió de esa forma. Siempre mantuvo una coherencia entre la forma de pensar y de obrar”, afirma. La Fundación Augusto Roa Bastos, que busca mantener vivo su legado, ha editado obras póstumas que confirman esa misma línea, como la compilación de entrevistas dadas por el autor desde los años 70 hasta su muerte.

Registro

Suscripciones:
×