OIR CON LOS OJOS

Conversaciones con libreros. Linardi y Risso.

Conversaciones con libreros. Linardi y Risso.

Segunda entrega de una serie de conversaciones sobre libros, libreros y librerías en Oír con los ojos. Los invitados fueron esta vez Andrés Linardi y Álvaro Risso.

Primera parte

Segunda parte

Para los dos era la librería de su padre. La visitaban todo el tiempo, se quedaban a ayudar y casi sin darse cuenta, así, viviendo y creciendo entre libros, se fueron enamorando de la actividad. “No existen libreros por obligación”, dice Álvaro Risso; “al librero lo guía la pasión”. En ese mundo sin duda fascinante, de catálogos y de bibliotecas que son formas del infinito, de contactos de trabajo y de amistad que siempre supieron valorar y de los nunca dejaron de aprender, de visitantes ilustres y de permanentes desafíos profesionales, se hicieron como libreros. Hoy dirigen y atienden Linardi y Risso como lo hicieron sus padres, los fundadores, desde 1944.

Librería Linardi y Risso, desde los años ochenta ubicada a metros de Plaza Matriz en Juan Carlos Gómez y Rincón, guarda toda la expresión de lo clásico. No sólo para Montevideo y para Uruguay; por sus catálogos, por su acervo de libros antiguos, raros, de primeras ediciones, de obras autografiadas y dedicadas por sus autores, de documentos y manuscritos y mapas, es una de las librerías más respetadas, admiradas y solicitadas en toda Latinoamérica y más allá también.   

“Nuestra librería estaba globalizada antes de la globalización”, dice Linardi. “Cuando llegó internet, cambiamos de herramienta, pero no de paradigma”, complementa Risso. Sus comunicaciones con bibliotecas, universidades y coleccionistas de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa son permanentes. Luego, siendo como son especialistas en libros antiguos y raros, en tiempos de hiper-producción editorial, libros electrónicos y el coleccionismo en vías de extinción a nivel local, no proponen sin embargo una librería anacrónica o desatenta a la actualidad del mercado. Observan todos los fenómenos de la industria del libro, viajan, estudian, saben adaptarse, actualizarse, mantener muy vivos los intercambios con colegas, escritores, editores y clientes y consideran a Linardi y Risso una librería perfectamente integrada.

El diálogo pasó de libreros y librerías, de la historia de Linardi y Risso y de su vigencia a sus bibliotecas personales y a sus lecturas preferidas. El cierre fue para una pregunta habitual en Oír con los ojos, de especial relevancia en esta oportunidad, dado el carácter de especialistas de los invitados: la pregunta que interroga por el libro uruguayo

Las más vistas

Registro

Suscripciones:
×